Persona Q: Shadow of the Labyrinth - Análisis Nintendo 3DS
Persona Q: Shadow of the Labyrinth - Análisis Nintendo 3DS
86%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
99%

ARTÍCULO ANÁLISIS persona q shadow of the labirinth

La pequeña de Nintendo todavía quiere seguir dándonos alegrías una tras otra, y aunque estamos a punto de acabar el año, todavía siguen saliendo juegos como este Persona Q: Shadow of the Labyrinth que contribuyen a que el ritmo no pare. Y si encima ese ritmo es con títulos de la calidad de este, no podemos más que dar gracias doblemente. ¡Y que siga por mucho tiempo!

Existe un género algo olvidado hoy en día, ese que antaño se caracterizaba por explorar mazmorras y por su dificultad generalmente endiablada, que nos hacía exprimirnos los sesos al máximo intentando desvelar los misterios y secretos que nos aguardaban mientras recorríamos cada milímetro de las estancias intentando sobrevivir ante las ingentes hordas de enemigos que nos acechaban una y otra vez.

Este género, el de los Dungeon Crawlers, antes era muy común pero en los últimos años el número de lanzamientos de este estilo escasea bastante, y más todavía si hablamos en consolas. Afortunadamente, de un tiempo para aquí han vuelto a aparecer algunos nuevos títulos como pueden ser los Eliminage o incluso los Etrian Odyssey (del cual toma prestadas muchas cosas), y ahora gracias a Atlus, se nos presenta este Persona Q como un serio candidato a proseguir por esta senda.

Hasta ahora la saga Persona, que a estas alturas de la vida ya sabréis que es un spin-off de los Shin Megami Tensei, únicamente había estado asociada a las consolas de Sony, y por primera vez, hace acto de presencia en la consola de otra compañía. Eso sí, en un juego totalmente independiente que no sigue la cronología oficial de la saga. Más bien podríamos decir que se trata de un spin-off de esta (sí, esto lo convierte en el spin-off de un spin-off, no os equivocáis), que además nos presenta algo de “fanservice” al incluir en su interior a los personajes de las 2 entregas más exitosas: Persona 3 y Persona 4.

Nada más encender el juego, y tras asistir a una intro personera total (adorable, por cierto, como siempre), se nos invitará a escoger alrededor de quien queremos centrar la historia: o bien los personajes de P3, o los de P4 (y no, no estoy hablando de maltrato infantil). El trasfondo de la historia seguirá siendo el mismo en definitiva, pero la manera en como se desarrolla cambiará, así que cada uno es libre de escoger.

Eso sí, elijamos a quien elijamos, el número de personajes jugables seguirá siendo el mismo, por lo que tan solo tenemos que dejarnos llevar por el cariño que le tengamos a alguno de ellos o si no, por el que más nos llame la atención. Algunos directamente escogerán al equipo de las más monas, por ejemplo, y otros al más “kawaii” de los protas, o que se yo.

Yo estoy en el segundo tipo, y me debo al prota del P4, Yuu Nakagami (nombre que se le dió de forma “oficial” en la adaptación oficial del anime), así que mi historia está centrada en los chicos de Inaba.

Persona Q Shadow of the Labyrinth 30

Al poco de empezar seremos trasladados a un lugar que parece ser el insituto de los protas, el Yasogami, pero pronto verán que la realidad es otra, y aunque todo sea muy parecido, las cosas no serán muy normales a partir de este punto. Para empezar conoceremos a los dos personajes exclusivos de este juego, Zen y Rei, los cuales se nos unirán para intentar encontrar la salida de este extraño mundo.

Además de nuestro equipo y la nueva parejita, hay otra persona que ha llegado a este lugar y esa es Margaret, la ayudante del viejo narigón de la Velvet Room. Para los “newcomers” que no lo sepáis, es una sala localizada a medio camino entre la realidad y nuestros sueños (algo así como una habitación que solo ves una noche después de una buena cogorza).

