Primeras impresiones de La Tierra Media: Sombras de Guerra

¿Sois fans del universo de El Señor de los Anillos? Pues no os perdáis nuestras primeras impresiones de La Tierra Media: Sombras de Guerra, donde os hablamos de las novedades de esta secuela.

Con la llegada de Sombras de Mordor muchos fuimos los sorprendidos por partida doble. No solamente nos pilló desprevenidos este anuncio, sino que el juego resultó ser una agradable sorpresa para los fans de la acción. Ahora, dos años después, en Monolith buscan repetir jugada en forma de secuela, a la cual ya hemos podido jugar. Si queréis saber qué tal pinta la cosa, preparaos para adentraros en nuestras primeras impresiones de La Tierra Media: Sombras de Guerra.

El montaraz todoterreno

Al igual que en la primera entrega, Sombras de Guerra nos volverá a meter en la piel de Talion. Bueno, en la del montaraz y en la del espíritu de Celebrimbor. Si ya en el anterior juego se podía apreciar una creciente simbiosis entre ambos, esta vez la cosa se eleva a cotas aun mayores.

Desde el primer gameplay que nos mostraron en la gamescom 2017, se pudo apreciar que Sombras de Guerra nos traerá un personaje mucho más ágil. Esto no solamente se contempla en unas animaciones más cargadas de volteretas y piruetas, sino también en sus habilidades de combate. De esta forma, pudimos ver cómo algunas de las habilidades de Talion volvían a hacer acto de presencia de forma más poderosas. Mayores encadenamientos de asesinatos, disparos múltiples… Vamos, que se ve el progreso de nuestro personaje desde Sombras de Mordor.

A parte de esto, vemos un cambio en el sistema de combos. Éste ya no dependerá del número de golpes que hayamos logrado asentar. En su lugar, con cada ataque iremos rellenando un indicador, el cual una vez completo nos permitirá desencadenar alguno de los movimientos más poderosos de Talion.

La buena gente de Mordor

Otro de los campos en los que Sombras de Guerra saca pecho es en sus orcos. Sí, ya teníamos variedad de éstos en la anterior entrega, pero ésta ha sido aumentada para la ocasión. Ahora contaremos con necromantes, jinetes y demás clases que darán más variedad a estos seres. Obviamente esto no afectará únicamente a su aspecto, sino que tanto su estilo de combate e incluso sus ventajas se verán alternadas.

Primeras impresiones de La Tierra Media: Sombras de Guerra

Una de las novedades que pudimos probar son las habilidades. Esta vez el árbol de poderes de Talion estará bastante más limitado que en Sombras de Mordor. Ahora tendremos varias técnicas que poder mejorar de forma independiente, contando cada una con hasta tres opciones diferentes de mejora. Esto nos permitirá adaptar al personaje a nuestro gusto personal. Por otro lado, estas ramas también estarán presentes en nuestro comandantes orcos, lo que les permitirá tener diversos soldados en la batalla o apoyarnos en éstas de una manera u otra.

¡Ha del castillo!

Probablemente los asaltos a fortalezas sean una de las novedades más interesantes de Sombras de Guerra. Y no es para menos, ya que este modo nos acercará un poco a lo visto en las películas. No, no solamente me refiero al hecho de tirar abajo muros y matar a todo lo que veamos moverse. También se ve reflejado en la relación entre Talion y sus comandantes. Y es que ver cómo uno de tus hombres logra salvarte la vida hace que le cojas cariño extra.

Eso sí, aquí notamos un problema bastante gordo, y es que tanto levantar aliados caídos como poseer enemigos se realizan con el mismo botón, lo que nos llevó a varias veces realizar la opción no deseada cuando el campo de batalla estaba plagado de orcos. A parte, al igual que el primer juego, dependes mucho de los combos para no recibir palos por todas partes. Un ejemplo es nuestro gameplay, donde me dan hasta en el carnet de identidad.

Sombras de Guerra promete ser una versión más grande y mejorada de Sombras de Mordor. Si aun tras el texto os habéis quedado con ganas de saber más sobre el juego no dudéis en pasaros por nuestra entrevista a Matt Allen, director de arte del juego, quien nos contó algunas cosas sobre el título. Eso sí, no será hasta el 10 de octubre cuando podamos hincarle el diente al juego. ¿Logrará cosechar tantos éxitos como su predecesor?