One Piece: Pirate Warriors 3 - Avance PlayStation 4

One Piece: Pirate Warriors 3 es la nueva entrega de esta subsaga basada en el popular manganime eterno. Omega Force vuelve a darle su toque a esta famosa franquicia para convertirlo en un Dinasty Warriors al uso, pero ambientado en el mundo de One Piece, algo que parece no solo triunfar dentro, sino también fuera del país del sol naciente.

El Musou, más vivo que nunca

Si a un servidor le llegan a decir hace unos años que el Musou se iba a poner de moda en nuestro país, no me lo creería ni por asomo. Los Musou son un estilo de juego en el que un solo personaje (en algunos juegos hay modo cooperativo) se enfrenta a ejércitos de enemigos a lo largo de un campo de batalla bastante amplio. La franquicia que prácticamente inventó este género tan japonés fue Dinasty Warriors, que aplica el Musou a una ambientación en el Japón medieval. Tras varias generaciones de consolas con la misma temática, Koei Tecmo lleva un tiempo adaptando el estilo Musou a franquicias muy conocidas tanto del mundo de los videojuegos como del manganime, haciendo al género bastante más conocido y apetecible fuera de las fronteras japonesas. Gracias a este giro de tuerca, hemos disfrutado de Musous basados en Gundam, Dragon Quest, Zelda y, el que nos ocupa en este reportaje, One Piece, que lleva ya a sus espaldas tres entregas.

Su primera parte vió la luz en 2012, mezclando las plataformas con el Musou, un experimento un poco raro. Su segunda parte ya fue un Musou puro y duro que obtuvo muy buenas críticas tanto de prensa especializada como de gamers, lo que ha llevado a los amigos de Omega Force a ser un poco continuistas y repetir la fórmula en esta tercera entrega, que nos da una sensación bastante evidente de “más de lo mismo”.

OPPW3-1

En One Piece: Pirate Warriors 3 volvemos a la acción pura y dura de su precuela, pero cambiando el argumento. Si en el anterior se apostó por una historia original, en la secuela recorreremos todo el argumento existente (en el modo Legend Log) del manganime (que aún continúa abierto), desde el principio hasta el mismísimo Donquixote Doflamingo. Como es de esperar, la plantilla de personajes se amplía con respecto a la anterior entrega. Se desconoce actualmente la plantilla completa, pero os aseguro que va a ser enorme y de mucha variedad (incluidos enemigos). Empezaremos con un grupo reducido de los mismos, que se irá ampliando conforme avance la historia.

En el modo Dream Log nos alejaremos de la historia principal y visitaremos localizaciones desconocidas, donde tendremos que capturar islas y derrotar a los final boss de turno, recolectando de paso monedas y posters.

La plantilla principal de luchadores ha sufrido ligeras modificaciones, pero si no se ha jugado mucho a la segunda parte, prácticamente no lo vamos a notar. Por poner un ejemplo, ahora Zoro puede usar el número de espadas que quiera. Este es solo un ejemplo que conocemos, pero estamos seguros de que al menos los personajes más importantes han tenido un ligero cambio en su control. Conservamos los Kizuna Rush y Kizuna Special Attacks, con los que podremos invocar hasta a 4 personajes para que nos ayuden en la batalla, e incluso hacer un ataque conjunto rellenando una barra.

El apartado técnico, como es de esperar, es bastante sencillo. El Musou es un género que pone en pantalla a muuuuchos personajes a la vez, y si añadimos sus movimientos y los ataques especiales el motor sufre bastante para moverlo todo. Para que todo esto se mueva lo más fluido posible, el motor gráfico se ve mermado, haciendo parecer al título un juego de la generación anterior. Esto no es ninguna novedad, ya que pasa en todos los Musou existentes, aunque quizás en este One Piece: Pirate Warriors 3 se note menos debido a su estilo Cell Shading.

OPPW3-2

Acción y One Piece, buena combinación

Bandai Namco hace posible una vez más que podamos disfrutar de este tipo de juegos por estas tierras. Como mínimo, One Piece: Pirate Warriors 3 será igual de bueno que su precuela, que ya es mucho decir.

La curiosidad que todos tenemos con este título es su versión para PlayStation 4 y PC. No sabemos cómo afectará al apartado técnico esta llegada a la nueva generación, ya que puede sentarle de perlas y hacer aún más redonda la experiencia.

One Piece: Pirate Warriors 3 saldrá a la venta para PlayStation 3, PlayStation 4 y PSVita el 28 de agosto de este mismo año.