IndieBit - Monochroma

El binomio Crowdfunding + Steam Greenlight se está convirtiendo en una especie de fórmula mágica gracias a la cual muchos pequeños estudios están consiguiendo sacar adelante sus proyectos y ponerlos a la vista del gran público. Este es el caso de Monochroma, juego de puzles y plataformas 2D muy al estilo Limbo que, tras ser financiado el año pasado en Kickstarter y recibir la ansiada “luz verde”, se encuentra ya disponible en la plataforma digital de Valve.

IndieBit monochroma
IndieBit monochroma texto 2Con su estética tan particular y minimalista, Limbo consiguió lo que muchos juegos buscan y sólo unos pocos elegidos consiguen, es decir, marcar un hito y convertirse en un punto de referencia para futuros desarrollos. Sin embargo, aunque son bastantes los juegos en los que, en mayor o menor medida, se aprecia la influencia de la obra de Playdead, hasta ahora no había visto ninguno en que este hecho se reflejara de una manera tan abierta y directa como en Monochroma. Y es que el título de los turcos Nowhere Studios tiene tan claras reminiscencias “limbóticas” que bordea peligrosamente esa delgada línea que hay entre el homenaje y el plagio; entre lo que es la mera fuente de inspiración y lo que se convierte en copia descarada.

Desde el luego el parecido que salta más a la vista está en el apartado visual. Sólo con echar un vistazo a las capturas que acompañan al texto podéis apreciar que Monochroma sigue, valga la redundancia, la misma estética monocromática que Limbo (aunque en este caso hay pequeños puntos, como la bufanda del protagonista, marcados en color rojo).

Además del tema del color, Monochroma presenta también una ambientación muy similar. Recorremos igualmente un mundo triste y lúgubre, lleno de fábricas, almacenes y extrañas ciudades que busca transmitir al jugador las mismas sensaciones de tristeza y melancolía que Limbo nos produjo en su día.

Eso sí, el mundo de Monochroma es más terrenal y definido que el vago e inexplicado universo que planteaba el juego de Playdead. Aquí sí que hay un argumento más sólido y no tan sujeto a subjetividades e interpretaciones. No obstante, la fórmula narrativa escogida para desarrollar el argumento (bastante inquietante y reivindicativo, por cierto) vuelve a entroncar con Limbo, pues no hay ni un solo diálogo o texto  que nos explique nada de lo que pasa, sino que somos nosotros quienes debemos hilvanar la trama en función de lo que vamos viendo en pantalla. Como dice uno de sus desarrolladores, el verdadero puzle que plantea Monochroma radica en encontrar todas las referencias que nos permitan construir la historia que encierra el juego y la relación entre ésta y el mundo real.

Parecidos más que razonables también en el plano jugable, si bien es en este campo donde Monochroma presenta un poquito más de personalidad propia. La mecánica vuelve a fundamentarse en las plataformas y en la resolución de puzles de dificultad progresiva basados en la lógica, el uso de las físicas y el ensayo y error. Sin embargo, a este planteamiento Monochroma añade un componente muy a lo ICO, ya que el protagonista debe cargar (literalmente hablando) con su hermano pequeño que se ha lastimado una pierna, lo cual tiene importantes consecuencias sobre la jugabilidad.

monochroma_2

IndieBit monochroma texto 3Para empezar, no nos movemos con la misma agilidad ni saltaremos igual de lejos si vamos con el peso añadido de nuestro hermano, por lo que cargando con él nos va a ser imposible atravesar muchas zonas. De esta manera, cuando no podemos continuar juntos, habrá que soltar al niño (que no puede andar por sí mismo), buscar la forma de pasar resolviendo el puzle correspondiente y volver a recogerlo para continuar el camino.

Parece sencillo, pero el asunto se complica por tres razones: primero, el pequeño tiene miedo a la oscuridad, así que solo podemos soltarlo en zonas bien iluminadas; segundo, no podemos alejarnos demasiado del lugar donde dejamos al niño; y tercero, tenemos que tener cuidado con lo que hacemos al intentar resolver el puzle puesto que algunas acciones pueden provocar la muerte de nuestro hermano.

A pesar de lo dicho, no esperéis ningún derroche de originalidad ni nada que no hayamos visto ya en otros juegos. En su mayoría, son rompecabezas bastante asequibles que, salvo casos muy puntuales, no suponen demasiado quebradero de cabeza. No obstante, da la sensación de que esto está hecho así aposta por parte de los programadores a fin de hacer del título una experiencia continua que podamos disfrutar en una sola sesión de juego.

monochroma_1

IndieBit monochroma texto 4Lamentablemente, hay pequeños defectillos que “emborronan” un poco la calidad de esta experiencia. Las animaciones son bastante poco fluidas y robóticas y, lo que es mucho peor, el control, aunque sencillo, no responde con la precisión que sería exigible en un juego con importante componente plataformero.

¿En qué queda la cosa entonces? Pues hombre, dedicar casi todo el artículo sobre un juego a mostrar sus similitudes respecto a otro no parece muy buena señal. Además, al único añadido patente que Monochroma aporta respecto a Limbo, que es el tema de los dos personajes, no parece que se le saque todo el partido posible ya que el hermano pequeño es solamente una carga. Me pareció mucho más acertado y satisfactorio en este sentido la jugabilidad basada en la cooperación que vimos en Brothers: A Tale of Two Sons.

Monochroma aspira a proporcionarnos una experiencia singular y emotiva, pero pretende hacerlo utilizando herramientas de “segunda mano” ¿Quiere decir esto que un juego que reutilice fórmulas que llevaron a otro título al éxito tiene que ser obligatoriamente malo? En absoluto. Si así fuera, tres cuartas partes del catálogo de cualquier plataforma tendría un suspenso. Monochroma es un juego entretenido y demuestra, como dicen en su perfil, que hay talento y pasión en los chicos de Nowhere Studios; pero la idea ya no sorprende y, desde luego, no llega ni de lejos tan adentro como lo hizo Limbo.