impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy

Impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy

Acquire vuelve a la carga con otro título de rol. Os traemos nuestras impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy.

No vamos a negarlo, culpable. Acquire es un estudio que nos tiene encantados con Way of the Samurai y Tenchu, pero sin duda alguna nos robó el corazón con su magnífico Octopath Traveller. El estudio nipón no para quieto y ahora decide probar con el género TRPG. Os contamos que nos ha parecido con estas impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy.

 

Juego de Tronos a la japonesa

3 grandes reinos se pegan de leches por recursos escasos como son el hierro o la sal. Hasta ahí todo normal para levantar una premisa en un mundo de fantasía. No obstante, Acquire nos sorprende por la profundidad con la que parte de esta idea simple.

Como si de Juego de Tronos se tratase, estos 3 reinos viven en una constante guerra fría para conseguir expandir sus dominios. Algunos son más beligerantes que otros, pero donde reside su épica y fuerza es en las casas que les rinden servidumbre.

Todo ducado o ciudad que rinde pleitesía a su reino posee un hambre desmesurada de poder, lo que se traduce en conspiraciones, arengas al honor y rencillas cada dos por tres. El estudio obra con maestría al dotar a cada personaje una personalidad muy característica, sintiéndose como entidades humanas. Yerran, dudan, sufren…

Interpretaciones magistrales embutidas en cortezas de 16 bits maravillosas.

Narración sobre sustancia, tocando nuevos horizontes

Si el juego final sigue la senda de esta Debut Demo, nos queda claro que Project Triangle Strategy va ser un juego de mucho leer y poco batallar.

De dos horas que nos puede durar la demostración (que por cierto, está disponible en la eShop de Nintendo Switch de forma totalmente gratuita para todo el mundo), más de la mitad estará cubierta por conversaciones y acciones textuales tales como decisiones, escudriñamientos e incluso persuasiones para conseguir que ciertos personajes piensen como nuestro protagonista.

Y es que hablar va cobrar una importancia interesante. Los combates son difíciles y necesitaremos de nuestra labia para «fichar» nuevos contendientes que nos echen una mano en batalla. Algo que ya pudimos experimentar en esta demo consiguiendo una chamán y una boticaria, cuyas habilidades nos sirvieron estupendamente.

Eso sin olvidar que el peso de nuestras decisiones se transforma en el devenir de ciertos actos. Por ejemplo, en la demo podemos evitar toda una batalla renunciando a un «recurso» muy importante.

Sin embargo, esto no se ha hecho para nada pesado. Entre la majestuosa labor de la traducción al castellano y lo rico de los matices que presenta su historia, devoraremos su novela sin pestañear.

Refinando la fórmula de Final Fantasy Tactics

Acquire, ante todo, está bajo el amparo de Square Enix. Esto se traduce a que no solo cuenta con su abrazo monetario para hacer realidad este proyecto, sino que tiene a mano ciertos recursos de otras sagas de la compañía. Caso de Final Fantasy Tactics, del cual recoge prácticamente la base de su combate.

Sin más, cada batalla se divide en cuadrículas clásicas de TRPG, donde cada personaje ocupará un cuadrado, pudiéndose desplazar a los demás según su atributo de velocidad. Hasta ahí nada desconocido. Pero Project Triangle Strategy añade algunas mecánicas no tan novedosas en el género.

Como es la opción de jugar con la verticalidad, suponiendo una ventaja traducida a mayor daño si nuestros contrarios están en una posición inferior. También se duplica el daño si atacamos por la espalda o lo hacemos con un aliado en una casilla adyacente, combinando sus ataques en un mismo turno.

Todos estos detalles, que igual nos suenan de sagas como Fire Emblem o Disgaea, suman muchísimo para una experiencia tradicional como es la de Final Fantasy Tactics. Sin duda estamos ante batallas muy desafiantes que precisan de que usemos el ingenio antes que la fuerza bruta.

De nada sirve cargar de frente con todos a la vez, eso es abocarse a una muerte segura. En cambio, bloquear caminos con muros de hielo, para luego paralizar a las hordas de enemigos con anillos de fuego y finalmente acribillarlos con arqueros desde tejados, es una de tantas opciones viables y efectivas que este juego nos permite.

Muchos personajes pero… ¿Están trabajados o son clones unos de otros?

Una cosa que nos sorprendió de la Debut Demo es la ingente cantidad de personajes que pudimos manejar en combate. Un número que bien roza la decena y que a priori puede llevar al mal pensar de que son herramientas clónicas unas de otras. Pero nada más lejos de la realidad.

Project Triangle Strategy nos deja en manos una serie de héroes con personalidades, diseños y habilidades muy definidas. Esto es así para potenciar las sensaciones y sinergias de combinar sus posibilidades. Cada jugador tendrá sus favoritos y desarrollará nuevas formas de jugar atendiendo a ellos.

Claro está, cada batalla tiene un límite máximo de luchadores que podremos gestionar. Aquí tendremos que decidir quienes se vienen a la contienda y es importante pensar cuales funcionan mejor juntos, cubriendo con sus roles los puntos flacos de nuestra unidad.

Por ejemplo, no es conveniente que dejemos fuera a personajes capaces de sanar a los demás, ni aquellos con habilidades destructivas ante ciertos puntos débiles de los enemigos. Si nada cambia cara el lanzamiento final del videojuego, todo apunta a que estaremos ante uno de los TRPG más completos y sesudos del mercado.

impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy

El mimo se nota de aquí a Cuenca

Aunque puede que no suponga una sorpresa tan notoria como así lo fue Octopath Traveller en su día, el apartado gráfico de este juego sigue dejándonos boquiabiertos. El uso del 2.5 HD, como así le llaman sus autores, sigue ofertando paisajes minimalistas pero extremadamente bellos, donde lo añejo se mezcla con lo moderno, abrazando lo mejor de ambos mundos.

Es una gozada pasearse por ciudades con NPC que simulan el estilo de Final Fantasy VI, pero repletos de animaciones, revitalizados con voces majestuosas y efectos de luz que rivalizan con los de cualquier triple AAA del mercado.

Los menús también acompañan a este derroche de belleza visual, siendo también minimalistas pero funcionales de sobra y muy concretos para informar de lo más importante, sobre todo en batalla.

El sonido más de lo mismo, pistas que embelesan los oídos a mano de Yasunori Nishiki, quien ya dejó clara su valía con la score de Octopath Traveller.

impresiones de la Debut Demo de Project Triangle Strategy

¿Acquire petándolo de nuevo? Yo predigo que sí

Puede que Ocotopath Traveller decepcionara a los más exquisitos por su forma tan errática y arriesgada de contar su historia, pero la opinión es unísona cuando hablamos de la calidad que atesoraban sus combates, personajes y escenarios. Con esta demo se nos da entender que aprendieron de sus errores.

Con una forma mucho más tradicional de contar una historia, Project Triangle Strategy tiene ganas de desvelarnos toda una intrincada trama de casas reales pegándose por recursos y tierras. Algo así como ver a varias ratas peleando por un cacho de queso con Linkin Park de fondo, pero desde una perspectiva más sibarita.

La verdad es que ninguna pega puedo quitarle al proyecto tras haber jugado a esta Debut Demo. El juego pinta maravilloso a todos los niveles y áreas, dejando clara su calidad patente.

Ahora solo resta esperar para ver si no se desvía de este camino tan correcto.