Mario Party Star Rush - Análisis 3DS - GuiltyBit

Nintendo tiene sagas míticas que todos conocemos, y una de las más asentadas es Mario Party. No existe plataforma de la compañía nipona en la que no se haya lanzado un juego de esta serie, aunque en las portátiles no han tenido el éxito que esperaban. Una vez más, Nintendo vuelve a probar suerte en Nintendo 3DS presentando Mario Party: Star Rush, una nueva entrega de esta familiar saga que promete innovar y ofrecer nuevos modos de juego. Pero… ¿Lo consigue realmente?

Si Mario Party: Island Tour, la última entrega de la saga, pecó de algo fue de intentar traer las clásicas mecánicas de Mario Party a Nintendo 3DS desaprovechando algunos de los más importantes aspectos de esta consola, como el multijugador online. Las partidas excesivamente largas y la poca variedad de tableros y minijuegos, además, hicieron que este título no convenciese a la crítica en general. Mario Party: Star Rush intenta subsanar estos fallos, pero el resultado se queda un poco justito.

mario-party-star-rush2

Ideas buenas e innovadoras que acaban cansando

Al César lo que es del César, Mario Party: Star Rush es original. En una saga en la que se han lanzado tantos títulos esto es difícil, pero Nintendo lo ha intentado y, en este sentido, ha acertado. El título presenta varios modos de juego, aunque al principio solo podemos jugar a uno, Toads a la aventura. Este se compone de varios tableros, cada uno más complicado que el anterior, en el que inicialmente solo podremos controlar a Toad.

La novedad de este modo de juego es que podremos movernos en cualquier dirección por las casillas del tablero, y además los cuatro jugadores lanzarán el dado y se moverán por las casillas a la vez. Esto es uno de los aspectos más positivos, ya que da una gran agilidad y rapidez a las partidas y hace que estas sean mucho más cortas (en 10-15 minutos te puedes ventilar una, no como con el clásico sistema de turnos). Como siempre, podremos utilizar objetos para sacar números más altos o fastidiar a los demás.

mario-party-toads-a-la-aventura

La gracia de esta modalidad es ir consiguiendo aliados por el tablero, que serán los clásicos personajes de Mario Party. Estos aportarán diferentes mejoras a nuestras tiradas y nos ayudarán en los diferente minijuegos. En cuanto a estos minijuegos… En fin. Puedo decir que no serán los más memorables de entre todos los Mario Party. Quitando alguna excepción, no hay ninguno que destaque del todo por su originalidad ni su diversión, y pueden volverse un poco repetitivos.

Durante la partida también tendremos que derrotar a jefes finales a través de minijuegos. Estos nos darán estrellas, y quién más consiga será el ganador de la partida. Los minijuegos de los juegos finales tampoco es que sean para tirar cohetes, podrían estar más aprovechados y además siempre son los mismos. Como además tendremos que jugar varias partidas para desbloquear los siguientes modos de juego, jugar una y otra vez el mismo minijuego para derrotar a un jefe puede volverse muuuy cansino.

tablero-mario-party

Una variedad de modalidades muy irregular

El primer modo de juego que desbloqueamos tras subir de nivel es Maratón Monetaria, el que para mi es el más ligero y divertido. En él tendremos que echar una carrera contra otros personajes de Mario Party: Star Rush. El objetivo será ir jugando a frenéticos minijuegos que nos harán conseguir monedas. Cada moneda equivale a una casilla, por lo que más nos vale ir ganando todas las que podamos para llegar a la meta antes que nuestros rivales. Mientras jugamos podremos lanzar objetos a los otros jugadores para ralentizarlos, como en Mario Kart. ¿El problema? Una vez más, los minijuegos. Es el modo de juego en el que menos variedad hay, y cuando ya hayamos echado varias carreras nos sabremos de memoria cada uno…

Por otro lado, desbloqueamos el modo de juego Fiesta de globos, el más parecido al clásico Mario Party. Este cuenta con varios tableros de tamaño muy reducido, en los que tendremos que ir consiguiendo globos que nos darán monedas. Con estas monedas podremos comprar estrellas para ganar la partida, y cuando caigamos en la misma casilla que un rival tendremos la posibilidad de perder parte de estas monedas o ganar las suyas. Es el modo de juego con más minijuegos, así que aquí hay menos quejas al respecto.

wvw69jua4fangqlhze

Por último tenemos dos modos de juego que son, directamente, el sopor. En Mariogammon tendremos que hacer que unas figurillas lleguen a la base del equipo contrario basándonos en la suerte que tengamos con los dados. Es sin duda el modo más aburrido del juego y no aporta nada en especial. Pero es que luego llega Dando la nota (sí, como la peli), que tampoco es que sea una gran maravilla. En esta prueba musical tendremos que tocar canciones míticas del universo de Mario, acertando las notas presionando el botón necesario. Vaya, típico juego de ritmo musical. En resumen, es entretenido la primera vez pero también acaba aburriendo.

Una mejora en el modo multijugador

No todo son cosas malas en Mario Party: Star Rush, ya que por ejemplo en el modo multijugador sí se ha notado una mejora importante. Existen dos formas para jugar con nuestros amigos, el juego local y el multijugador online.

mario-party-jefe

Mediante el juego local, bastará con que solo una persona tenga el juego para jugar hasta con tres personas más a un número limitado de tableros. La única condición es que estén cerca y, obviamente, tengan una Nintendo 3DS o 2DS para poder recibir el modo multijugador. La segunda opción es más interesante. Con esta modalidad solo bastará que otra persona se baje el software Mario Party: Star Rush – Party Guest de la Nintendo eShop para poder jugar con nosotros y vivir la experiencia multijugador, aunque no tenga el juego completo.

Sigue sin haber un multijugador online al uso, algo inexplicable hoy en día, pero al menos ya podremos jugar con quién se descargue esta aplicación sin importar los kilómetros que nos separen.

wvw69jua3eorvtdyc3

Gráficos y sonido sin grandes sorpresas

Estamos ante un Mario Party para Nintendo 3DS, así que no esperaba que los gráficos fuesen espectaculares ni excesivamente innovadores. Pero bueno, cumplen su cometido, con tableros llenos de color y personaje monos por doquier. En cuanto a la música tampoco encontramos grandes novedades, ya que suele ser la típica en los títulos de esta saga, con alguna que otra canción clásica remasterizada.

En general, Mario Party: Star Rush es un título entretenido, pero no aporta la misma diversión que algunas de sus entregas anteriores. La primera vez que juegas a algunos de los modos de juego puede ser bastante divertido, pero cuando ya has repetido por enésima vez los mismos minijuegos puede volverse un poco muermo. Por lo tanto, solo lo recomiendo a fans acérrimos de la saga que coleccionen todos los títulos y disfruten al máximo sus mecánicas.

Mario Party: Star Rush - Análisis 3DS
Es más dinámico y las partidas son más rápidas que en anteriores juegos de la sagaTiene opciones de multijugador local y online con hasta tres jugadores másAlgunos modos de juego son originales
En algunos modos de juego hay poca variedad de minijuegos y se hace muy repetitivoLas batallas contra los jefes podrían haberse aprovechado mucho másLos modos de juego son un poco irregulares, hay algunos divertidos y otros que llegan a aburrir
6.4Invento fallido
Diversión6
Gráficos 6.5
Jugabilidad7
Sonido6
Puntuación de los lectores 1 Voto
6.0