Gracias a que Microsoft ha desvelado cómo será el sistema de reputación en Xbox Oneya podemos empezar a cuidar la nuestra para no ganarnos enemigos antes de tiempo. Según comenta la compañía, las primeras veces que nos comportemos mal sólo recibiremos una advertencia (como cuando nos regañaba madre.) Eso sí, si seguimos con el mal comportamiento la cosa ya cambia.

Por ejemplo, en el caso de los juegos online, se nos emparejaría por el rango de reputación, por lo que si no queremos juntarnos con gente que no sea muy de fiar mejor tener nuestra reputación limpia (a no ser que nosotros seamos esa gente.) Además entre otros castigos que tendremos está el de no poder usar Twitch y no emitir partidas.

Las reputaciones podremos verlas en una banda de color al lado de nuestro perfil. Verde es que somos de fiar, amarillo o naranja que debemos cambiar algo y rojo significa que somos de lo peor (así que atentos a lo que hacéis.)

Nade de portase mal niños, que os castigo a todos.

Nada de portase mal niños, que os castigo a todos.

Las sanciones podrían empezar este mismo mes, pero hay que tener en cuenta una cosa, las penalizaciones sólo serán válidas si te acusa otro jugador y los hechos se pueden comprobar. Vamos, que no vale acusar por acusar, si alguien te cae mal no puedes acusarlo porque si, te tiene que caer mal y además hacer mal las cosas. Ahora que ya sabéis cómo funciona, sois vosotros los que decidís que reputación queréis tener, así que empezar a labraros la vuestra culpables.

 

Fuente: IGN

Artículos relacionados

2
Leave a Reply

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
manu_sansanHamburguesa canibal Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Hamburguesa canibal
Guest
Hamburguesa canibal

Por fin se toman medidas serias contras los que se desconectaban cuando algo les iba mal, ya iba siendo hora

manu_sansan
Guest
manu_sansan

Me parece estupendo que se haga y cómo se hace, es decir, no sólo relegando al que no sabe perder a los servidores de Mórdor, si no también impidiéndole participar de otras experiencias online por su comportamiento. Hay que confiar en los avances que se hacen en cuanto a matchmaking, y si alguna vez nos toca jugar contra alguien con muchas más horas echadas que nosotros… ¡pues a echarle cataplines, home!