La polémica de Final Fantasy XV y la pérdida del amor propio

La polémica de Final Fantasy XV ha sido abundante. Y no es para menos: el título ha ido dejando un rastro de cuestionables decisiones que me hacen pensar que Square no quiere a su saga.

11 de junio de 2013. Square-Enix desvela que el enigmático Final Fantasy Versus XIII ha evolucionado y ahora será la decimoquinta entrega de la saga. Por aquel momento teníamos muchas ganas de ver qué podía ofrecer Final Fantasy XV. No solo por aquella sorpresa, sino por todo el secretismo sobre su largo desarrollo.

Ya escribí hace unos días en Voltio que Square-Enix es una compañía de altibajos, capaz de hacernos gritar de emoción con el anuncio de la vuelta de Cloud y de rabia por lo poco que nos gustó Final Fantasy XIII. La decimocuarta entrega de su saga más importante bien puede ser el mejor ejemplo: pasó del desprecio de la comunidad a ser un muy respetable MMORPG.

La llegada de la aventura de Noctis presagiaba el ascenso por esa montaña rusa en la que vive la compañía. Pese al escepticismo de muchos veteranos, que reclamaban la presencia de más elementos clásicos, había ilusión con él. Veíamos que habían depositado amor y cariño, que realmente el equipo quería sacar adelante el proyecto y que lo disfrutáramos.

Un nuevo comienzo

31 de marzo de 2016. Square, en un gran evento realizado solo para hablar sobre el juego, desvela que saldrá el 30 de septiembre de ese mismo año. Por fin, todos los gameplays, las demos y las charlas de Tabata mostrando la pasión que tienen por el juego se iban a materializar. Las ganas de jugarlo de la comunidad de fans iban en aumento. Y con razón.

Ese mismo día Square anunció el lanzamiento de Kingsglaive, una película que haría las veces de precuela. También anunció la serie de anime que serviría para profundizar en las relaciones de amistad de los compañeros. Incluso un juego para móviles que imita al minijuego propio de la obra. Y, cómo no, DLC.

Empezamos a dudar, pero durará poco. Ya empezaban a hablar de “El Universo de Final Fantasy XV”. El buen fan, ese que ama a Square cuando está en lo alto de la montaña rusa, celebra la llegada de tanto material. Final Fantasy XV no solo iba a ser un juego prometedor, sino un complejo entramado transmedia con ganas, de verdad, de saciar los años de espera de los jugadores.

polémica de final fantasy xv

12 de agosto de 2016. Square, harta de aquellas dudas, jura que los DLC no son contenido recortado del juego. Serán, obviamente, complementos. Ah, y también habrá DLC después del pase de temporada. ¡Pero no todos serán de pago! Y, por supuesto, todo dentro de ese maravilloso universo que quieren crear sobre él.

A los pocos días, solo 5 meses después del anuncio oficial, Hajime Tabata confirmaba el retraso de un juego que llevaba una década en el horno. Se entendía, aún así, pues sus argumentos tenían mucho sentido: querían optimizar al máximo el juego y que no haya necesidad de descargar nada para poder disfrutarlo plenamente. Además, aseguró que llegarían otros extras al juego desde el primer día. El fan, expectante, lo comprende.

El esperado lanzamiento

29 de septiembre de 2016. Por fin, tras tanta espera, sale el juego. Un juego que, por cierto, vino precedido por un parche de unos buenos gigas de actualización. Una actualización que llegó sin ningún extra, al contrario de lo que había prometido Tabata. Pero daba igual: por fin está aquí, ha llegado el momento de jugarlo. ¡Ya era hora, por fin podremos ver todo el amor que hay puesto en él!

Pese a que levanta asperezas entre varios sectores de la comunidad, parece que hay consenso: Final Fantasy XV es, en rasgos generales, un buen juego. Con fallos técnicos, mecánicos, argumentales, pero un buen juego. Uno por el que merece la pena abrir debate para profundizar en él, en lo emocional, en el viaje de Tabata con sus amigos y en lo que es capaz de despertar y conseguir. Uno que, al menos, merece la pena. Y, desde luego, un paso adelante intentando dejar atrás todas las polémicas con los DLC y las secuelas infinitas que arrastra la saga desde el infame Final Fantasy XIII. Nos conformamos, en resumen.

