Massive Chalice - Análisis Xbox One

Massive Chalice es la última propuesta de Double Fine. Repitiendo la estrategia que siguieron con Broken Age, se lanzaron en manos de los usuarios de Kickstarter para financiar el proyecto, y sedujeron con su idea a más de uno. Ahora, esta propuesta que junta ROL con estrategia por turnos y gestión de recursos, llega a Xbox One dispuestos a hacernos vivir una historia llena de batallas, héroes y descendencia.

La trama de Massive Chalice gira en torno a una región amenazada por La Cadencia, un antiguo mal que cada cierto tiempo ataca mediante el envío de un gran número de monstruos. Nuestra labor comienza a la hora de elegir entre una de las diversas casas, cada una con su propio emblema, colores y lema, para posteriormente seleccionar nuestra vocación (variedad mucha, originalidad escasa: guerrero, bárbaro, alquimista…). Una vez somos alguien, nuestra labor consiste en defender los diferentes reinos mientras el Cáliz se llena de poder, el cual se utilizará para poner fin a las amenazas de La Cadencia.

El comienzo de Massive Chalice es terriblemente engañoso, ya que nos ubica directamente en el campo de batalla. La misión se basa en derrotar a unos enemigos de tipo básico provenientes de la Cadencia, y para ello tenemos a nuestra disposición cinco héroes, cada uno con sus especialidades. Se trata de un tutorial dinámico donde nos haremos con el sistema de turnos y observaremos la importancia de la estrategia a la hora de abordar enemigos. Tras la batalla, uno puede pensar que Massive Chalice se centra en estos eventos bélicos, pero nada más lejos de la realidad, ya que llega lo mejor del juego: los linajes.

massive chalice 3

Rellenar el Cáliz lleva 300 años, por lo que la verdadera batalla contra La Cadencia se libra “en los despachos”. Al comenzar la partida, debemos elegir un héroe y heroína que manejen el terreno ya conquistado. De esta unión nacerá un retoño (si se dan las circunstancias oportunas),cuyas características y habilidad dependerán del nivel parental.

Una vez tenemos la primera pareja, es hora de construir. Podemos levantar una serie de edificaciones, unas nos otorgarán ventajas a futuro (mejoras defensivas o abreviar el tiempo de investigación), y otras nos permitirán crear nuevos linajes. El precio de la construcción se paga con años de trabajo, por lo que siempre debemos pensar con detenimiento nuestro siguiente paso.

Cuando nos queramos dar cuenta, nos veremos inmersos en una suerte de simulador de gestión de linajes, y para mantener el orden debemos solucionar los conflictos que surjan entre casas, haciéndoles ver que el propósito común es más importante. Massive Chalice nos invita desde el comienzo a analizar cada aspecto de cada personaje, a modo de crear los mejores descendientes posibles y así generar unos guerreros con mayor nivel. Es crucial elegir con cuidado quiénes se cruzarán, ya que sus retoños serán los héroes que manejaremos y los que deberán mantener a raya a La Cadencia. Es importante generar descendencia variada, a fin de tener varias clases de héroe listos para la batalla. Lamentablemente, por muy bien que queramos hacerlo, habrá reinos que no generarán descendencia o héroes que no darán la talla. Esto último podremos comprobarlo en los combates.

massive chalice 4

Las batallas surgen cada cierto tiempo y debemos escoger qué zona defender una vez La Cadencia aparezca. Estos enfrentamientos son una especie de prueba de fuego y nos ayudarán a comprobar hasta que punto estamos haciéndolo bien o mal con nuestra política de descendientes. Los escenarios son bastante repetitivos y los enemigos, aunque variados y llamativos, tiene unas pautas establecidas que aprenderemos al poco tiempo, por lo que será fácil verles venir. Con todo, esta lucha es un soplo de aire fresco a tanta gestión.

Al igual que al comienzo de juego (aunque ahora con algo más de complejidad), los cinco héroes se nos presentan ante una ristra aleatoria de enemigos esparcidos por el mapa. Es crucial aprovechar los ataques a distancia (solo ciertas clases de héroe podrán) y manejar con cuidado los puntos de habilidad, a modo de poder desplazarnos y atacar sin demasiados problemas. Si hay algo que da cierta alegría a los combates es la posibilidad de ver morir a nuestro héroe de turno predilecto. Y si muere, se pierde para siempre, no hay posibilidad de recuperarlo. Esto nos obliga a tomar decisiones casi improvisadas de cara a generar otro héroe que pueda suplir con ciertas posibilidades al que hemos perdido. Por ende, no nos queda otra que cambiar las preferencias de nuestras decisiones, debiendo dejar de lado algo que hasta hace unos minutos era innegociable. No es un momento agradable, pero pone al jugador en una posición incómoda, y con la condescendencia que rodea hoy día a la industria en general, es incluso digno de agradecer. Al final de la batalla, los héroes que hayan sobrevivido recibirán experiencia, subirán de nivel si se da el caso y mejorarán. Al ser mejores, su descendencia será mejor.

massive chalice 5

Ya que gráficamente no descubre nada nuevo, Double Fine ha querido poner el acento en la caracterización de las diferentes casas, lo que se traslada directamente a los padres y héroes descendientes. Todos ellos gozan de un cierto carisma debido a la idea que tenemos en la cabeza de lo que representa cada bandera. Musicalmente hablando, Massive Chalice pasa sin pena ni gloria. No hay una sola melodía que destaque por su epicidad o belleza, una pena siendo un juego de corte medieval. Las voces se encuentran en inglés, pero los textos han sido traducidos al español.

En conclusión, Massive Chalice puede considerarse dos juegos en uno. Por un lado tenemos un juego de batallas por turnos, con escasa variedad de escenarios y con una mecánica repetitiva, cuyos puntos fuertes son las posibilidades ofensivas y el posible drama ante la pérdida de un héroe importante. Unos combates a modo de examen de descendientes que ayudan a calibrar hasta qué punto estamos decidiendo bien o mal.

Por otro lado, Massive Chalice es un excelente gestor de linaje. Nos obliga a marcar una estrategia en canto a relaciones y construcciones, de modo que podamos frenar el avance de La Cadencia mientras lidiamos con los problemas generados por las propias casas. De nuestra política de relaciones depende que nazcan unos valerosos y fuertes combatientes, o estaremos condenados a la victoria de La Cadencia.

Massive Chalice se encuentra dentro de la oferta Games With Gold de Junio de 2015, y será gratuito durante todo el mes.