Disney y Netflix rompen de cara a una nueva plataforma de streaming

El gigante del entretenimiento acaba de dinamitar los cimientos de la televisión a la carta. Disney y Netflix rompen paran convertirse en competencia.

Con una cantidad de contenido tan brutalmente grande como tienen los padres de Mickey Mouse era de esperar que esto acabase ocurriendo. Tarde o temprano. Pero iba a llegar. Disney y Netflix rompen sus acuerdos y pasan de ser aliados a ser competencia.

Así lo ha anunciado la compañía en su informe de resultados del primer cuarto. El motivo es simple. Ellos quieren su propia cadena de contenidos a la carta. Y este será una realidad a partir de algún momento del año 2019.

Como os digo, esto no es de extrañar, culpables. Disney tiene “de to” o casi. Sus propios contenidos, que no son pocos, se suman a los de Marvel, Star Wars, Pixar, ESPN, su cadena de televisión americana (ABC) y cosas que ni os imaginaríais. Con todo esto detrás, parece que el movimiento de los chicos de Disney es lo más lógico del mundo.

Un contenido propio muy bestia

El CEO de la compañia, Bob Iger, ha comentado que esta ruptura no ha sido barriobajera. Todo lo contrario. Siempre ha habido una buena relación entre ambas compañías desde que Netflix llegó al mercado estadounidense. Pero, según él, es hora de “empezar el camino en solitario”.

Así pues, 2019 será el inicio de las andaduras de Disney como plataforma de streaming a la carta. Al menos en Estados Unidos. Veremos a ver qué pasa en el resto del mundo. Este será, desde entonces, el único sitio donde ver las películas, series, cortos, y demás de Star Wars, clásicos de Disney o Pixar. Entre otros, podríamos decir que solo allí veremos Toy Story 4 o Frozen 2. Vamos… un chollo.

Es más, Disney avisa de que no solamente tirará de contenidos que ya tiene, sino que hará una fuerte apuesta para un nuevo material propio y exclusivo.Cómo se hizo Star Wars: Los últimos Jedi en la D23 Expo

En cuanto al contenido que hay ahora mismo en Netflix, pues a ver. Los acuerdos que hay con la compañía seguirán vigentes hasta finales de 2018. Ese será el punto de inflexión. Ahí ya no se renegociará nada y todo el material se convertirá en chocapics y pasará a la plataforma de Disney.

Pero aún hay una pregunta más. ¿Qué pasa con las series de Marvel y Netflix? Hablamos de Daredevil, The Defenders o demás. Pues no hay mucho que decir al respecto. Por ahora han dicho que “se mantienen sin cambios”. Esperemos que eso no signifique que nos van a dejar a la mitad…

También deportes

Pero no es lo único que prepara Mickey Mouse. Otro servicio de streaming llegará al país del otro lado del charco a principios del año que viene. Pero no se trata de uno similar al anterior, sino que más bien se centrará en la retransmisión de eventos deportivos.

Disney va a pasar de contar con el 33% de BAMTech, una plataforma que se encarga del streaming de las grandes ligas de beisbol americanas, a tener un 75%. Esto significa que se encargará de emitir los programas de MLB, NHL, MLS, eventos de Grand Slamn de Tenis y muchos más. Disney promete más de 10 000 eventos al año.

Este servicio se podrá adquirir de diferentes formas. Podremos comprar un partido, un evento, un tipo de deporte, suscribirnos a la semana, al mes o al año. Vamos, que nos darán un poco de libertad. O al menos a los americanos. Veremos a ver si llega por aquí.

En definitiva, culpables, que el gigante de entretenimiento va a dar un paso más allá y se va a sumar a Netflix, HBO, Amazon y otros en la lucha por el control del streaming a la carta. A este ritmo nos vamos a quedar sin sueldo para suscribirnos a todos…