Nuestras previsiones del E3 2017 de Microsoft: ¿Scorpio y nada más?

El E3 2017 de Microsoft irá centrado en una dirección única: Xbox Scorpio. Ni más ni menos. Sin embargo, los de Redmond cometerían un grave error si no enmendaran una situación crucial: ¿a qué recórcholis jugaremos en sus consolas?

Xbox Scorpio o Project Scorpio es el nombre que sonará con más fuerza en la mayor feria de videojuegos del mundo. El E3 2017 de Microsoft tendrá como principal protagonista la que ellos mismo han llamado la consola más potente jamás creada. Habrá por lo tanto curvas peligrosas el próximo domingo 11 de junio a las 23:00.

Hace unas semanas ya pudimos conocer los datos técnicos de la nueva consola. En un resumen rápido: Xbox Scorpio es la hostia. 4K real, los ansiados fotogramas por segundo y muchos más etcéteras. ¡Qué bien, eh! ¿Pero dónde está lo más importante?

Vivimos la época de necedad más abultada que yo he conocido en muchos años. Una era en la que priman aspectos tan fríos como los cuadros por segundo, el 4K, los gráficos, masteraces y sandeces similares. Nos empecinamos insensatamente en valorar los datos más insignificantes en una ejercicio de ver quién la tiene más grande, cuyo resultado más obvio es el sangrado ocular de leer este tipo de payasadas.

No tengo nada en contra de las mejoras tecnológicas. No es eso. Pero se nos olvida que los apartados esenciales para valorar un videojuego son la diversión y la adicción. Si queremos volver a jugar a ese juego es que es bueno. Sea fotorrealista o parezca un adefesio con dieciocho patas.

¿A qué vamos a jugar con nuestras Xbox?

Microsoft se ha contagiado de ello y hace un tiempo que se viene hablando de la Xbox Scorpio, donde podremos jugar excitados como nunca lo hemos hecho en consola. ¡Fantástico! El problema es que por el momento no sabemos a qué vamos a jugar.

Es cierto que Xbox Scorpio será compatible con todos los juegos de Xbox One y los retrocompatibles de Xbox 360. De hecho también ambas consolas harán su camino paralelo cuando aparezca en el mercado la más potente. Pero ya es hora de que la artillería se muestre, puesto que sin balas en la recamara no se va a ganar ninguna guerra.

Los efectivos actuales con los que cuenta Xbox Scorpio son muy pocos. Con la triste cancelación de Scalebound (aunque quizá no haya dado su último aliento todavía), en el horizonte solo se puede ver oscuros nubarrones. La esperanza más ilusionante es Crackdown 3 y tampoco es un juego que a priori vaya a convencer a muchos.

E3 2017 de Microsoft

El E3 2017 de Microsoft: lo de siempre comienza a cansar

Otro de los que casi seguro no se va a perder el E3 2017 de Microsoft es Forza Motorsport 7. Su gran rival, GT Sport, avanza con paso firme, y Turn 10 necesita sacar su criatura a la vista de todo el mundo, para mostrar lo bien que se ve en Xbox Scorpio.

El Jefe Maestro o novedades en forma de DLC para Gears of War 4 también pueden volver a pasarse por la feria. Los fans seguro que lo agradecerán. Aunque nuevas entregas de sus IP más conocidas puede no ser la solución para levantar la moral de unos seguidores que ya miran con ojitos otras consolas.

Los de Redmond necesitan cantidad. Por supuesto, también calidad. Pero es el turno de seducir. Los usuarios necesitan enamorarse de nuevo de la marca para no pensar en infidelidades. Xbox no está dando el cien por cien en la relación con sus fans. Los bombones y las flores se quedaron muy atrás como acto de reconciliación. Se necesita originalidad y trabajar de nuevo el amor perdido. Para ello, no estaría de más una serie larga de IP sugerentes, frescas y novedosas. ¿Quién se apunta a ello?

kit de desarrollo de xbox scorpio

El resto de la conferencia del E3 2017 de Microsoft

No me puedo olvidar de aquellos juegos que se anunciaron hace siglos y que necesitan un nuevo recordatorio. En esa situación se encuentra Sea of Thieves. El nuevo trabajo de Rare parece destinado a este tipo de eventos. Levanta la patita, saluda y se vuelve a esconder. Veremos este año si la información nos llega a complacer.

Microsoft también deja un tiempo a recordar los servicios que acompañan a sus consolas. La retrocompatibilidad marcha viento en popa. La ocasión viene bien para el recién estrenado Xbox Game Pass, la tarifa plana de videojuegos. Aunque acaba de salir como quien dicen, nunca está de más adelantar novedades de una fantástica opción. Harían bien en dar a conocer los futuros juegos a incluirse en la plataforma.

En fin. Me da en la nariz que pocos más va a dar de sí el E3 2017 de Microsoft. Ojalá llegue esa pila de novedades que tanto esperan los seguidores. Hace más falta que un flash de cinco duros en los calurosos veranos de los 80. ¿Y vosotros? ¿Cómo veis el futuro el E3 2017 de Microsoft?