H1Z1 o como matar un juego en fase beta

Sony llevaba meses anunciando su nuevo MMO de supervivencia, H1Z1, ambientado en un apocalipsis zombie. Nos prometía que iba a ser revolucionario, con una experiencia sandbox sin igual. Pues resulta que han ido pasando los días y ha llegado la hora de su puesta en escena. Y el ridículo ha sido monumental. Ya sabíamos que lo íbamos a conocer como Early Access, pero lo que nadie se esperaba era que los servidores iban a estar tres días sin funcionar.

H1Z1 o como matar un juego en fase beta

Como podéis ver, los zombies de H1Z1 están aburridos sin jugadores

 

Sony Online Entertainment había tirado la casa por la ventana, consiguiendo que varios youtubers retransmitieran sus primeras impresiones al acceder al juego e incluso les regaló camisetas. Gracias a la gran metedura de pata con los servidores, lo que consiguieron es que los más de 200.000 espectadores que estaban atentos a los canales anunciados no pudieron ver nada de H1Z1. Casi doce horas después del lanzamiento, sólo un par de streams mostraban imágenes del juego, el resto se habían ido a dormir o incluso empezaron a retransmitir otros juegos.

Hoy, cuatro días después, parece que los servidores funcionan, aunque los tiempos de espera siguen siendo bastante largos. Por si fuera poco, los que han podido jugar se han encontrado con algo que ha acabado de cabrear al personal. Porque a pesar de haberlo negado una y otra vez, el juego permite comprar armas y recursos, con lo cual se convierte en un pay-to-win en toda regla. Bravo Sony.

Fuente: Polygon