Paragon Beta - Primeras impresiones

Dentro de la enorme y horrenda lista de las “comedias románticas” que hay en el cine, hay veces que suena la flauta y una me gusta. Eso me ha pasado con Paragon, el MOBA de Epic Games, a grandes rasgos.

Pero vayamos por partes. No olvidéis que de lo que estoy hablando es de una beta, por lo que todo lo que diga puede ser muy distinto en el resultado final. Teniendo esto bien claro, hablemos de lo que me ha parecido destacable.

Como he dicho antes, Paragon bien podría ser esa comedia romántica que no me produce ningún tipo de náuseas ver. El problema básico es que sigue siendo una comedia romántica, y la base que tan poco me gusta sigue estando presente.

Este juego es un MOBA en 3ª persona. MOBA quiere decir, literalmente, Multiplayer Online Battle Arena.Vamos, que es un título que viene a engrosar la lista de los League of Legends, Dota, Smite, Heroes of the Storm y compañía. Este, por el hecho de ser en tercera persona, vendría a asemejarse más a Smite, de los aquí mentados.

El principal punto positivo y negativo es que es ni más ni menos que eso, un MOBA. Hay un número determinado de personajes (menos carismáticos que un calcetín, por cierto) con habilidades “únicas” así como estadísticas propias distribuidas en este caso en Ataque Básico, Potencia de Habilidad, Resistencia y Movilidad. Las partidas tienen lugar en un mapa dividido en 4 zonas, divididas en tres líneas y todo lo que hay por en medio (la denominada jungla, vaya). El objetivo es destruir las torres de las líneas para llegar al objetivo final en la base del enemigo y destruirlo. Tan simple y purista como todos los demás MOBA’s.

 

Es por esto por lo que pertenece a este género, y es por eso que parece una comedia romántica. El caso es que en principio no destaca, no tiene nada de especial, ni es mejor que los demás de su género. Es lo mismo de lo mismo en un panorama donde los mejores están muy claros.

Pero, ante todo pronóstico, ante un género que no me interesa lo más mínimo, y donde es lo mismo de lo mismo otra vez sin aportar nada interesante, me ha gustado. Tampoco lo he probado a fondo con todos los personajes porque al fin y al cabo esto es una beta y al juego le queda mucho, pero la primera sensación de juego es positiva.

¿Y por qué? Pues tras mucho pensarlo he llegado a la conclusión de que es por su simpleza. Poco a poco me hago viejo y las cosas muy técnicas ya me cuestan, y cuando intenté entrar al LoL por primera vez, lo dejé para siempre tras 6 partidas. En cambio, a Heroes of the Storm, mucho más simple que el primero, le dediqué bastantes más horas. Paragon a su vez es mucho más sencillo que el de Blizzard. Quizá por su escasez momentánea de personajes, pero es lo que me parece a priori.

Un buen ejemplo es que, como en todos los juegos, hay una especie de subsistema para mejorar al personaje. En el LoL puedes usar el dinero que consigas para hacerte con objetos, además de runas y maestrías y esas cosas. En Paragon es mucho más simple. Hay dos niveles; el de personaje y el de ámbar. El primero es el típico, con cada nivel mejoras un poco los atributos y además consigues un punto para gastar en las diferentes habilidades. El segundo en cambio se traduce en Poder. Empiezas con 3 de Poder, y a medida que subas este nivel conseguirás más. Este Poder lo podrás cambiar por cartas de todo tipo, desde objetos activos hasta pasivas como más daño o velocidad de ataque (4 de los primeros y 2 de las segundas). Además, cada una de estas asignaciones puede ser mejorada y evidentemente, puedes hacer tus propios mazos con las cartas que consigas y desbloquees haciendo retos diarios y subiendo de nivel. Simple, efectivo y divertido.

paragon beta primeras impresiones

Otra cosa que me ha gustado es el hecho de formar parte directamente de la acción. Es por esto que los MOBA’s en 3ª persona me parecen más entretenidos y dinámicos que los de vista isométrica. Realmente sientes que estás combatiendo en el medio contra un mago mientras lanzas flechas intentando apuntar correctamente para conseguir algo, y no estás jugando una descafeinada partida de ajedrez.

Otra de las cosas destacables es su apartado artístico. Esta vez es un tema futurista, que irremediablemente me recuerda a Final Fantasy XIII. Soy el primero al que este título le parece algo insultante, y más con el nombre que lleva sobre los hombros. Pero lo que es innegable es que sus paisajes y parajes, tanto futuristas como naturales son fabulosos. Y este tiene mucho de eso. A nivel gráfico y sonoro pues bueno, digamos que cumple con lo establecido, sin alardes de ningún tipo. Los efectos visuales y las animaciones, eso sí, me han parecido mucho mejores que los del resto del género.

El nivel técnico, por cierto, es muy pero que muy mejorable. Te da perfectamente tiempo a leer algo mientras esperas buscando una partida. De hecho, para que os hagáis una idea, estas mismas líneas están siendo escritas mientras el buscador sigue sumando minutaje. Además tiene ralentizaciones y males de diversa índole. Al fin y al cabo, estamos en beta, y todo esto es permisible.

Mirad, soy el primero que se encuentra apático frente a los títulos de este tipo, y más con Paragon que me parecía otra vez más de lo mismo, y eso mismo nunca me ha interesado ni lo va a hacer ahora. Pero el caso es que lo que he jugado realmente me ha parecido entretenido y asequible. Si jugara con amigos (cosa que no he hecho) probablemente se incrementaría la sensación. Eso sí, solo durante unas partidas. Si estáis pensando en introduciros en el mundo del MOBA, puede ser que este título sea el que buscáis.

No obstante, tenéis que tener muy claro a lo que vais. Es un juego repetitivo a no ser que te apasione, tedioso y aburrido si vienes educado de otra forma, lento si tu principal exponente multijugador son los shooters. Pero a quién vais a engañar, si estáis aquí es porque, de alguna u otra forma, esto os llama. No perdamos la cabeza, esto no es más que otro MOBA del montón, no alcanza ni de lejos las pretensiones que parece tener. Pero es simple y divertido.

Cuando salga, veremos cómo ha quedado y el veredicto final. Pero a priori, es sencillo, entretenido, sin ningún tipo de carisma, sin innovar en nada y más de lo mismo. Vamos, la comedia romántica que podrás ver sin que te sangren los ojos.