ea compra codemasters

EA le birla Codemasters a Take-Two en el último momento

Cual compañeros que luchan por el último cromo de su colección, al final EA compra Codemasters en las narices de Take-Two.

El mundo es un lugar difícil, sobre todo cuando se trata de conseguir cosas únicas. Monturas especiales, armas en los MMO o compañías de videojuegos en la realidad. Lo de siempre, vaya. En este caso la lucha estaba por hacerse con la compañía propietaria de Dirt. El resultado final, que hemos conocido hoy, es que EA compra Codemasters. Y lo más curioso es que lo hace justo cuando todo apuntaba a que la que se llevaría la desarrolladora era Take-Two.

La oferta final, según comenta GamesIndustry, es de 1.200 millones de dolares. Esta sobrepasa de largo lode 815 millones de dólares que ofrecía Take-Two y se hará efectiva en el primer trimestre del año que viene, 2021. Según las fuentes, los principales miembros de la directiva de Codemasters seguirán en sus puestos tras la compra (a ver cuánto aguantan) y las IP de conducción pasarán a formar parte del extenso catálogo de los de EA.

De esta forma, la compañía americana se hace con propiedades intelectuales como Grid, TOCA Touring Car, Colin McRae Rally, Prisoner of War, Operation Flashpoint o los juegos de Fórmula 1 (como F1 2020). Es decir, que casi todo lo que va sobre ruedas está ahora en manos de EA, con el permiso de Mario Kart, claro está.

Hasta hace unos días, todo apuntaba a que sería Take-Two la que se haría con estas IP. De hecho ya estaba casi todo cerrado por parte de las dos compañías. Sin embargo, en un movimiento veloz y sibilino cual review en PC de Cyberpunk 2077, la cosa ha pegado un vuelco de 180 grados. Habrá que ver cómo maneja ahora EA estas licencias y cómo muestran el futuro de la conducción en su ya de por sí amplio catálogo de deportes.