Dictada sentencia, un matrimonio paga una multa a Nintendo por alojar roms en 2 sitios webs sin permiso. 12 millones tendrán que desembolsar a la gran N.

Los temas relacionados con la piratería nunca acaban bien. Decídselo si no a Jacob y Cristina Mariah de Arizona. El matrimonio paga una multa a Nintendo por alojar roms, unos 12 millones como castigo. La cantidad ha sido tasada en función del volumen de pérdidas que supusieron las descargas de las 2 páginas que gestionaba la pareja.

Ambas webs, Loveroms. com y loveretro.com, cerraron sus puertas el pasado julio tras la intervención judicial de Nintendo, apareciendo un mensaje de matenimiento si se accedía a ellas. Dichos sites ofrecían descargas gratuitas de roms famosas de la gran N como Mario Kart 64, Donkey Kong 64 o Super Mario World.

Este caso hace ruido debido a la magnitud de la multa. En el pasado se echó el pestillo a otras webs por causas similares, pero con castigos infinitamente menos severos. Tras la sentencia, la pareja ha cerrado definitivamente las páginas web y han reconocido los cargos, mostrándose asertivos con la tasación de los daños incluso.

LEER MÁS:  Análisis de Spaceland, el pequeño XCOM independiente

A nivel nacional tuvimos situaciones similares. El cierre de Espal, Ceramic Links o Series.ly se cuentan como victorias contra la piratería. Aunque en España seguimos siendo uno de los países con más piratería en activo, estamos teniendo un bajón en los números desde abril.