Escándalo Oculus: John Carmack se defiende de las acusaciones vertidas contra él

Tras la resolución del juicio de ZeniMax y Facebook por Oculus Rift, John Carmack ha saltado al escenario para defenderse ante las críticas sobre su actuación en el caso de las gafas VR.

A pesar de no haber levantado las pasiones que se esperaban antes de su lanzamiento, Oculus Rift sigue sonando en la actualidad, aunque por desgracia sea debido a todo lo que rodea al juicio entre Facebook y ZeniMax debido a las insinuaciones de esta última sobre el robo de documentación por parte de Palmer Luckey y John Carmack.

Ahora que ya se han dado los resultados judiciales y la noticia vuelve a ser tema de actualidad, el principal programador de Doom y Wolfenstein 3D, entre otros juegos, ha decidido soltar a través de su cuenta de Facebook sus opiniones sobre todo lo ocurrido, en las que afirma que no se basó en el código de id Software, compañía bajo el manto de ZeniMax y antiguo lugar de trabajo suyo.

Recordemos que la denuncia indica que Carmack no llegó a copiar literalmente el código de id Software, pero que sí se basó en éste para dar a luz al suyo propio, una práctica que resulta incluso más sencilla de llevar a la práctica que la de copiar cual estudiante de secundaria, debido a las dificultades que implica adaptar posteriormente un código ya creado.

Oculus

Para sostener su teoría, Carmack se basó en varios ejemplos del mundo del cine y la literatura, asegurando que si alguien realizara un libro similar a Harry Potter pero eliminando un par de matices tendríamos cientos de historias distintas, aunque asegura que esto podría parecer una violación del copyright. Además, cree que si fueran publicados en Internet los códigos de ambas partes la comunidad vería claramente que no tienen nada que ver y se burlaría de la denuncia.