Pero sí que levantamos la ceja. Y empezamos a sospechar. Aquella película y aquel anime no estaban para enriquecer el universo del juego, no respondían a una compleja red transmedia. No; estaban ahí porque el juego tiene severos agujeros argumentales. Kingsglaive (una película nefasta desde mi punto de vista, por cierto) intenta dar un sentido a los prolegómenos de la aventura y Brotherhood explica por qué este grupo de 4 amigos se lleva tan bien. Pero no complementa, existen porque el juego es incapaz de mostrarlo en sus primeros compases.

polémica de final fantasy xv

Universo expandido

Con todo esto, nos conformamos. Nos creemos el discurso. Pese a que lo que nos han vendido no es exactamente como esperábamos, lo cierto es que el resultado total funciona. Vemos realmente el amor de Tabata por aquel viaje a Venecia por carretera con sus amigos. Y quizá eso es lo que necesitábamos. La prueba más clara es su éxito: desde su lanzamiento el juego ha producido beneficios. Lo que ya es mucho, viniendo de tal desastroso desarrollo.

1 de enero de 2017. Tras terminar el año, Hajime Tabata, en esa línea ascendente de la montaña rusa, nos da las gracias por ayudarles a conseguir lo que han conseguido. Pero hay un mantra, un dogma que lleva repitiendo desde hace meses, que escama a más de uno: Final Fantasy XV seguirá actualizándose. Muchos pensamos que seguirán trabajando en corregir los fallos del juego y en hacerlo, definitivamente, una nueva aventura que aleje los males pasados.

24 de enero de 2017. El director habla de aquellas actualizaciones. Habrá tres DLC, uno por cada uno de los personajes secundarios. Y, además, jugaremos como ellos. Lo que es una característica que ha habido en todos los Final Fantasy hasta la fecha, aquí lo introducen como un DLC. Podría parecer una puñalada al fan, pero no, claro que no; también trabajarán, definitivamente, para corregir los errores del juego. Sigue habiendo cariño ahí. Tabata, bien hecho.

Puñalada vía DLC

28 de marzo de 2017. Sale el primer gran DLC de pago del juego, el Episodio Gladiolus. Controlamos a uno de los personajes, por fin. Aquella característica propia de un Final Fantasy que no estaba incluida desde el principio estaba ahora presente. ¡Y además es un complemento adicional a la historia! ¡En absoluto es un fragmento recortado del juego!

Para cubrir esos agujeros, por supuesto, están las actualizaciones gratuitas que encima permiten que Noctis se vista como un chocobo. Y también aquella película y aquel anime. No tenemos que preocuparnos, que el juego será mejor y más completo gracias a los DLC y las actualizaciones. ¡Cuánto amor hay en este juego, Tabata, bien hecho!

Y jugamos al Episodio Gladiolus. Sorpresa: rellena aquel agujero argumental enorme que había dejado el protagonista en el juego principal sin venir a cuento. Un agujero que, casualidades de la vida, también han dejado los otros personajes. Y, casualidades de la vida, los DLC de pago que faltan son los de esos personajes. Esas mismas actualizaciones que Square había prometido que no eran material recortado del juego.

26 de julio de 2017. Square recuerda que a Final Fantasy XV aún le queda un largo recorrido por delante. Recuerda, entre otras cosas, que llegará un multijugador y la capacidad de poder montar en el Regalia por todo el mundo. ¡Y llegarán gratis, porque Square nos hace un favor amando tanto a su obra y a su comunidad! No es que fueran características que podrían haber estado desde el principio; son, por supuesto, complementos del gran universo de Final Fantasy XV.

Espacio publicitario

22 de agosto de 2017. Se desvela que habrá una Pocket Edition de Final Fantasy XV. Lo que viene a ser una versión reducida del juego para móviles. Plataforma en la que ya hay un beat’em up retro, uno de estrategia y un arcade. Y, por fin, anuncia que el juego verá la luz en PC. Porque Square sigue teniendo cariño a su juego y a su comunidad de fans. Pese a que, algunos meses más tarde, saldrán el Episodio Prompto y el Episodio Ignis. Los mismos que faltan descaradamente en ciertos momentos de la historia principal.

24 de agosto de 2017. Ubisoft y Square anuncian una “colaboración” entre Final Fantasy XV y Assassin’s Creed: Origins. De hecho, desvelan que este acuerdo lleva desde los tráileres de la aventura de Noctis, que ya incluían easter eggs del juego de Egipto. Por supuesto, esto llega con otro evento en el que Noctis se disfraza y, además, convierte a la ciudad más importante del juego en un parque de atracciones para que haga un cameo de la saga de asesinos. Esta colaboración no es una publicidad ridícula y descarada, clara muestra de una tendencia hacia la prostitución de tu saga más emblemática; es otra forma de demostrarle a la comunidad de fans todo lo que realmente quieres a Final Fantasy XV.

polémica de final fantasy xv

29 de noviembre de 2017. Square anuncia la salida del Episodio Ardyn, el antagonista de Final Fantasy XV. Revela, además, que el juego recibirá otros tres DLC a lo largo de 2018. Porque siguen luchando para que esta sea la mejor aventura de la saga. La más completa, pulida y rica en detalles hasta ahora.

