League of Legends cuenta ahora con clubs de jugadores

League of Legends, el juego con más caídas de servidor jugadores en todo el mundo, dispone ahora de clubs en los que podrán agruparse multitud de usuarios que disfruten de este popular free to play hasta llegar a las 50 personas, límite que, según ha anunciado la empresa detrás del juego, Riot Games, pretenden incrementar en un futuro.

Riot parece con este movimiento decidida a aprovechar al máximo la grandísima cantidad de flamers y trolls comunidad que posee y fomentar el juego entre conocidos. Y no es de extrañar, pues ya con la mejora en el proceso de selección de campeones fijando la posición en la que querías jugar dejaba claro el camino que los creadores querían seguir: hacer la experiencia de una partida a este MOBA lo más accesible posible y facilitarle al jugador poder de la partida en las condiciones en la que lo desee. Con el campeón que quiera, en la línea que quiera y, tras este último añadido, con la gente que quiera.

League of Legends cuenta ahora con clubs de jugadores

Una muestra del aspecto de los clubs en la interfaz

Cuando un invocador se une a un club, entra en una sala de chat en la que permanecerá y seguirá en funcionamiento aunque haya cerrado ya su sesión. Cada jugador podrá asignar tags únicos dentro y fuera del juego a su club y formar partes de varios clubs a la vez, cual judas del e-sport. Así lo definen en su página web:

“Los clubs son grupos sociales nombrados, creados y gestionados por los jugadores. La idea es ayudaros a aumentar la cantidad de jugadores disponibles para jugar en cualquier momento, de modo que cada vez que os aventuréis a la Grieta, podáis hacerlo con alguien”.

Como se puede observar, la intención es hacer de League of Legends una experiencia más interactiva y amigable. Algo que es de agradecer, básicamente porque uno de los mayores problemas que atraviesa es la pésima imagen que tiene la comunidad que lo integra. Ahora, entre esto y la llegada de Aurelion Sol, puede que muchos de los que dejaron de lado el juego hace tiempo sientan la tentación de volver a engancharse.