Ella será la que se remangue los brazos y nos monte una posada en la enfermería, una tienda en una clase, y alguna cosa más como una copia de la Velvet Room original. Una vez nos hemos situado, lo único que llama nuestra atención es una extraña atracción, en la que cuando entramos nos vemos transportados a un extraño lugar ambientado en Alicia en el País de las Maravillas. Y con esto llegamos a lo que será nuestro primer laberinto.

Cuando empecemos a explorarlo veremos que como buen “dungeon crawler”, seremos nosotros mismos los que tengamos que ir trazando el camino que vayamos siguiendo, así que la pantalla táctil de la 3DS se convertirá en nuestra mejor amiga, ya que Stylus en mano, tendremos que ir dibujando el mapa conforme vayamos avanzando, intentado dejar bien reflejado todo lo que nos vayamos encontrando. Además, también seremos testigos de como un paso en falso puede ser fatal, ya que los enemigos pegan duro desde el principio.

Además, aparte de los enemigos normales, durante nuestras caminatas aparecerán otros bicharracos conocidos como FOEs, que se caracterizan por darnos matarile en menos de lo que dura un suspiro, por lo que es bastante recomendable huir de ellos hasta más adelante.

Nuestro equipo consistirá en cinco de nuestros personajes más Rise, que nos ayudará telepáticamente desde la Velvet Room guiándonos y haciendo de soporte durante los combates. En estos tendremos que hacer uso de nuevas tácticas, ya que el sistema no funciona como las entregas anteriores.

Al explotar la debilidad de un enemigo, en vez de atontarlo directamente (ahora tiene solo un % de hacerlo), entraremos en un estado llamado Boost, durante el cual nuestras magias no consumirán SP y recibiremos un pequeño bonus en nuestras capacidades, así como una mayor velocidad de actuación durante la batalla.

Mientras sigamos explotando esas debilidades no perderemos el status pero solo hasta que nos pegue un enemigo, momento en el cual volveremos a nuestro estado normal. Eso sí, cuanta más gente tengamos en estado Boost, mayores posibilidades tendremos de desencadenar el ya famoso Todos-a-una, en el que como siempre se lanzarán todos nuestros personajes a repartir mandanga de la buena.

Persona Q Shadow of the Labyrinth 29

Nuestras Personas irán aprendiendo nuevas habilidades conforme vayamos subiendo niveles, y a partir de cierto momento desbloquearemos la posibilidad de equipar una sub-Persona secundaria, lo que aumentará nuestras posibilidades considerablemente dado que nos permitirá disponer así de más habilidades simultáneas, y adaptarnos más fácilmente a todo tipo de situaciones.

Al finalizar algunos combates, y según el número de personajes que tengamos en modo Boost, tendremos más o menos probabilidades de obtener una sub-Persona,  y que por cierto, si en algún momento conseguimos derrotar a algún FOE, este seguro que nos soltará una bastante hiper-vitaminada, que incluso podrá tener más nivel que nosotros, por lo que son un bien bastante preciado.

Tal y como pasaba en los otros juegos, podremos almacenar Personas de forma limitada, pero no es realmente un problema ya que como siempre contamos con la Velvet Room y su posibilidad de fusionarlas entre sí para obtener otras más poderosas, o recuperar alguna otra que tuviéramos anteriormente gracias al Compendium en el que las vamos registrando.

Para este título además se añade la utilidad del Street Pass, que nos permitirá compartir una de nuestras Personas con todo aquel que nos crucemos por la calle, así que puede resultar una ayuda bastante imprevista pero igualmente válida. Tampoco me voy a olvidar del modo saca-cuartos, que en principio nos ofrecerá algunas Personas chachi-pirulis en modo DLC (¡aunque alguna hay gratis!)

Persona Q Shadow of the Labyrinth Interior 2

Únicamente me queda por decir que a partir de cierto momento, el resto de personajes no escogidos al principio del juego se unirá a nuestra causa, haciendo que todo se estructure de otra forma, y será cuando de verdad empecemos a sufrir pasarlo bien. Desde luego no dejaremos de reirnos con las ocurrencias que se nos presentarán entre más de uno de estas dos pandillas de gamberros aventureros.