Overwatch, probamos su beta

Este mismo día 6 de abril, el equipo de Blizzard ha organizado un evento privado para poder probar la beta de su nuevo juego, Overwatch. Ha sido la única muestra cerrada en Europa, así que, ¿cómo no íbamos a estar ahí?.

Las sensaciones han sido muy positivas. Como ya se sabía, Overwatch es un shooter en primera persona donde el objetivo principal es acabar con tu enemigo. Parece algo común y abundante en esta industria, pero la obra de Blizzard se guarda varios ases sobre la manga:

El primero de ellos es la importancia del trabajo en equipo. Existen una veintena de héroes a elegir para luchar, pero cada uno tiene una función específica. Unos son atacantes puros, otros ofrecen apoyo a modo de salud, mientras que otros trabajan como muros defensivos con barreras y cúpulas. La clave para la victoria reside en el equilibrio: un equipo basado en atacantes puros se ahogará ante las defensas rivales y no conseguirá la victoria, y viceversa.

Por lo tanto, el punto fuerte de Overwatch, sin duda, está en sus personajes (aparte de en la cooperación de estos, claro). Las habilidades específicas, ademas de sus historias que se contarán mediante vídeos y cómics digitales, y su particular carisma, nos hacen probar y probar hasta encontrar alguien que se adapte perfectamente a nuestras capacidades. Desde Widowmaker, una sigilosa y letal asesina, pasando por Wilson, un mono modificado capaz de proteger a su equipo con un escudo circular, o Torbjorn, quien coloca torretas para proteger a sus compañeros a modo de escolta. Cada jugador tiene un estilo y que no se preocupe, porque en este shooter la variedad es amplia y la manera de jugar estará perfectamente ligada a un personaje.

En esta beta se podían jugar a tres modos de juego: escolta (un equipo debía escoltar un vehículo hasta su base, mientras que los defensores trataban de no ser robados), ataque (conseguir una zona que pertenece al enemigo) y el clásico duelo por equipos. Los mapas son variados y están basados en localizaciones reales: unos son más cerrados y los aprovechará Reaper con sus escopetas, mientras que en otros Hanzo con su arco podrá aprovechar para atacar desde la distancia.

Overwatch, probamos su beta

Widowmaker está destinada a aquellos jugadores que ataquen desde la distancia

En el aspecto técnico, el juego viene doblado al castellano y las voces resultan muy agradables de escuchar. Los gráficos no es que vayan a marcar una época o sean un referente como puede ser Halo en este género, pero sin lugar a duda, no dejan nada que desear.

Overwatch es un gran juego multijugador desviado de lo tradicional y estipulado. Si buscas un mata-mata contra gente a lo largo del globo, quizá deberías mirar hacia otro lado. Si en cambio, estás dispuesto a desempeñar un rol por tu equipo, jugar como tal y conseguir un objetivo común, sin duda Overwatch no te defraudará.