La huída continúa mientras Big Mom se vuelve más y más loca. Pero aquí aparece Pudding de nuevo. One Piece 847 siegue siendo un capítulo lento, pero al menos con contenido.

Otra semana más con un ritmo lento y pausado. En One Piece 847 no ocurre casi nada, pero se plantean muchos inicios de eventos importantes. Mientras Big Mom sigue loca, los Mugiwara se dividen para hacer frente a la nueva amenaza.

A ver hasta cuándo son capaces de aguantar y cómo se las apañan para huír de esta ida de olla.

El regreso de Pudding

Pudding es un personaje bastante curioso. Empezó siendo buena y adorable pero luego resultó que era más despiadada de lo que uno se podía imaginar. Estaba detrás del asesinato de Sanji y el Germa 66 pero aún sabiéndolo, el cocinero de los Sombrero de Paja le dio una oportunidad.

Precisamente ese gesto ha sido el que ha hecho que la muchacha se decida a ayudar a los Mugiwara junto con Chiffon. Y, por ende, es lo que ha hecho que sea de nuevo “buena”. Al menos mientras su bipolaridad le deja.

one piece 847 pudding y sanji

Es la enésima hija que le sale rana a la emperatriz del mar. Ya hemos visto cómo Chiffon ha intentado asesinarla junto a Bege, pero no es la única. Lola también se fue, y hay más familiares que no están muy a favor de la Yonkou. Pero bueno, por estadísticas es normal, ¿no? Al fin y al cabo sabe dios cuántos hijos ha tenido Linlin.

El sunny en peligro

Una de las cosas que me mosquea desde que llegaron a Whole Cake Island es que el Sunny ha estado mucho tiempo tranquilo. Analicemos un poco la situación. Los Sombrero de Paja llegaron mientras la familia de Big Mom lo sabía. Les guiaron hasta la isla y les dieron prácticamente el sitio en bandeja para perderlos.

Nadie se quedó protegiendo el barco mientras pasaba toda la locura de la fiesta del té y la ceremonia de la boda. Y han pasado muchas cosas. Luffy contra Cracker, la pelea contra Sanji, el reencuentro, el plan de Bege, la boda, la huída… Y en todo ese tiempo no hay un solo enemigo que haya secuestrado el barco.

Qué queréis que os diga. Si yo fuese el líder de esa isla lo primero que habría hecho habría sido quitar el barco de ahí y guardarlo a buen recaudo. Pero supongo que entonces la saga se nos habría ido muy lejos.

El problema es que, ahora tenemos a Peros y a Katakuri custodiándolo. Es decir, al primogénito de la Yonkou y a uno de los más fuertes que hay en escena. Y lo siento mucho por Brook y Chopper, pero no creo que puedan con ellos. Mucho menos si encima no son capaces de sacar todo su potencial para evitar dañar al barco.

one piece 847 big mom

Así que ¿cómo conseguirán deshacerse de estos dos y volver al mar para continuar la huída hacia Chocolate Island?

Un ritmo lento

La saga se ha ralentizado mucho desde hace unas semanas. Tras la caída del Whole Cake Chateau la cosa ha ido de más a menos. Es natural que se baje la tensión antes de llegar a un nuevo clímax. De hecho, aún no hemos tenido las “grandes peleas” de esta saga.

Aún están por ahí Katakuri, Peros, Smoothie y los demás hijos principales. Por no contar a Big Mom. Así que aún queda esperar algo más de todo esto.

La cosa es que esta bajada de ritmo es excesiva. Pese a que en el capítulo de hoy hemos visto muchos “inicios”, realmente no ha pasado nada. Solamente que Sanji se ha ido con Chiffon y Pudding. El resto ha sido tiempo perdido.

En el Sunny apenas se ha peleado (ni Peros ni Katakuri han motivo un dedo aún). Big Mom solo ha salido del agujero y la charla con Pudding ha sido eterna.

No diré que no me lo esperaba. Es el ritmo típico de los momentos entre clímax de One Piece. Pero sí que a veces cansa. Y más cuando hace calor.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of