Crítica de The Reflection 1x02

The Reflection 1×02 se limita a solventar algunos de los problemas que dejó el pasado episodio. Ambos se complementan para hacer una introducción superflua y falta de ritmo y chispa.

Lo primero que he hecho al terminar The Reflection 1×02 es ver cuántos episodios más hay planeados. Aunque tiene mejor ritmo que el capítulo de la semana pasada (cosa bastante sencilla) no me podía creer que una serie de no muchos episodios sea tan soberanamente lenta. Pero no hay un número establecido aún, por lo que deduzco que es una serie larga. Algo que tiene bastante más sentido.the reflection 1x02

El primer episodio sirvió solo para causar confusión. No explicaba nada más allá de un repaso de la sinopsis en 3 minutos esperpénticos. En consecuencia, el 80 % de estos 25 nuevos minutos se dedica a remendar todo lo que había hecho mal el anterior. Casi se podría decir que juntos forman el primer episodio.

Sin embargo no arregla del todo bien los fallos. Explica y muestra hasta tres veces y de una manera completamente descontextualizada la sinopsis de la serie. Otra vez. Además, durante buena parte del capítulo se reciclan escenas para poder verlas desde otro punto de vista. Sin nada nuevo más que una voz en off.

 

De esta cutrez se pasa a otra todavía mayor: exposición. Otra vez. Durante unos minutos los personajes explican su historia sin venir a cuento porque de alguna manera tenemos que conocer a esta gente y para qué vamos a comernos la cabeza para hacerlo bien cuando podemos “solucionarlo” en 6 líneas de diálogo mal puestas.

Primeros detalles

A pesar de esto, de la lentitud y de la mala animación presentes de nuevo, por fin podemos ver algunos detalles medianamente interesantes. Aunque aún, y tiene narices, no tenemos ni idea de hacia dónde va esto.

Se exponen temas como el olvido, el dolor, el pasado y la necesidad de reconocimiento. Hace uso del multiperspectivismo para empezar a acercarse a cada uno de ellos a través de los diferentes personajes. Como Ian, el pseudo Iron-Man que quiere buscar éxito. O la que parece ser la protagonista principal que busca huir de un triste pasado y una explicación de sus poderes.

stan lee the reflection

“Para qué hacer un cameo si puedo ser el (hipotético) villano”

Vamos, que esto es tan genérico como un anime prototipo regulero pero con estética de cómic occidental y tomándose demasiado en serio sin venir a cuento. Que se vean bien grandes las 200 banderas de Estados Unidos. Para qué ser sutiles.

También se han dejado ver los que parecen ser los malos. Y, por si el nivel de americanismo estaba muy bajo, los dirige Stan Lee. No contento con hacer un cameo ahora será un personaje principal.

En resumidas cuentas, este episodio podría unirse con el primero y formarían una superflua introducción. Lenta, falta de chispa, confusa y que salvo algunos destellos (mal llevados) de los personajes aún no se sabe qué tiene que ofrecer.