El ojo que todo lo ve... y lo sanciona

Mucho se ha hablado de las patochadas que algunas empresas (SO*cof cof cof*NY) han patentado para meternos a la fuerza servicios que ellos creen que necesitamos, como la famosa publicidad durante el juego, pero ahora le toca el turno a otra que tampoco se queda demasiado coja con estos temas: Microsoft.

Y es que, pese a que haceya un tiempo de esta patente, ha sido hace muy poquito que salió a la luz y pudimos ver de qué se trataba exactamente. Microsoft piensa que todos infrinjimos mucho los términos de uso de los artículos que compramos y, claro, hay que ponerle solución. El problema es que como estamos en crisis, las pobres grandes empresas no puden poner un policía o uno de la SGAE en nuestra casa para vigilarnos, así que, ¿cuál es la solución? Muchos de vosotros ya os estaréis dando cuenta del tamaño de la bestialidad, pero aquí va: KINECT.

Pese a que en ningún momento se menciona al periférico en cuestión de forma directa, parece un poco más que obvio que se trata de él ya que, siendo Microsoft y hablando de un “periférico capaz de captar personas dentro de una habitación” no nos quedan muchas dudas. Además, no creo que nadie quiera comprarse un periférico específico para que le vigilen en casa, ¿no?

La cosa es que, según el texto (resumiendo un poco), sería aplicable a sistemas de reproducción como televisores, pantallas, equipos, etc, de forma que se podrían controlar algunos términos de la licencia que hemos adquirido (entendiendo licencia como producto). Es decir, que si adquirimos un “algo” y lo ven más personas de las que deben de verlo, pues, oye, que te sancionan.

Estos es, cuanto menos, bastante absurdo e ilógico. Lo primero es esa invasión de mi intimidad en mi casa con una cámara que detecte las personas que hay en la habitación o lo que vemos o lo que hacemos. ¿Estamos locos? Lo segundo es realmente ese control absurdo llegado al extremo. ¿Qué es esto, que no puedo invitar a nadie a mi casa a ver películas o jugar a juegos? Lo peor es que encima, el sistema seria capaz de sancionarte, es decir, cobrarte, en el caso en el que te pases.

Sinceramente, esperemos que sea otra de esas patentes que se quedan en eso, patentes, ya que, si realmetne esto llegase a ver la lluz algún día, estaríamos hablando de un sistema bastante extremiste y, sobre todo, ABSURDO.

Fuente: Kotaku