Guía Nioh: El Fin de la Masacre, cómo derrotar a Onmoraki

Os mostramos los pasos a seguir para derrotar al pajarraco Onmoraki en el DLC “El Fin de la Masacre”.

Lo primero que tenéis que hacer para derrotar a Onmoraki es visitar el siguiente enlace. En esa página os cuento un poco sobre la “build” que llevo en Nioh, magia, ninjutsu y demás. Ante los jefes finales no suelo cambiar ni de armadura ni de armar.

Pese a estar en la primera senda, la que se supone que es el modo normal de Nioh, Onmoraki me ha puesto las cosas difíciles. Este pajarraco es grande, vuela y encima tiene ataques de muy largo alcance. Es por eso que tendremos que estar atentos a sus movimientos y protegernos. O si no vamos a sufrir muchas muertes.

Antes de derrotar a Onmoraki

Onmoraki es un “joputer” de mucho cuidado. Durante casi toda la misión estará atacando y poniéndonos las cosas difíciles. Pero ahí donde lo veis tan grande y siempre atacando, tiene un punto débil: La cabeza.

Su cresta brillantes es el punto débil al que debéis disparar cada vez si queréis que os deje de molestar en los diferentes encontronazos que tenemos. Si disparamos varios cañonazos o con el arcabuz, veremos que Onmoraki cae, y a los segundos se va volando. Al darle en la cresta seremos recompensados con una gran cantidad de amrita que nos vendrá bien para subir de nivel.

El enfrentamiento final

Es gracioso. Todo el rato en la misión estás acompañado por parte del clan Date, pero en el momento en el que toca enfrentarse al enemigo te dicen un “Ve tu por delante que nosotros te alcanzaremos”. ¡Claro que sí! mi querido “Dragón del Norte”.

Derrotar a Onmoraki se puede complicar si no estamos atentos. El Yokai tiene varios ataques poderosos, entre ellos un golpe de cola y una embestida de las buenas. La embestida aún podremos esquivarla, pero el coletazo si estamos cerca tendremos que protegernos.

Utilizad el talismán de Pereza para ralentizar sus movimientos. “OJOCUIDAO” cuando se ponga a volar y esté en modo pereza, igual os da tiempo a disparar a su cabeza en su punto débil. Después, utilizar el talismán de Debilidad es bueno. Baja su defensa y podremos quitarle mucha más vida que estando normal. Yo encima utilizo otro talismán para que le cueste recuperar Ki. Al utilizar la Kusarigama, los ataques tan continuos hacen mucho daño en el Ki.

Recordad mis queridos “Culpables” que tenemos más cosas en la guía de Nioh. Y en nuestro canal de youtube tenemos muchos más vídeos de Nioh con secretos, trofeos y ñardería.

 

 

No Hay Más Artículos