Crítica de The Flash 4x02, bordeando el ridículo absoluto

Flojísimo capítulo el de esta semana de The Flash. El intento desesperado de volver al tono inicial ha dejado a un Barry Allen rozando el ridículo histórico.

El segundo capítulo de The Flash en esta cuarta temporada ha confirmado las peores sensaciones del episodio inicial. Los guionistas han querido recuperar el tono ligero de la primera temporada pero les ha salido un capítulo que se mueve muy cerca del ridículo. Os lo contamos en la crítica de The Flash 4×02.

Barry Allen regresó en el capítulo anterior de forma atropellada de la Fuerza de la Velocidad. Rompió en pedazos todo lo ocurrido en la tercera temporada, aunque al menos nos presentó a un nuevo villano y un pequeño misterio no desarrollado en el comportamiento del protagonista.

En este segundo capítulo no tiene apenas continuación. Afecta a la pareja formada por Barry y Iris en cierta medida, pero por el momento no le han prestado ninguna importancia. De hecho, no hay ninguna consecuencia palpable de que Flash haya pasado seis meses encerrado.

Crítica de The Flash 4x02

Crítica de The Flash 4×02, una luminosidad que hace daño a la vista

Como mucho, eso sí, Barry tiene un halo de optimismo gigante. Las penas se han olvidado por completo y ahora se permite incluso a emular con energía el baile de Tom Cruise en Risky Business. La luminosidad ha vuelta a la serie, pero ahora se corre el peligro de llevarla a lo absurdo. A una zona donde el ridículo hace acto de presencia en una mayor dosis que la comedia simpática.

Todo tiene solución obviamente. Solo han transcurrido dos episodios de esta cuarta temporada. Simplemente no nos parece nada correcto el camino emprendido, pero todavía puede enderezarse. Aunque el mayor problema se encuentra en la cantidad de capítulos necesarios y la necesidad de rellenarlos con capítulos olvidables como este cuarto.

Las temporadas de este tipo de series deberían bajar el número de capítulos y centrarse en una historia relajada. Es complicado que eso ocurra, pero para su propia salud sería lo ideal. 23 o 24 capítulos por temporada consiguen provocar sopor en el espectador, sobre todo cuando toca el episodio malo. Porque este no ha quien lo salve.

Hay alguna escena graciosa. Cuando la pareja protagonista hablan de sus diferencias, pero pronto intentan darle un toque más dramático y no funciona. Hay material para ascender de nuevo. Habrá que ver si los guionistas saben pulirlo con historias interesantes. Al menos hasta la llegada de los capítulos clave de la temporada.

Crítica de The Flash 4x02

Crítica de The Flash 4×02, conclusiones

Del villano del capítulo te olvidarás en cuanto aparezcan los créditos. No tiene ninguna fuerza y su historia parece extraída más de los momentos más rancios de Smallville que de la serie del Velocista Escarlata.

En resumen, la crítica de The Flash 4×02 no puede ser positiva. Hemos intentado rascar en profundidad el episodio, y aunque se han encontrado partes que nos han hecho dudar, al final todo es descartable. Hemos encontrado altamente irritable que en la serie coincidan en la actualidad dos Flash y uno de ellos, Wally, sea un secundario más y no disponga de más protagonismo. O le haces desaparecer, no necesariamente matándole, o le das más importancia.