Destiny: El Rey de los Poseídos - Análisis PlayStation 4

Destiny: El Rey de los poseídos es la primera (y deseada) gran expansión de este mundo espacial creado por los padres de Halo, Bungie. En ella nos enfrentaremos a Oryx, padre de Crota, al que ya le dimos su merecido en el DLCLa Profunda Oscuridad”, pero no solo este épico combate será lo que nos espere en este gran acontecimiento para los Guardianes. Nos encontramos ante una expansión con todas las letras, con tal cantidad de nuevo contenido que los usuarios que en su día lo abandonaron (y con razón) volverán como locos a los mandos de su nave para explorar las nuevas localizaciones que tendremos disponibles en el sistema solar. ¿Tienes todo lo que hay que tener para enfrentarte a Oryx, Guardian?

Una expansión muy esperada

Los jugadores de Destiny estamos de celebración. Si has sido uno de los primeros Guardianes que se introdujeron en el Yermo, también has sido testigo del declive que ha sufrido el juego en los últimos meses. Y es que los DLC sacacuartos tampoco es que nos añadieran mucho contenido, y para colmo nada extenso, por lo que llegaba un momento en el que ya no nos quedaba nada que hacer salvo repetir misiones y jugar en PVP. Esta situación obligó a muchos usuarios a abandonar tristemente  el mundo de Destiny, con la esperanza de que en su aniversario, Bungie nos ofreciera esa gran expansión que todos esperábamos.

Y ese momento ha llegado. Destiny: El Rey de los Poseídos no es solo una expansión cualquiera, sino que convierte el Destiny original en un juego MUCHO más completo y atractivo tanto para los nuevos Guardianes como para los veteranos. Tal es la cantidad de nuevas cosas que hacer y recolectar, que tendremos que olvidar por completo algo que antes era muy común, hacernos varios personajes de distintas clases para tener suculentas recompensas y alargar algo más la vida del título.

Como ya en su día analizamos la versión original, en este análisis vamos a centrarnos en los nuevos contenidos.

TTK-1

El sistema solar se amplía

En los anillos de Saturno se aloja El Acorazado, la nave del mismísimo Oryx, dios de La Colmena y uno de los tres Progenitores. Su presencia altera por completo a nuestros enemigos, naciendo así un nuevo antagonista a abatir llamado los Poseídos.  Las primeras misiones que La Vanguardia nos asigna al principio de la expansión nos explicará el origen de los mismos y de paso nos servirá de introducción al nuevo arco argumental del título, que os digo desde ya que está mucho mejor hilado y bien construido que el original, que en algunos momentos se hacía difícil de seguir.

El Acorazado es sin duda lo más atractivo de la expansión. En él encontramos una nueva localización con sus diferentes zonas a explorar, lo que conlleva las pertinentes misiones y la zona de patrulla. Alberga también la nueva Raid “La Caída del Rey“, que desde aquí os quiero decir que paciencia, Guardianes, porque no es nada fácil. En definitiva, será el lugar que más visitemos en estos últimos meses, ya que su cantidad de secretos y objetos para forjas es tal que estaremos patrullando continuamente para ver que nos “dejan caer” los enemigos. Mención especial a los jefes de esta nueva área, chapó por Bungie.

En lo que respecta a nuestro personaje, al que taaantas horas hemos echado encima para convertirlo en una máquina de matar con su equipamiento a tope de nivel, ahora será un paria (literalmente). La cantidad de armas y armaduras nuevas es tal, que cualquier lanza pepinos que tengamos a tope de antes de la expansión se quedará en nada comparado con las nuevas clases de El Rey de los Poseídos, la azul y la verde. El nivel máximo ha sido aumentado a 40, donde a partir del mismo ya tendremos que vérnoslas con los dichosos objetos de luz para poder aumentarlo.

Hablando de objetos de luz, ahora ya no será tan difícil conseguirlos. El sistema “random” que había antes ha sido reequilibrado,  y el Criptarca ganará bastante en este aspecto. Ahora será mas parlanchin, y a los engramas de leyenda ahora se añaden engramas exóticos y engramas sublimes, e incluso nos mandará a hacer sidequest el amigo.

TTK-2

Otra de las novedades más gordas, con permiso de El Acorazado, son las nuevas subclases para nuestros Guardianes. La clase Titán recibe “El Quiebrasoles”, que nos arma con un potente martillo de fuego  con el super,  además de unas granadas incendiarias super útiles. El Cazador tendrá “El Acechatinieblas”, con nuevos poderes de invisibilidad. Y por último, el hechicero disfrutará de la subclase “Invocatormentas”, que nos permitirá atacar con un rayo eléctrico y usar unas granadas nuevas.

El Crisol también se ha beneficiado de esta nueva expansión. Además de los nuevos mapas disponibles, tendremos dos nuevos modos de juego: Grieta y Caos. En Grieta, debemos ser los primeros en recoger un orbe de luz para llevarlo a “la portería” contraría, lo que asegura buenos piques por equipos. Caos, mi favorito, es un festival de la acción pura y dura. Aumentará el número de munición pesada por el escenario, y el respawn será mucho más veloz, lo que ocasionará el caos absoluto que da nombre al modo.

Destiny ha vuelto para quedarse

No se si os ha pasado a vosotros, pero en ocasiones me he visto solo ante el peligro en una discusión sobre la calidad de Destiny. A mi me atrajo desde el principio ya que mantiene viva la esencia que Bungie supo transmitirnos con Halo, que por méritos propios se ha convertido en una de las franquicias mas importantes del mundillo actual de los videojuegos. Es sabido por todos que el juego no atravesaba sus mejores momentos debido a la monotonía que sufres en el momento en que no tienes nada más que hacer, y eso estaba consiguiendo que muchos jugadores habituales abandonaran el Yermo.

Destiny: El Rey de los Poseídos es una expansión con letras doradas. Añade al juego una cantidad de horas de nuevo contenido grotesca, donde en ningún momento habrá lugar para el aburrimiento. Hablamos de contenido nuevo de calidad, y no solo pequeñas misiones para alargar de mala manera la experiencia, con una Raid que disfrutaremos como enanos y una nueva zona enorme que explorar junto con nuestros compañeros de faena.

Que la luz te acompañe, Guardian.

Destiny: El Rey de los Poseídos - Análisis PlayStation 4
Destiny ya era un buen juego, aunque todos sabemos que con el tiempo se descubrió su monotonía, lo que le hizo perder bastante entre el público. Esta expansión no solo lo ha resucitado, ya que tiene tanta calidad que ahora solo queremos más y más nuevo contenido. Bungie, este es el camino correcto.
La cantidad de nuevo contenido es inmensoLos nuevos jefes finales, una pasadaLa historia, mucho más interesante que la original
Realmente Destiny tiene pocas alternativas en el mundillo, a parte de la sago Halo por sus similitudes artísticas
8.9El Rey ha vuelto
Gráficos8.5
Sonido8
Jugabilidad9.5
Modos de juego9.5
Puntuación de los lectores 1 Voto
7.5