Otro nuevo comienzo

16 de enero de 2018. Square-Enix anuncia Final Fantasy XV: Royal Edition. Esta edición incluye todos los DLC que han salido hasta ahora y todas las actualizaciones grandes. Es la versión definitiva de Final Fantasy XV. Siempre que Square no nos dé la agradable sorpresa de que los próximos tres DLC, cómo no, vengan aparte.

22 de febrero de 2018. Anuncian la demo de Final Fantasy XV: Windows Edition. Además, llega con una maravillosa sorpresa: ¡habrá un traje de Gordon Freeman! ¡Sí, el de Half-Life! ¡Y también de Los Sims! Es una colaboración simpática, como la de Assassin’s Creed: Origins y la del propio NieR: Automata. En absoluto deja en ridículo a Noctis, y por supuesto que no parece más a un peluche de feria que un personaje medianamente serio.

polémica de final fantasy xv

6 de marzo de 2018. Square revela que la Royal Edition, que hacía las veces de versión completa, incluirá cambios severos a la historia y el final del juego. ¡Olvidaos de aquel juego que salió en 2016, que ya está completamente desfasado! Menos mal que Square sigue teniendo tantísimo cariño a esta obra, que nos regala más y más nuevo contenido.

Y una mierda

Lo que intentan vendernos como un “universo” lleno de riqueza y de complementos no es más que una medida desesperada para cubrir los tremendos agujeros que tiene Final Fantasy XV. Los DLC, con esa misma premisa, llegan tras mentiras de Square, que supone que somos imbéciles y que no tenemos memoria. Y todas las relaciones con otras sagas son una forma de hacer el ridículo, de demostrar que no tienes ningún respeto a tu propia obra (y a la de tus trabajadores, que son los que de verdad lamentarán todo esto) y una prostitución publicitaria asquerosa.

No tengo ni idea de a qué se debe esta parafernalia. No sé si es un cambio de modelo de negocio o si es que nunca pensaron en Final Fantasy XV como un juego completo. El caso es que es un puñetero insulto hacia la comunidad de fans. Es una burla de los que compraron el juego de salida con la esperanza de poder disfrutar de verdad de una nueva aventura. Da muchísima rabia y pena ver cómo Square-Enix, una de las compañías de videojuegos más importantes del mundo, utiliza el último gran lanzamiento de su saga más importante, una que ha hecho historia, como campo de pruebas, como vehículo publicitario y como vía para escupir en la cara de su comunidad de fans.

 

Es una vergüenza. Una de las que escuecen de verdad si realmente tienes cariño a lo que es Final Fantasy. Y me duele más aún que las altas esferas de una compañía millonaria hayan sido capaces de cambiar el debate que realmente nos interesa. Ya no pensamos en Final Fantasy XV como una expresión, como una aventura o como un viaje, aquel que tanto nos quiso vender Tabata. Ahora pensamos en Final Fantasy XV como un chiste.

¿Y ahora qué?

A pesar de realmente considero que en absoluto es un mal juego (otros directamente sí que lo hacen, lo que da que pensar), odio que no profundicemos en la obra de Noctis. No analizamos qué intenta, qué propone, qué hace bien, qué hace mal y cómo afecta a nivel emocional o racional o, incluso, qué ha podido aportar al medio. No; pensamos en cuál va a ser el próximo DLC con el que intentarán sangrarnos hasta el último guil.

Lo repito: me duele. Me duele porque creo que Final Fantasy XV es un juego que da para más. Con sus limitaciones, sus defectos y su oscurísimo desarrollo. Y, por supuesto,aún guardo muchísimo cariño, confianza y respeto en la saga. Es una de las obras más históricas y representativas del mundo del videojuego. Todos, en realidad, seguimos siendo fans. Seguimos sintiendo, aunque sea en el fondo, amor por la saga. Queremos volver a enamorarnos de ella. Pero mientras nosotros seguimos en busca de un amor correspondido, Square-Enix se ha empeñado en vaciar por completo el alma de su última entrega. Buscamos toda esta emoción en una obra que ya ha perdido todo su amor propio. Y sí, por supuesto que duele.

No Hay Más Artículos