NBA 2K15 - Análisis PlayStation 4

Una temporada más, tenemos entrega de la franquicia deportiva más prestigiosa de los últimos años con NBA 2K15. Esto no es casualidad, sino fruto de un trabajo constante y de la total  inexistencia de conformismo en las filas de Visual Concepts y 2K Sports, que ante la falta de competencia no se han dejado llevar ofreciendo un producto continuísta, sino con la cantidad de añadidos suficiente como para plantearse en serio la compra de este título habiendo disfrutado de la entrega anterior. Y eso no todos los juegos de cadencia anual pueden decirlo…

ARTÍCULO análisis nba 2k15

Da la sensación de que en el equipo de desarrollo se han pasado una temporada entera escuchando el feedback de los jugadores, porque todas las mejoras residen en los aspectos más criticados por la comunidad. Si NBA 2K14 asombró por su capacidad de simular lo que acontece sobre una cancha de basket, 2K15 va un paso más allá y añade 6.000 nuevas animaciones a la hora sobre todo de entrar a canasta, movimientos en el poste bajo y otros tipos de lanzamiento cercanos al aro, además de mejorar las físicas en los numerosos choques que se producen en la zona. Hay que rendirse a esta mecánica, porque otras franquicias presumen de motor de colisiones para terminar siendo objeto de burla por sus bugs, mientras que aquí tenemos a diez jugadores ocupando un espacio más reducido sin un solo fallo.

Sin embargo, la mayor novedad en la jugabilidad reside en el medidor de tiro, un semicírculo que a la hora de lanzar hay que situar en su punto medio y que determinará el éxito de nuestro lanzamiento. Parecía que podría casualizar el juego, pero no hace más que convertir cada tiro en algo que dependa más de nosotros como jugadores y de nuestra habilidad que del rating de cada jugador en concreto. Eso sí, parece que de momento, a la hora de jugar online, hay mucha gente que abusa del lanzamiento de tres puntos con éxito desmedido, así que se verá más adelante el acierto o no de esta inclusión. A priori, sí parece un buen añadido.

Tambén en defensa se han implementado dos mejoras que aunque parezcan detalles sin importancia, no hacen sino sumar a un gran conjunto. La primera de ellas es la mayor dificultad a la hora de robar balones, lo que lo convierte en algo aconsejable solo si defendemos con un jugador con un rating alto en ese aspecto. La segunda de ellas es la respectiva a los rebotes defensivos. La temporada pasada era frecuente, demasiado, regalar dos puntos al rival al rebotear por encima de la circunferencia del aro, cosa que se ha corregido.

NBA 2K15_20141017134607

Sin embargo a la hora de defender no todo son buenas noticias y es que de vez en cuando se producen situaciones en que nuestros compañeros dejan más de un metro de distancia al jugador con balón y si este tiene buen tiro… apaga y vámonos. Otra circunstancia frustrante son las cantadas en defensa en cortes, puertas atrás… que hacen que los rivales se presenten completamente solos bajo el aro, obligándonos a saltar a la ayuda, y con eso dejar libre de marca a nuestro par, que puede recibir una asistencia para anotar fácil o bien quedar libre de marca para el rebote ofensivo. Esta temporada hay que defender mejor que nunca, porque no siempre vamos a poder fiarnos de nuestros compañeros.

Durante la presentación del juego en Madrid, Rob Jones prometió diferenciar entre el baloncesto que veríamos entre equipos NBA y cualquiera de los 25 equipos europeos que se incluyen en NBA 2K15. En efecto es así: veremos un juego más colectivo, con mejor aprovechamiento de espacios, bloqueos indirectos entre jugadores exteriores y defensas en zona más frecuentes. Por desgracia, volvemos a encontrarnos con plantillas de la temporada pasada, cosa que si nos fiamos de un mensaje durante la intro, se verá corregida a lo largo del año mediante una actualización.

