Condenados al Olvido - Tenchu Z

Tenchu Z, exclusivo de Xbox 360, junto con el horrible Tenchu Shadow Assassins de Wii y algún que otro juego menor, fueron las únicas apariciones de esta longeva serie de ninjas, basada en el sigilo y en los asesinatos silenciosos, durante la generación que se nos acaba de ir.

Condenados tenchu z

Como decía, estamos ante una franquicia con un gran recorrido a sus espaldas. A finales de los años 90, en pleno auge de la primera PlayStation, las aventuras de acción en 3D causaban furor entre un público acostumbrado hasta entonces a los juegos bidimensionales propios de la generación de 16 bits. Entre juegazos como el primer Tomb Raider, Metal Gear Solid, Soul Reaver, Medievil… apareció Tenchu: Stealth Assassins, un título muy modesto técnicamente pero que introducía un planteamiento muy original: en el Japón del siglo XVI, controlábamos a un letal ninja del clan Azuma (podíamos escoger entre Rikimaru o la kunoichi Ayame) para cumplir varias misiones de asesinato y castigo para el noble Lord Gohda. Siguiendo el camino del ninja, la jugabilidad no se basaba en el enfrentamiento directo, sino en moverse entre las sombras para acabar con los enemigos sigilosamente. En lugar de la acción, aquí se primaban otros valores, como saber permanecer oculto esperando el mejor momento para pillar desprevenidos a los vigilantes o diseñar la mejor ruta y estrategia para llegar sin ser visto hasta el punto de mapeado en que se encontraba el objetivo de la misión. Además de nuestras silenciosas y letales habilidades shinobi, contábamos con la ayuda de montones de utensilios ninja tanto de ataque como de distracción: los clásicos shurikens, ganchos, cerbatanas, bolas de arroz envenenadas…

tenchu_z_2

A pesar de esta mecánica tan poco convencional y de su pobre apartado técnico, el título consiguió crear una pequeña-gran comunidad de acérrimos aficionados que posibilitó que apareciera una segunda parte (que en realidad era una precuela) y, ya en PlayStation 2 y Xbox, una tercera entrega numerada y un spin-off llamado Tenchu Fatal Shadows -exclusivo éste para la consola de Sony- hasta llegar hasta Tenchu Z en 2007 para Xbox 360 (también se lanzaron títulos de inferior categoría para PSP y Nintendo DS).

Durante todas estas entregas, y a pesar de los saltos de plataforma, el sistema jugable explicado anteriormente se mantuvo prácticamente inalterado, dando ya importantes síntomas de agotamiento con el mencionado Fatal Shadows. Y he aquí uno de los principales puntos criticables de Tenchu Z. En lugar de aprovechar las mayores posibilidades que ofrecía el cambio generacional para dar un necesario soplo de aire fresco a la franquicia, From Software apostó por el recurso al “más de lo mismo” incorporando muy pocas innovaciones. No obstante, a los fanáticos de la saga no les molestará lo más mínimo este férreo continuismo, mucho mejor desde luego que la casualización absoluta de la mecánica de juego que nos endosaron con el posterior Tenchu Shadow Assassins para Wii y PSP.

A parte de algunos nuevos stealh kills (así es como se llama a los movimientos de ejecución) y alguna que otra nueva habilidad, la única novedad real que encontrábamos en ‘Z’ respecto a los anteriores Tenchu era la inclusión de un modo online cooperativo para 4 jugadores. Realizar la misiones acompañado resultaba bastante divertido si encontrabas los compañeros adecuados, pero si no… la partida se convertía en un caos absoluto. Además adolecía de bastantes problemas de lag. En cualquier caso, ya había poca gente incluso cuando el juego era novedad con lo que supongo que ahora será un auténtico milagro encontrar a alguien.

tenchu_z_1

Lamentablemente, la mediocridad técnica (gráficamente parece un juego de PS2 con filtros HD) y la absoluta falta de evolución en la jugabilidad no son los únicos puntos discutibles de Tenchu Z (aunque lo segundo, como decimos, más bien puede ser una virtud dependiendo del jugador). Los anteriores Tenchu siempre habían presentado un argumento más o menos trabajado. En Tenchu Z, en cambio, el argumento brilla prácticamente por su ausencia; quedando la historia reducida a cumplir misiones individuales vagamente conectadas entre sí por el nexo de una inminente guerra entre los señores feudales de Gohda y Ogawara. Misiones además que resultan tremendamente repetitivas, ya que aunque su número es muy elevado (en total son 50) en realidad se reducen a repetir hasta la saciedad unos pocos tipos distintos (asesinar a un objetivo, recolección de objetos, seguir a alguien sin ser detectado, eliminar todos los enemigos de una zona y poco más) en un número de mapas igual de escaso.

Tampoco me parece acertada la decisión de From Software a la hora de elegir al personaje principal del juego. En lugar de recurrir a los clásicos Rikimaru -que sólo aparece para asignarnos las misiones- y Ayame, el protagonismo recae esta vez en un ninja anónimo y desconocido que diseñaremos al inicio de la partida en un limitado editor. A lo largo de las misiones podremos comprar bastantes objetos para personalizar a nuestro “alter ego”, así que supongo que la idea era que nos sintiéramos identificados con un personaje hecho totalmente a nuestro gusto. Sin embargo, al final acaba resultando una solución muy impersonal y alejada del gran carisma de la pareja de protagonistas “de siempre”.

tenchu_z_3

En definitiva, Tenchu Z es un juego del que pueden hacerse dos lecturas bien distintas en función de quien lo juegue. Si, como yo, eres un hardcore confeso de la saga, Tenchu Z sería como ese guiso de tu madre que tanto te gustaba y del que te pegas un atracón después de años sin probarlo. ¿Qué más da que carezca de argumento y que apenas evolucione técnicamente con respecto a los títulos de PlayStation 2? La filosofía Tenchu de estudiar la situación, moverse con cautela en la sombra y aguantar con paciencia el mejor momento para ejecutar a un enemigo permanece intacta, con lo que sus 50 misiones, aunque se repitan más que un disco rayado, te sabrán a gloria; sobre todo teniendo en cuenta que, quitando Shinobido 2,  no existe prácticamente ninguna alternativa parecida en toda la generación.

En cambio, si nunca antes habías jugado a un Tenchu y tus gustos como jugador se han forjado principalmente siguiendo las modas impuestas en los últimos años, Tenchu Z te parecerá un título técnicamente muy pobre, aburrido a más no poder y con una jugabilidad completamente anacrónica.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=GDVlnErljIM[/youtube]