Metroid de NES - Bitback

Rayos láser, criaturas alienígenas y escenarios laberinticos. Esos son algunos de los ingredientes principales del clásico que os traigo esta semana en el Bitback, el Metroid original de NES.

Vamos con el Bitback de esta semana. Yoshio Sakamoto daba a luz a esta leyenda de nombre Metroid en 1986, sentado así el precedente de una saga que se convertiría en referente de un género, y en uno de los buques insignia de Nintendo. Las aventuras de Samus Aran han acompañado al resto de sagas estrella de Nintendo por todas sus consolas, o casi todas.

El infinito en dos dimensiones

Metroid nos pone en la piel de Samus Aran, una mercenaria espacial que viaja al planeta Zebes, con el objetivo de poner fin a los experimentos que los piratas espaciales están realizando con los llamados Metroid. Estos seres poseen la capacidad de absorber la energía vital de cualquier otro ser vivo, hasta llevarlos a la muerte.

Metroid nes bitback

Aprovechando esta característica, los piratas espaciales, intentan convertirlos en armas biológicas, utilizando para ello al Mother Brain, una extraña máquina que permite controlar a los metroides.

De entrada, Metroid nos enamora con sus vivos colores y sus mecánicas clásicas, típicas de cualquier plataformas en 2D. Pero ahí no acaba la cosa, a diferencia de la mayoría de plataformas, Metroid nos ofrece una jugabilidad más compleja, y más aún si tenemos en cuenta que ya tiene 30 añazos.

Los escenarios de Metroid no son lineales, como los de un Super Mario o un Ghost n’ Goblins, sino que podíamos explorarlos a nuestro antojo. Nos moveremos por un mapa muy extenso y laberíntico, en el que más de una vez nos perderemos y daremos mil vueltas para encontrar una zona concreta.

Como ocurre en entregas más recientes de la saga, como Metroid Prime de Gamecube, nos encontraremos muchas puertas y pasadizos de distintos tipos. Por si ya no fuera poco con las plataformas y los alienígenas que intentan acabar con nosotros…

Nuestras armas serán la clave para abrir dichas puertas, algunas con nuestro láser convencional, otras con misiles o incluso con un rayo de hielo. Precisamente esta necesidad de conseguir diferentes armas es otro de los detalles que hace único a Metroid. A lo largo de nuestra aventura espacial tendríamos que conseguir no solo armas, sino mejoras para dichas armas, como las mejoras de capacidad de misiles, o incluso mejoras para nuestro traje. ¡Y cómo molaba cuando cambiaba de color!

Metroid nes bitback

Otro clásico de Metroid es la morfoesfera, o como muchos la llamábamos cariñosamente, la bolita. Sí, la bolita. Me acuerdo de las tardes de vicio con amigos delante de la NES, gritándonos uno al otro: “¡Pero hazte en bolita, hazte en bolita porque así no pasas!”. Esta capacidad especial del traje de nuestra querida Samus se ha mantenido hasta las entregas más actuales de la saga.

Un paseo por el zoológico alienígena

Los enemigos de Metroid son de lo más variopinto. Nos encontraríamos desde escarabajos y “murciélagos” de tres cabezas, hasta extrañas mezclas entre tortuga y dragón o insectos gigantescos. La variedad de enemigos de Metroid no ha hecho más que crecer con el tiempo, y en entregas posteriores tenemos la posibilidad de escanearlas y catalogarlas para crear nuestra enciclopedia de la fauna alienígena.

Los jefazos de Metroid son memorables para todo jugón amante de los clásicos. En la aventura nos encontraríamos tres grandes jefazos. El primero de ellos es Kraid, un dragón con cierto parecido a Bowser, al menos en el primer Metroid, y que para mí nos presenta el combate más complicado de la aventura.

No sabría decir la de horas e intentos que me costó derrotar a esta criaturita del señor. También tengo que reconocer que por aquel entonces no tenía mucha destreza con los mandos, y que Metroid es un juego en el que nuestra habilidad y rapidez son un factor clave. Hay que saber combinar nuestro movimiento y nuestros saltos, con nuestros ataques, como por ejemplo las bombas de la morfoesfera.

Metroid nes bitbackEl siguiente en la cola de criaturas dispuestas a hacernos sufrir era Ridley, el enemigo más legendario, y para mi gusto carismático de la saga, con perdón de los propios Metroid que dan nombre al juego.

Ridley también tenía apariencia de Dragón, aunque no del tipo obeso-acorazado que era Kraid, sino un señor dragón con sus alas y todo. Puede que algunos jugones más jóvenes hayan conocido a la versión metalizada de Ridley, Meta Ridley, que aparecía en Metroid Prime.

Metroid nes bitback

La batalla contra Ridley me resultó mucho más sencilla, aunque hay que confesar que recurrí a una pequeña trampa. En el escenario en el que nos enfrentamos a él hay un pequeño espacio en el que nos podemos colar, y dónde él no podrá alcanzarnos. Con un poco de paciencia podíamos acabar con él sin sufrir un rasguño.

Después de Ridley nos quedaba el jefazo final, el Mother Brain, aunque mejor no seguir detallando los combates, que no acabamos. Además de los tres jefes principales tendríamos que hacer cara a algún combate especial, como la horda de metroides.

Metroid nes bitback

La jugabilidad de Metroid es una auténtica joya de su tiempo. Compleja y elaborada, pero sin perder el dinamismo y la diversión. Metroid rompía los moldes y unía los escenarios laterales en 2D con la exploración y el backtracking. Además, no perdía el sabor a clásiquete nintendero, manteniendo las plataformas y los enemigos sobre raíles que tanto nos gustan, o no.

Tendríamos que patearnos el escenario de cabo a rabo varias veces, ya fuera para encontrar el camino o en busca de armas o mejoras. Dicho sea de paso, la recolección de dichas mejoras era otro de los alicientes del juego. Con tal de aumentar nuestra capacidad de misiles o energía peinábamos cada rincón del mapa.

En el apartado técnico, Metroid, también es un alumno de sobresaliente. Si nos situamos en 1986 hay que reconocer que su detallismo y colorido eran una pasada, además de su fluidez y movimiento. Pero, sin duda, lo que más destaca de Metroid a nivel técnico es su apartado sonoro. La música es una auténtica maravilla, y al igual que la de Super Mario o Zelda, se ha convertido en una leyenda de los videojuegos.

Metroid nes bitback

En resumen, Metroid, fue una fórmula maestra que aunó acción, plataformas y exploración, con una ambientación y una temática exquisitas. Además, su hilo argumental es original y tiene gancho, tanto, que la saga lo mantenido hasta la actualidad.

Bueno, esto es todo sobre Metroid, culpables. Como siempre, espero que os hayan entrado ganas de practicar un poco de tiro al alienígena. No os olvidéis de la libreta y el boli para apuntar los códigos de guardado.

Metroid de NES - Bitback
LAS CLAVES-Combinación de plataformas, acción y exploración-Mapa extenso y complejo-La variedad de armas y equipo
ALTERNATIVAS-Ghost n' Goblins-Castlevania-Super Mario Land
8.9Una odisea espacial en 8 bits
Gráficos8.5
Sonido9
Jugabilidad/Diversión9.5
Historia/Modos de juego8.5
Puntuación de los lectores 2 Votos
9.5