Una de las sagas más olvidadas y a su vez más recordadas es la de Golden Sun, un título RPG que nació en Game Boy Advance. Un título que me gustaría introduciros desde el punto de vista de un jugador que creció con él, aunque ahora Golden Sun caiga en el ostracismo más oscuro.

El género RPG lleva acompañándome desde casi mis inicios como jugador, allá en la época de Game Boy. Fue Pokémon, una de las sagas que nos introduzco en este apasionante estilo de juego (y casi en los videojuegos), el principal protagonista en mis partidas. Ese fue el inicio de mi amor por aquellos títulos en los que subir de nivel, aprender habilidades y mejorar a tus personajes son la clave.

Después de Game Boy llegó PlayStation 2, y con esta consola la confirmación de mi devoción por el RPG: Final Fantasy X. Supe desde el día en que pude experimentarlo en casa de mi primo que necesitaba este juego. Una de las obras que más me han marcado como jugador, en todos los aspectos. Sin embargo, existe otro título que nació el mismo año que este mastodonte. Un trabajo que no goza de la fama de los transatlánticos del género, pero que no tiene nada que envidiarles. Posiblemente el videojuego cumbre del RPG en Game Boy Advance, Golden Sun.

Y mi historia con esta saga inició de forma totalmente casual. Casi destinada a producirse. Siendo aún un infante sin capacidad financiera propia, fui obsequiado con un juego de la consola portátil de Nintendo a mi elección. Entre tanto Mario, Pokémon y Zelda encontré una caja que me llamó la atención, tanto sus colores vivos como la composición de los personajes. No sé por qué elegí ese juego entre todas las opciones del catálogo. Nunca había escuchado nada sobre él, no tenía motivos. Simplemente sucedió. Así es como Golden Sun: La Edad Perdida llegó a mis manos. Y, sin duda, ha sido una de las mejores decisiones de toda mi vida.

Golden Sun, el exponente perfecto del RPG en Game Boy Advance

Pero claro, Golden Sun: La Edad Perdida es la segunda parte de esta inolvidable aventura. Todo comienza allá por 2001 (en Japón), cuando sale a la luz el que sería el libro uno de esta épica fantasía. Una historia que cuenta cómo la Alquimia era la base de todo, hasta que se empieza a abusar de su poder. De esta forma, los sabios de aquel entonces sellan este infinito poder en los faros elementales. ¿Qué es lo que desencadena las acciones en Golden Sun? Exacto, una panda quiere desatar nuevamente este poder, y sólo nosotros podemos pararlo.

Y los datos no hicieron más que confirmar el éxito de esta epopeya. Con una recepción increíble en esa época (superó fácilmente el millón de copias vendidas), Golden Sun abrió un mundo a varios jugadores, entre los que me incluyo. Una nueva franquicia que se abría paso entre tanto título imprescindible de Nintendo no es algo que suceda todos los días.

 

Claro está, yo en ese momento no sabía absolutamente nada de cómo iba el mundo de los videojuegos en aquel entonces. Ni ventas, ni guías, ni spoilers. No conocía la opinión del resto del mundo, únicamente lo que contaba en aquel entonces Nintendo Acción. Pero una cosa estaba clara, y es que ese era el inicio de un amor incondicional que sigue hasta hoy.

Y la luna acabó con el dorado sol

Sin embargo, es a partir de su tercera entrega cuando Golden Sun comienza a caer en el olvido. Era complicado igualar a las dos primeras partes, auténticas obras maestras de Game Boy Advance. Golden Sun: Oscuro Amanecer se fijaba en el inicio de la saga, pero después de los actos transcurridos en la primera bilogía. Junto a los hijos de los protagonistas de esta época, nos embarcamos en una travesía que, si bien cumple notablemente con su propósito, no consigue llegar al nivel de las anteriores.

La pobre recepción del título en Japón con respecto a sus predecesores sentenció la saga, llegando a sólo 80 000 copias vendidas. Casi ocho años ya de este estreno, sin ninguna noticia salvo rumores. Una serie que generó tanto sentimiento en muchos de los jugadores de una época, desaparecida. Ni siquiera un final digno, con una conclusión a una historia totalmente abierta. Y es que Golden Sun: Oscuro Amanecer finaliza de la peor forma posible, con un cliffhanger inmenso. Una situación desesperada que había caído en el olvido durante la aventura vuelve a aparecer, justo en su término.

Golden Sun mapaGolden-Sun-art

Sin duda alguna, esta conclusión invitaba a un segundo libro, como fue La Edad Perdida en su momento. Pero todos sabemos lo que ocurrió. La saga cayó en el ostracismo más absoluto, desapareciendo incluso de Super Smash Bros. Golden Sun había muerto, sin celebrarse siquiera un digno entierro. Pero, ¿no existe solución?

Golden Sun se merece un final. Sus fans merecen conocer completamente la historia que Camelot había ideado. En un sector cada vez más carente de humanidad hacia el jugador, se necesita una brizna de esperanza. Una llama que nos recuerde lo maravilloso que puede llegar a ser el mundo de los videojuegos. Un título que nos devuelve a esos integrantes de la década de los 90 a nuestra infancia. Un juego que haga sentir a esta nueva generación lo que nosotros ya experimentamos al recorrer esa Weyard encantada y moribunda. Un nuevo Golden Sun, que suponga el final de la historia para algunos, y el inicio para otros.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of