Nintendo confirma las Switch robadas y los despidos de los implicados

La semana pasada vimos la interfaz de la Nintendo Switch gracias a que alguna consola se repartió antes de tiempo y hoy Nintendo despide a los implicados.

Culpables, todos conocemos ya la historia del presunto envío antes de tiempo de alguna que otra Switch y finalmente Nintendo ha confirmado que la cosa no va de minoristas ni errores de reparto, sino de alguien con la mano un poco larga que se ha dedicado a robarlas y repartirlas.

Como no podía ser de otro modo se ha aprovechado esta situación para hacerse con unas cuantas visitas y distribuir un pequeño vídeo donde los que vivimos con hype por la llegada de la consola, pudimos observar la interfaz de Nintendo Switch.

Nintendo ha determinado que estas unidades fueron robadas, en un incidente aislado, por empleados de un distribuidor estadounidense, con un sistema que revendía las unidades ilegalmente. Los individuos involucrados han sido identificados, despedidos de su lugar de trabajo y están siendo investigados por las autoridades locales de aplicación de la ley en cargos criminales.

La persona que se dedicó a subir estos vídeos ha confirmado que Nintendo le ha retirado la Switch y que no ha tenido ningún tipo de problema. Casualmente esta persona no tenía ni idea de que la consola que había obtenido era fruto de un robo y por lo general se han mostrado razonables y simpáticos con él ante la situación aunque, como era de esperar, no le devolverán el dinero aunque todavía alberga esperanzas de que Nintendo se enrolle y le regale una Switch por la cara el muy pillin. 

Sea como sea culpables nos queda poco más de una semana para que nos llegue a casa esta nueva híbrida y para todos aquellos que aún tenéis dudas, deciros que estáis a tiempo de cogerla y recibirla en casa un día antes del lanzamiento de forma “legal” junto con el maravilloso The Legend of Zelda: Breath of the Wild que pinta de maravilla o cualquiera de las compras que os recomendamos en Guiltybit. Yo que vosotros espabilaría y no esperaría más, veniros al lado oscuro, culpables.