Opinión - Reivindicando PS Vita

PS Vita es la consola portátil más potente jamás creada, y aún con eso, pasó de puntillas por el E3 y solo dos años después de su lanzamiento ya hay pájaros de mal agüero que la dan por muerta. El objetivo de este artículo no es buscar culpables de su situación, ni causas, ni soluciones (que se hará), sino reivindicar la posición de una consola que por mucho que no haya llegado (ni probablemente llegue ya) al punto de aprovechamiento que todos esperábamos, aún puede ser muy disfrutable por mucho tiempo más. Si Sony y las third parties no quieren alargar su vida, hagámoslo nosotros.

ARTÍCULO opinion reivindicando psvita

La primera vez que tienes una PS Vita en las manos te das cuenta del monstruo que es y de lo que puede dar de sí, o mejor dicho, y por desgracia, de lo que podría haber dado de sí. Sin embargo, la consola ha quedado relegada a un nicho de indies, juegos descargables y otros de mayor o menor calidad procedentes de Japón. No hay practicamente ni un solo desarrollo AAA third party, al menos que no sea un port de PlayStation 3, y llegados a este punto, es difícil imaginar que vayan a llegar algún día. Tras nutrirla durante un tiempo de buenos (incluso excelentes) exclusivos como Uncharted: Golden Abyss, Killzone: Mercenary o Soul Sacrifice, ni siquiera la propia Sony parece tener puestas muchas esperanzas en PS Vita como plataforma para trasladar la experiencia de la consola de sobremesa al juego portátil, que al fin y al cabo, es para lo que fue concebida.

uncharted

¿Por qué ha pasado esto? Por muchas razones, para empezar, la competencia, y aquí no me refiero a Nintendo 3DS, que tampoco es un rival sencillo con el que compartir mercado. Los auténticos enemigos de PS Vita han sido los móviles y tablets, y no aquí en Europa, ni en Estados Unidos, sino en Japón, donde a pesar de ser el territorio donde más se está apoyando la consola, también es donde más prolifera el juego en smartphones.Las ventas en el país nipón han sido muy irregulares, habiendo semanas que ha superado a 3DS en la lista de hardware, pero viéndose otras superada por, ojo, PSP. En resumen, en este sentido es capaz de lo mejor y de lo peor.

Otro de los motivos de su escaso éxito de ventas es el público objetivo. No es que haya confundido el target, porque desde el principio quedó claro que era una consola destinada al jugador habitual, pero hubo un público que siempre ha sido clave para las consolas portátiles: los niños. Nintendo DS vivió de esto, por ejemplo, no nos engañemos.

Y luego están los juegos, claro… ¿Tiene malos juegos? Para nada, a los tres que he mencionado antes sumemos Tearaway, Persona 4 Golden, Gravity Rush, Little Big Planet, Muramasa Rebirth, Wipe Out, Assassin’s Creed Liberation… muchos de ellos exclusivos y los que no lo son, me atrevería a decir que lucen su mejor versión en la pantalla de Vita, como Dragon’s Crown, Rayman Legends… El problema no ha sido la calidad, y me atrevería a decir que ni siquiera la cantidad, sino que las ventas de la consola han sido tan bajas, que resulta imposible hablar de ninguno de estos títulos como un éxito comercial. Más bien al contrario, muchos de ellos han pasado totalmente desapercibidos.

¿Y qué culpa tiene Sony de esto? Mucha, sin duda. God of War o Gran Turismo, son dos franquicias exclusivas que tuvieron buenas entregas en PSP, excelentes en el caso de la saga de Kratos. ¿Noticias de ambas en PS Vita? Cero. Son solo dos ejemplos. Y otros intentos de llevar franquicias de terceros tampoco han fructificado del todo bien, resultando en juegos insulsos (AC: Liberation), pésimos (COD: Black Ops Declassified) o directamente, desaparecidos (Bioshock). Para colmo, ya está totalmente confirmado que la propia Sony reducirá la producción propia de juegos para su portátil. Panorama desolador, ¿verdad?

muramasa01

Venga, va, no tanto. Vamos a mirar las cosas con optimismo. Ya tenemos la consola, ¿y ahora qué? Una vez somos conscientes de que lo que hay es lo que va a haber (habría que ser ingenuo para pensar que la cosa va a cambiar radicalmente), tenemos dos opciones: asumirlo y disfrutar de lo que ofrece PS Vita, que no es poco, o deshacernos de ella: venderla, regalársela a un amigo o primo o lo que sea. Lo que no tiene ni pies ni cabeza es tener un pisapapeles de 200 euros y seguir llorando porque no salen grandes juegos.

Es cierto que tiene una gran cantidad de juegos indies y descargables que no solo no son exclusivos, sino que muchos de ellos pueden encontrarse en Steam por la tercera parte del precio del que aparecen en la PS Store, pero la mejor plataforma donde jugarlos es PS Vita, una plataforma pensada para jugar partidas cortas, rápidas y en una pantalla de grandísima calidad. El catálogo actual ya es bastante considerable, y no promete más que seguir creciendo en cantidad y calidad.

Cierto, si dijera que cuando compré PS Vita esto es lo que esperaba de ella, estaría mintiendo como un bellaco, pero creo que aún puede ser una consola muy aprovechable, por mucho que no haya cumplido las expectativas.

Nota: Me he centrado exclusivamente en PS Vita como consola por sí misma, ni siquiera la tengo en cuenta como complemento de PlayStation 4, no me parece más que una excusa para darle una utilidad más…