Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon - Análisis Xbox One
fElIdKZX6p0

Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon es el nuevo DLC para el mismo juego de Bioware que llega 4 meses después del lanzamiento tanto para Xbox One como para PC, el resto de plataformas (PlayStation 3, PlayStation 4 y Xbox 360) recibirán su ración de extras en mayo. Dicho esto, ya lo hemos jugado y os vamos a resumir por partes que nos trae este contenido adicional.

Lo primero que hay que avisar es que el juego no aporta nada innovador, así que quien esperaba cosillas como nuevos personajes o nuevas ramas de habilidades que se vayan olvidando, pues Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon es bastante continuista, hasta el punto que este DLC se resume en poco más que una zona nueva del mapa: La Cuenca de la Espalda Helada (no culpable, no es como salir de casa con el pelo mojado en invierno).

Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon - Análisis Xbox One

“¿Ya estamos faltando al respeto? Malditos avvaritas…”

Pese a este curioso nombre que recibe la zona nueva no hay que dejarse engañar, aplicando el famoso dicho “No juzgues a un libro por su portada” nos adentramos en una enorme zona, únicamente comparable en tamaño con las Tierras Interiores (La primera zona del juego). Este nuevo terreno aprovecha muy bien casi toda su extensión para incluir zonas de bosque, costa, montaña, hielo, pantanos y zonas lúgubres que nos hará disfrutar con los mejores paisajes que habíamos visto hasta la fecha en el juego principal.

La narrativa se centra en la búsqueda del último Inquisidor que ocupaba el puesto del protagonista hace 800 años y de su desaparición, sin entrar en más detalles cabe destacar que pese a que la historia que cuenta no aporta ningún pelotazo, se podría calificar como aceptable y con algunos picos sobresalientes, pese a que el final (sin spoilers) te puede dejar como la Espalda de la Cuenca donde se desarrolla… Helado (o frío).

A lo largo de las 7 u 8 horas de media que dura este nuevo contenido nos encontraremos con unos combates bastante desafiantes, lo que significa que es recomendable adentrarse en esta zona sólo si tienes un nivel 20 o superior, de lo contrario vas a morir más que Kenny en una maratón de South Park. Los nuevos enemigos (Avvaritas) pueden vaciarte la barra de vida a la misma velocidad que lo hacen los enemigos en la saga Souls, con lo que debes cuidar cada segundo al detalle para no palmarla sin apenas darte cuenta.

Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon - Análisis Xbox One

Como toda buena zona de Dragon Age Inquisition que se precie, también hay una serie de misiones secundarias para completar la experiencia de juego, pero quizás en ese aspecto también se podrían haber estirado más y meter algún puñado extra de estas misiones para alargar un poquito más la experiencia y sacar jugo de las pocas novedades que ofrece Fauces de Hakkon.

A parte de lo comentado, si que es cierto que hay una habilidad nueva, relacionada con la marca de tu mano. Dicha habilidad crea un escudo estático en una zona que protege de los proyectiles/magia enemiga, ciertamente muy útil y vale la pena tenerla en cuenta… La pega es que se queda sólo en eso el tema de habilidades nuevas, no hubiese estado mal al menos una mini-rama de habilidades para ir gastando ahí los nuevos puntos que vamos ganando, en lugar de ponerlas en habilidades que no usaremos ni para ir a comprar el pan.

Lo que también encontraremos nuevo, por suerte, es el equipo, ya que hay una variedad nueva interesante para niveles altos. No solo estamos hablando de armas o armaduras nuevas, también hay nuevos diseños que harán que casi todo nuestro equipo de los personajes sea diferente al los objetos con los que empezamos, cosa que se agradece ya que la armadura de nuestro inquisidor ya estaba más aboyada que la chapa del coche de Farruquito de mi coche.

Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon - Análisis Xbox One

Por último comentar que se incluirán unas cuentas operaciones especiales nuevas, cosa que se agradece ya que el juego principal va corto de esas misiones respecto a la duración de su contenido… Peeero este DLC vuelve a pecar de lo mismo que el juego en sí y se queda corto de operaciones, ya que las que incluyen tampoco dan para mucho.

Sin embargo Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon puede ser una bendición para los jugadores que ya tenían terminado el juego y que además todo el contenido se le hacía fácil, así que tener una excusa para enfrentarse un desafío que ponga a prueba sus dotes como jugador y que añada más horas a ese juego que ya daba por terminado es algo que se agradece. Sin duda este DLC está hecho a medida para ellos y deberían plantearse seriamente desembolsar los 14,99 € que cuesta este nuevo contenido.

Dragon Age Inquisition: Fauces de Hakkon - Análisis Xbox One
Si eres de los que se pasó 100 horas delante de la pantalla jugando a Dragon Age Inquisition y al final te quedaste con ganas de más: adelante, ve a por las Fauces de Hakkon sin miedo. Por el contrario si aún estas jugando a todo lo que trae el juego original, mejor esperar a terminarlo y después juzgar si merece la pena comprar esta zona nueva.
Nueva zona amplia a explorarDificultad desafiantePoco contenido extra
7.7¡Por la Inquisición!
Gráficos9.2
Sonido8.8
Historia6.8
Modos de juego6
Puntuación de los lectores 2 Votos
8.9