Presentación de NBA 2K15 en Madrid

La Casa de América de Madrid fue el escenario elegido el pasado viernes para la presentación oficial de NBA 2K15, el simulador de baloncesto que con cada entrega se supera a sí mismo, aún a sabiendas de que prácticamente no tiene competencia. Eran muchos los atractivos del evento: poder echarle el guante al juego por primera vez y descubrir de primera mano todas sus novedades, conocer todos los entresijos del desarrollo a cargo de Rob Jones, su productor, y por supuesto, ver de cerca a dos grandes estrellas de la NBA que se encontraban disputando el Mundial de baloncesto del que finalmente se han proclamado campeones: James Harden y Anthony Davis.

CARRUSEL PRESENTACIÓN NBA 2K15

Los reputados periodistas Sixto Miguel Serrano, Antoni Daimiel y Jorge Quiroga prestarán sus voces un año más a la hora de narrar los partidos, y también fueron elegidos para ejercer de presentadores del evento. Tras darnos la bienvenida y recordar el disgustazo que nos ha dado la selección española tras caer en cuartos de final contra Francia (de lo que tampoco quisieron opinar demasiado), no tardaron demasiado en presentar a los que eran las estrellas de la presentación, Harden y Davis, jugadores de Houston Rockets y New Orleans Pelicans, respectivamente.

Para empezar, ambos fueron preguntados por cuestiones meramente deportivas, como quién preferían para la final de este domingo (finalmente fue Serbia), a lo que Harden respondió que “solo nos importa ganar, no el rival. Tanto Francia como Serbia son dos buenos equipos”, mientras que Davis añadió que “es fantástico jugar un torneo así, hay un nivel alto en muchas selecciones ya que hay muchos jugadores de otros países en la NBA, y aunque no estén, siguen siendo muy buenos”.

DSC_0634

Tras una breve entrevista con ambos, Rob Jones hizo acto de presencia para entregar sendos mandos a ambos jugadores y que se echaran una pachanga con sus respectivos equipos. Harden reconoció que “el jugador se parece mucho a mi, no solo fisicamente, también sus movimientos, su estilo…” Jones recordó que aunque haya equipos que los jugadores suelen elegir a la hora de enfrentarse online, en la NBA hay 30, con lo que preguntó a Davis qué debería hacer alguien que elija jugar con los Pelicans. Su respuesta fue clara y directa: “pásamela a mi, ya me encargo yo de encestar”.

Efectivamente, el partido se limitó a un cuarto, en el que Harden jugó más en equipo, buscando balones dentro a su compañero Dwight Howard, mientras que Davis se las jugaba practicamente todas consigo mismo. Tras 6 minutos igualados, en los que ninguno de ellos demostró ser un virtuoso a los mandos, el encuentro se resolvió con empate a 16 tras un triple a pocos segundos del final del jugador de los Pelicans, Eric Gordon.

Tras despedirse ambos y concentrarse en lo que tenían que estar, la final contra Serbia del pasado domingo, pasamos a las explicaciones de Rob Jones acerca de todas las novedades que veremos en la entrega de esta temporada, que comentamos más ampliamente en nuestras primeras impresiones. Después, hubo un turno de ruegos y preguntas, de las cuales, entre todas, la más interesante me pareció aquella que se refería a algún jugador en concreto que hubiera resultado difícil plasmar en el título, a causa de su juego. Jones dejó claro que “no hay ninguno especialmente complicado”, pero reconoció que si tuviera que elegir uno se quedaría con “Dirk Nowitzki. Su mecánica de tiro tan peculiar, su tiro hacia atrás con la pierna elevada… Tal vez sea de los pocos que nos puede haber dado algún quebradero de cabeza”. Por cierto, hubo un malpensado (el menda, en concreto), que creyó ver algún tipo de segunda intención en el mate de Lebron James sobre Shabazz Napier en el tráiler Yakkem (Napier dejó de seguir a Lebron en Twitter y lo bloqueó tras este anunciar su regreso a Cleveland), a lo que Jones contestó que “es casualidad. Nosotros en el estudio estamos permanentemente atentos a las noticias que van ocurriendo en la liga, y cuando nos enteramos de ese asunto, nos quedamos como ey, tíos, ¿os habéis enterado de esto?, y nos pareció algo muy curioso, pero no hay segundas intenciones tras esa escena. Quiero decir, Lebron no me llamó para darme la idea, ni nada de eso”, comentó entre risas maliciosas…

