Juego de Tronos 5x04 The Sons of the Harpy - Crítica

Es difícil diferenciar entre si el mosqueo que llevas encima con Juego de Tronos es más bien porque no ves lo que quieres ver o porque están llevando mal la serie que tantos éxtios y alabanzas había conseguido hasta el momento.

El cuarto capítulo de la temporada más controvertida sigue siendo controvertido también. Y pocas palabras a parte hay para describir el capítulo ya que, pese a que algunos puntos parece que van confluyendo de nuevo hacia el libro (o nos da la sensación de que lo harán más pronto que tarde), otros se siguen distanciando y nos muestran personajes totalmente distintos.

La historia se centra de nuevo en Desembarco del Rey, donde Cersei va a empezar a liarla, y muy parda, con los Gorriones, dándole un ejército al Septon Supremo de radicales, y el más perjudicado es sin duda alguna su propio hijo, el rey Tommen. Las decisiones de la reina nunca han sido las más acertadas, desde luego, pero las que está tomando últimamente son la pena, vaya. Sin Tywin, los Lannister están bastante acabados y el único de sus hijos capaz de mantenerlos a flote es el propio asesino del cabeza de familia.

Las tensiones en la capital de los Siete Reinos por el poder es cada vez más palpable. Cersei se hace con el consejo y busca aliados en los devotos más extremos mientras que Margaery se siente impotente frente al poder de la reina y la debilidad del pobre y amable Tommen. ¿Entrará en escena la Reina Olena de nuevo? Todos lo estamos deseando, desde luego. Para alguien que podía hacerle frente a Tywin…

juego de tronos 5x04

Otro de los Lannister, Jaime, vuelve a aparecer después de unos días de asueto viajando hacia Dorne. Allí va a protagonizar el momento bufonesco del capítulo que, si bien por lo menos sí que es capaz de sacarte una sonrisa, queda bastante vacío. Sigue chocando mucho la personalidad del nuevo Jaime con la del que vemos en los libros, aunque los guionistas nos introducen un poco de sus sentimientos enfrentados cuando declara que solo quiere morir en los brazos de la mujer a la que ama pero no dice cuál es. Evidentemente, momentos antes ha pasado por Tarth, la Isla de Zafiro.

Al menos aquí hemos conseguido volver a ver algo de ese atisbo de romance o medio idilio raro entre el mayor de los Lannister y Brienne, que se había perdido hace mucho. Sin embargo no sabemos si los veremos juntos de nuevo en algún momento de la vida, porque mientras que la muchacha feota anta por Invernalia, nuestro príncipito está casi en el otro punto del continente haciendo el ganso.

Y hablando de frío. El norte se vuelve muy tórrido con la entrada en acción de Melissandre que ya comienza a darse cuenta de que quizás se ha equivocado al elegir a Stanis como estandarte de la cruzada de su dios de fuego, y pone los garras (y su pecho), en las manos de Jon Nieve, o mejor dicho, el Lord Comandante de la Guardia de la Noche. Los planes de la sacerdotisa roja pasan por llevarse al bastardo de Ned Stark a Invernalia para que les ayude a tomar la fortaleza de las garras de los Bolton.

juego de tronos 5x04.2

Y esto también está en los planes de Meñique, que por fin revela sus intenciones con Sansa. La muchacha, al ser la última Stark que queda, es una pieza clave para ambos bandos. El Norte recuerda y con ella en el trono de Invernalia, los pueblos del Norte tendrán de nuevo alguien a quien seguir. Si Stanis cae sobre Bolton y lo aplasta, Sansa será la nueva Guardiana del Norte. Si no lo consigue, será la esposa del Guardián del Norte. En cualquiera de los casos, sigue ganando.

Esto se aproxima un poco más a lo que Meñique tiene planeado para la muchacha en los libros, o al menos en los comienzos del sexto, sin embargo, su alianza con los Bolton, los Stark y los Lannister a la vez es algo más que intrigante. Al menos este personaje sigue manteniendo ese carácter tan carismático y misterioso.

Sin embargo el que sin duda alguna sale ganando en este capítulo es Stanis. En los libros hemos visto un Stanis muy bruto, serio y, quizás, demasiado recto, sin embargo, desde su llegada al Muro, la cosa cambia y te haces más amigo de él. En la serie, eso no se había visto hasta ahora. El lado más humano del rey se muestra gracias a una conversación con su hija que, si bien nos deja acariciar ese corazoncito de piedra del muchacho, queda bastante metida con pinzas en el capítulo. ¿Hacía falta? Evidentemente, ya que no han tratado a Stanis como debían de haberlo hecho. Pero no era el momento. Eso fue hace unos cuatro capítulos, HBO.

Ya, en el otro lado del mar, los protagonistas no lo tienen nada bien con sus historias. Al menos vemos por primera vez a las Serpientes de Arena, las hijas de Oberyn que claman venganza por su tío. Eso sí, en un sitio muy distante a lo que esperábamos ver.

juego de tronos 5x04.3

Tyrion sigue siendo de risa, aunque ahora parece algo más él, sin embargo a Daenerys se le complican las cosas con los Hijos de la Arpía, que pese a tener el nombre del capítulo, no tienen más que una escena de lucha que, permitidme la expresión, fue una verdadera basura. Movimientos lentos, cambios de cámara absurdos. Guerreros que no se mueven y que miran a los combatientes a los que tienen rodeados mientras se les empala sin oponer resistencia.

Hemos visto escenas de combates, pero ésta se lleva la palma en cuanto a penosa. Si no sabes hacerlas, no las hagas, y si aún así las tienes que hacer, que al menos no duren cinco minutos, porque te dejan en entredicho, y mucho. Además, el final parecía bastante previsible (que no lo voy a desvelar por si alguno de vosotros aún no lo ha visto), sobre todo después del momento charla de Daenerys donde le contaban cosas sobre su propio hermano. Cosas felices.

En definitiva, que nos encontramos, seguramente, ante el peor de los cuatro capítulos de la temporada. Por el ritmo, por cómo tratan a algunos personajes, por las escenas de batalla, por las charlas absurdas y por las idas de olla de los guionistas.

juego de tronos 5x04 5

La decepción de los fans continua en aumento, y veremos a ver si son capaces de solucionarlo con una segunda mitad de temporada más entretenida o, al menos, mejor cuadrada que lo que llevamos hasta el momento, porque desde el primer capítulo, la cosa ha ido cayendo, y mucho.