NBA 2K15_20141020010606

Pero si en algo puede sacar pecho esta franquicia ha sido siempre en lo relacionado a modos de juego. NBA 2K15 directamente lo que se saca es la chorra. Coge un modo de juego aleatorio y te aseguro que te vas a enganchar a él. Una vez hecho esto, puedes pasarte toda la temporada con ese modo sin tocar cualquiera de los demás, y eso es realmente prodigioso. Aunque suene exagerado decir esto, no lo es: demasiadas horas y demasiado juego para solo un año hasta la entrega de la temporada que viene.

El modo Mi GM es extremadamente profundo, que no complejo, ya que cualquiera de sus decenas de opciones se encuentran perfectamente distribuidas a lo largo de un menú emergente en la parte superior de pantalla. Así, veremos categorías sobre aspectos tácticos, económicos, de entrenamiento, fichajes, etc… y distintas acciones en cada uno de ellos. Este modo tiene muchas cosas buenas, pero lo mejor que se puede decir de él es que podemos pasarnos un buen rato entre partido y partido haciendo los ajustes en nuestra franquicia que creamos necesarios. Además, la manera de ir adquiriendo funciones como mánager ha cambiado: ya no compraremos niveles a cambio de VC (la moneda virtual), sino que los iremos consiguiendo a medida que vayamos ganando experiencia, en un sistema propio de un juego de rol. Creedme cuando os digo que no tiene absolutamente nada que envidiar a cualquier juego que sea simplemente un mánager.

NBA 2K15_20141017134732

Mi Jugador es el modo preferido por los casuals, sin que suene despectivo, y viendo las inclusiones de esta entrega, están de enhorabuena. La temporada pasada este modo pecaba de pocas opciones conversacionales, situaciones repetitivas, compañeros mudos que ni siquiera movían los labios, etc… Como en todos los aspectos del juego, ha tocado repaso completo. Ahora nuestro alter ego no es una futura estrella que ha sido elegido en una posición alta en el draft, sino un pobre pringao que tiene que empezar a ganarse el pan a base de contratos de diez días. Veremos una historia más profunda, con mayor poder de decisión por nuestra parte y situaciones cotidianas en los vestuarios de la NBA donde se han utilizado las voces reales de los jugadores que intervienen en ellas. Prácticamente, lo que nos encontramos aquí es un “RPG deportivo”.

Y por último, Mi Equipo, el equivalente baloncestístico al Ultimate Team de FIFA. Pese a ser un modo adicitivo hasta la saciedad, en NBA 2K14 presentaba no pocos defectos. El primero, que la única manera de conseguir jugadores era a través de comprar paquetes y más paquetes, cosa que ha cambiado con la casa de subastas. Si buscamos un jugador concreto, o uno con unas habilidades específicas, no tenemos más que utilizar el completísimo buscador y de entre todos los resultados, elegir el que más nos convenga. Al igual que en la más conocida página web de subastas, tendremos las opciones “Pujar” y “Comprar ahora”. Evidentemente, nosotros también podremos poner nuestros jugadores a subasta.

Otro aspecto criticable era la falta de retos para un solo jugador, con el único aliciente de Dominación. Ahora tenemos a nuestra disposición los Desafíos, partidos que habrá que ganar cumpliendo unos determinados requisitos, hasta llegar a 35, a los que se irán sumando otros cada semana. A la hora de enfrentar a nuestro equipo contra otros rivales online en Camino a los Playoffs, dejaremos de encontrarnos con equipos rotos. Si estamos en la última división, nuestro equipo está restringido a un solo jugador de plata, pudiendo ser el resto solo de bronce. Total acierto: ya no cuenta tanto nuestra plantilla o la del rival, sino nuestra habilidad y aprender de verdad a jugar.

NBA 2K15_20141017105527

Con todas estas novedades, no podemos hablar de otra cosa que no sea un simulador deportivo ejemplar. Siempre se ha dicho que el día que en 2K Sports decidan hacer un juego de fútbol, FIFA debería echarse a temblar. Espero que eso no pase, ya que podría suponer el sacrificio de recursos en la franquicia baloncestística. Lo siento por los futboleros, pero que se conformen con lo que hay…

 

Gráficos: 90

Sonidos: 90

Jugabilidad: 95

Modos de juego: 100

TOTAL: 94