Evolve - Primeras impresiones

Evolve, el próximo juego de Take Two, ha sido una de las grandes sensaciones de la Madrid Games Week 2014, con colas interminables para poder probarlo antes de su lanzamiento el próximo 10 de febrero de 2015. Y es que las colas valían la pena, ya que estamos ante un juego que promete bastante.

ARTÍCULO impresiones evolve

Evolve es un shooter cooperativo en el que cuatro jugadores tendrán que aliarse en un entorno hostil para derrotar a un quinto jugador, que controlará a un monstruo que irá evolucionando y haciéndose cada vez más fuerte. Cada jugador del equipo tendrá un rol. El médico, que curará a los heridos y caídos; el trampero, que tendrá que utilizar todo su ingenio para atrapar al monstruo y dejarle sin escapatoria; el apoyo, que tendrá que ir protegiendo a los demás jugadores de su equipo y por último el asalto, el soldado con las armas más potentes y encargado de hacer más daño al monstruo.

Por tanto, estamos ante un juego en el que el trabajo en equipo y tener una estrategia común es más importante que nunca, y si alguien va a su bola las cosas pueden salir bastante mal.

evolve_e3De momento hay tres tipos de monstruo, Goliath, Leviathan y Kraken, cada uno de diferente forma y con distintas características.

La demo disponible en la Madrid Games Week ya apuntaba maneras, y eso que solo estaba disponible un modo de juego y algunas opciones estaban limitadas. En ella, los cuatro jugadores empiezan en un lugar de una selva inhóspita, en la que de momento no hay ni rastro del monstruo, ya que este aparece en un lugar desconocido. La ambientación está bastante conseguida, generando bastante tensión al estar en una selva en la que no sabes qué te puede salir en cualquier momento.

Aparte del monstruo controlado por un jugador, hay otros monstruos más pequeños repartidos por el mapa y que tampoco tienen muchas ganas de hacer amigos. Cuando estamos cerca del monstruo al que hay que derrotar aparece un indicador, el cual hay que seguir si queremos encontrarlo. El jugador que controla al monstruo también tiene que ir buscándonos para matarnos, además de ir haciéndose cada vez más fuerte, alimentándose de otros monstruos y de recursos que vaya encontrando por la selva. Por tanto, cuanto más tardemos en encontrarlo más difícil será derrotarlo.

Una vez lo encontramos, tenemos que poner en práctica todas nuestras dotes de trabajo en equipo para que la cosa salga bien. El trampero tiene que atrapar como pueda al monstruo utilizando campos de fuerza que le impiden escapar, entonces el asalto aprovecha para acribillarle a tiros con sus diferentes armas. El soporte tiene que ir ayudando a los demás jugadores con habilidades como hacerles invisibles o hacer que resistan mejor el daño (aunque él también puede atacar) y el médico tiene que ocuparse de que nadie caiga, ya que si falta alguien del equipo la cosa puede desequilibrarse y el monstruo puede escapar o derrotarnos.

En cuanto a la jugabilidad de Evolve, los controles no presentan un gran misterio y es bastante fácil acostumbrarse a ellos y a los distintos movimientos de cámara. El juego tiene un gran ritmo y fluidez, y combina momentos de calma en una selva silenciosa con momentos bastante agobiantes, en los que el monstruo nos está pisando los talones.

Evolve es uno de los juegos que más prometen de todos los vistos en esta feria de videojuegos, pero tiene un gran problema, muy común en estos días, que va a hacer que mucha gente se eche para atrás a la hora de comprarlo: es un juego para jugar con amigos. Sí, puedes crear un equipo con gente desconocida y pasártelo bien, pero parece que cuando más se disfruta es cuando conoces a los miembros de tu equipo y puedes crear mejor una estrategia común, no va cada uno a su bola y hay confianza para que sigan tus órdenes.

evolve_05

Por tanto, si no tenemos cuatro amigos más que lo tengan, puede acabar aburriéndonos jugar solos o con desconocidos, y los resultados pueden ser peores. A pesar de esto, sigue siendo un título bastante atrayente y que parece que va a dar bastante guerra en los próximos meses.