Una charla con Antoni Daimiel

Tuve el placer de conocer a Antoni Daimiel hace casi diez años, en unas circunstancias bien distintas a éstas, y ya entonces me pareció un tío cercano, amable, y al que de verdad le apasiona este deporte y hablar sobre él. Antoni lleva varios años ya comentando videojuegos (comenzó con EA en NBA Live, también junto a Sixto), por eso me llamó la atención que siga año tras año al pie del cañón en este asunto y no caiga en una sensación de repetición, pero está muy lejos de ello: “no es muy factible caer en la desmotivación, porque cada año la compañía te renueva la propuesta y si te gusta, como es mi caso, simplemente la aceptas, aunque es verdad que es un trabajo duro y podría ser fácil cansarse, porque hay sesiones largas, de cuatro horas o más. Pero siempre reconforta escuchar los comentarios de la gente, sobre todo ahora con la interacción que permiten las redes sociales, sobre cuánto les ha gustado tu trabajo. Además recuerdo cuando yo era niño, en la época del Spectrum, y ahora que no tengo mucho tiempo para jugar, me gusta pensar que los niños que juegan hoy pueden escucharme en una simulación de un partido”.

En NBA 2K15 se incluyen 11 equipos europeos más, que añadidos a los 14 de la entrega del año pasado suman un total ya de 25. Quise conocer la opinión de Antoni sobre si cree que esto es una forma de abrirse al mercado europeo, o si realmente piensa que realmente en Estados Unidos existe esa conciencia de que el baloncesto de otros lugares está cada vez más cerca, o por contra, siguen teniendo ese punto de arrogancia, de creerse claramente por encima del resto (como hemos visto en este Mundial, con razón): “bueno, ese punto siempre lo han tenido, pero creo que es una medida acertada de 2K, de abrir un mayor abanico de público en Europa y de darle ese toque exótico en Estados Unidos al incluir equipos de otros países, además de darle al usuario europeo la posibilidad de jugar con su equipo favorito, si se encuentra entre los 25 que están presentes. Yo creo que en general la intención es crear la experiencia más completa posible: hemos visto como puedes ser mánager de una franquicia, coger jugadores de otras épocas y vestirles con la camiseta que tu quieras…  Se trata de ampliar las posibilidades al máximo”.

10632878_10152700617801484_6891176954188278501_n

Quienes jugaran NBA 2K14 conocen perfectamente que Miami Heat era el equipo preferido por los jugadores a la hora de jugar online. Tras el fichaje de Lebron James por Cleveland, Antoni nos da alternativas: “no solo Cleveland tendrá mucho tirón, creo que también Chicago es un equipo muy atractivo a la hora de jugar. Pero hay que lanzar un aviso: el año pasado era más fácil elegir a Miami y ganar, que elegir a San Antonio y ganar, porque aunque sus jugadores tengan también valoraciones muy altas, sus características obligan a jugar en equipo y realmente aprender a jugar a NBA 2K. Ahí está el reto de cada uno”.

Para terminar, tenía curiosidad por saber qué opinaba de la ausencia de los Sacramento Kings de principios de la década de los 2000 entre la terna de equipos históricos disponibles en el juego. Su respuesta fue sorprendente: “recuerdo que fue todo un poco raro, porque aquel equipo comenzó tras la temporada del lockout, con la llegada de Jason Williams (al que el añorado Andrés Montes apodó Chocolate Blanco), y mucha gente que no era aficionada habitual al baloncesto me comentaba que había visto en el telediario a un jugador blanco haciendo cosas increíbles. Curiosamente, tengo la sensación de que aquel equipo fue más popular fuera de Estados Unidos que allí”. Y pregunta obligada, un favorito para la temporada 2014-15: “es complicado, porque creo que en el Este las cosas van a cambiar mucho: Indiana y Miami van hacia abajo, Cleveland y Chicago hacia arriba, y luego hay equipos que pueden dar guerra, como Washington. En el Oeste la cosa va a ser parecida al año pasado, tal vez Dallas suba su rendimiento, pero en general, creo que los mismos que la temporada pasada”.

Fotos: Irene Coltell