Nintendo Switch, comparamos sus posibles características con PS4, PC y móvil

Nintendo Switch es la apuesta de la compañía japonesa para conseguir un pedazo del pastel del sector de las consolas y, como ya nos podíamos imaginar, parece que no intentará competir en el campo de la potencia. Pero, ¿se quedará demasiado corta en este sentido?

Nintendo Switch es, si hacemos caso a las especificaciones que se han filtrado esta mañana, una consola de sobremesa bastante justa. Casi precaria me atrevo a decir. A estas alturas de la película cualquiera pensaría que Nintendo intentaría como mínimo igualar el rendimiento de las primeras consolas de esta generación, PS4 y Xbox One, para asegurarse el lanzamiento de los mismos juegos. Pero la mejora con respecto a Wii U parece casi inexistente.

El gran cambio con respecto a la anterior consola de sobremesa de La Gran N es que deja de tener un corazón AMD y se pasa a la competencia: Nvidia. Mientras leía las supuestas especificaciones de Switch no podía dejar de pensar en que me resultan familiares, hasta que he asociado ideas. Me atrevo a decir que lleva dentro un chip Tegra X1, el mismo que Nvidia Shield, pero con 4Gb de RAM en vez de 3. Esto no es nada malo desde el punto de vista de consola portátil, por su extraordinaria relación consumo/potencia, pero se queda muy corto si quiere estar en la misma liga que las sobremesa.

Nintendo Switch comparación ps4

Por hacernos una idea, y sin salir de la misma distribuidora de componentes, la reciente GTX 1050Ti tiene tres veces más núcleos CUDA, consigue mover el doble de teraflops y su arquitectura es más moderna que la de Nintendo Switch. Y con eso se supone que se alcanzaría los 60fps con una resolución de 1080p en un juego Triple A actual. Una cosa es no querer entrar en una guerra de números y otra es quedarse totalmente desfasado con respecto a la competencia. Ojo. Siempre mirándolo desde un punto de vista de consola fija. Si hablamos de portátil, no tendría rival.

En el siguiente cuadro podéis ver como se compararían sus especificaciones con otros sistemas para entretenimiento.

Sony Xperia X Performance

CPU: Snapdragon 820 (4 núcleos 2,2Ghz)

GPU: Adreno 530 (256 CUDA, 0,5 Tflops)

RAM: 3 Gb

Nintendo Switch

CPU: ¿? (4 núcleos Cortex-A57 2Ghz)

GPU: Nvidia (256 CUDA, 1 TFlop)

RAM: 4 Gb

PlayStation 4

CPU: AMD Jaguar (8 núcleos 1,66 Ghz)

GPU: AMD (1152 CUDA, 1,84 Tflops)

RAM: 8 Gb

PC gama media

CPU: Intel i3-4170 (2 núcleos 3,7 Ghz)

GPU: Nvidia GTX1050 (768 CUDA, 2,1 Tflops)

RAM: 4 Gb

Pero volviendo a Nvidia Shield, me asalta otra duda sobre Nintendo Switch: ¿es posible que funcionen de la misma manera? Si conocéis un poco el concepto Shield, sabréis que no es una consola propiamente dicha, sino un complemento para la televisión con dos funcionalidades concretas, la de Android TV y la de juego remoto. De momento, no nos interesa la primera, pero la segunda explicaría perfectamente la baja potencia de esta consola y la escasa capacidad del disco duro. Además, también tiene una tablet a juego con la que poder jugar en otras partes que no sea en la televisión. Cabe la posibilidad que Nintendo haya mejorado la idea de Nvidia o le haya añadido sus habituales innovaciones e ideas rompedoras.

Como he dicho antes, Nintendo repite los 32Gb de capacidad de almacenamiento, algo que queda claramente corto para el tamaño actual de los juegos y que, en mi opinión, deja toda la responsabilidad en los cartuchos. Podría ser que tuvieran una memoria en la que almacenar los parches, DLC’s o cualquier otro tipo de contenido adicional. Sería una razón bastante buena para abandonar los discos ópticos y decantarse por las memorias, sea en cartucho o en tarjetas.

Nintendo Switch comparación ps4

Mini pantalla, mini mandos… dioptrías y artritis para todos

Para ir terminando, le echaremos un vistazo a la pantalla: 6,2 pulgadas, 1280×720 pixels y tecnología capacitativa con multitoque de 10 puntos. Algo muy parecido a cualquier phablet actual, pero con menor resolución. Eso se puede traducir en una mejor autonomía de batería y una fluidez superior con la misma calidad gráfica, pero viendo el trailer me daba la sensación de ser más grande. Más parecido a una tablet que a un smartphone. Veo algo difícil jugar a dobles en la pantalla de un teléfono yendo en coche, pero bueno.

Personalmente, creo que Nintendo tiene una gran idea para una consola portátil y debe venderla como tal, porque para rivalizar con Microsoft y Sony lo tiene muy difícil. Si consiguen una autonomía interesante y un catálogo que vaya más allá de sus propios (aunque buenísimos) juegos, puede encontrar un nicho de mercado interesante. Veremos si todo esto acaba reflejándose en el producto final o recibe algún cambio de aquí a marzo del año que viene.