Cinco cosas que queremos ver en Devil May Cry V

De cara a un más que probable anuncio, os mostramos cinco cosillas que queremos ver en Devil May Cry V. ¡Let’s Rock!

Los rumores sobre una nueva entrega de Devil May Cry han sido muchos. Desde hace tiempo se rumorea con una quinta parte, pero ahora han cobrado más fuerza después de la filtración. Es por eso que hacemos este top cinco cosas que queremos ver en Devil May Cry V.

Los estilos de Dante que vimos en DMC 3 y DMC 4

Devil May Cry no es solo un hack n´slash de lo más cañero, sino que siempre ha tenido mucho estilo. Esto es así, incluso incluyeron un medidor de combos llamado “Stylish” para cuando alcanzábamos un rango S. Además, quien no vea que Dante (El Dante de siempre, no el adolescente criminal en potencia de DMC) es un tipo con clase es que no tiene ojos en la cara. Y de clase es de lo que vamos a hablar en este puesto 5 de lo que queremos ver en Devil May Cry 5.

En Devil May Cry 3 se incorporaba una nueva y original mecánica jugable que nos permitía mejorar a Dante en 4 estilos de combate diferentes. Uno de ellos centrado en el manejo de la espada, otro en las piruetas y la agilidad, otro en las armas de fuego y, por último, uno centrado en los movimientos defensivos. Además, durante la aventura desbloquearíamos dos más.

Hay que decir que subir de nivel estos estilos costaba lo suyo, lo que suponía todo un reto. En Devil May Cry 4 volvieron a repetir esta mecánica y les salió de maravilla.

Precisamente esto es lo que queremos volver a ver en próximo Devil May Cry, distintos estilos de combate que nos permitan personalizar a Dante en cierta manera. Que enfrentarnos a un boss o a hordas de enemigos con cada uno de esos estilos requiera un enfoque diferente del combate. Y ¿por qué no? que haya momentos en los que se requiera un determinado estilo para vencer a algún jefazo.

Que quede claro, queremos estilo, queremos la clase y la chulería del Dante de siempre.

Enfrentarnos a viejos conocidos

De entre el destacado elenco de demonios y aberraciones a los que Dante se ha enfrentado a lo largo de sus peripecias, hay algunos que destacan, que tienen un carisma digno de reconocimiento. Este es el caso de Phantom, la gigantesca araña de magma. A este jefazo fanfarrón, casi tan chulesco como Dante, nos lo encontrábamos varias veces durante el primer Devil May Cry. Incluso repetíamos ración en la segunda entrega de la saga.

Entre su insistencia cansina por borrarnos del mapa, sus diálogos más chulos que un trapero, y el gustazo que daba pintarle la cara, se le acababa cogiendo cariño. Probablemente sea uno de los jefazorls más recordados por los fans de la saga, y su insistencia y tesón le merecen una aparición en la siguiente entrega. ¿Os imagináis que aparezca diciendo “Dante ¿ yo soi guapa?”

Y ya que hablamos de jefazos, también molaría vernos las caras con Agni y Rudra o con Nightmare una vez más.

Cinco cosas que queremos ver en Devil May Cry V

Berial dejó bastante que desear en Devil May Cry 4. ¿Lo volveremos a ver?

Sparda por algún lado

Está claro que el legendario caballero Sparda es uno de los personajes más chulos de Devil May Cry. Y no me refiero a chulería de creerse el terror de las nenas como hace Dante, sino chulo de que mola 3 huevos. Desde que nos contaban su historia en el vídeo introductorio del primer juego sabíamos que iba a ser uno de los personajes más épicos del juego.

“El legendario caballero oscuro, Sparda” que se enfrentó solo a las legiones de demonios. Si con una descripción así no te daban ganas de conocerlo, enfrentarte a él, o al menos de sacarle brillo a su armadura…

Lo cierto es que durante el juego nos enfrentábamos a una especie de imitador que vestía su misma armadura, un tal Nelo Angelo.
Bien, lo que nos molaría en GuiltyBit es que en DMC5 apareciera de alguna forma. Como npc que nos acompañe, como jefazo, como personaje clave de la trama, o ¿por qué no? de personaje extra desbloqueable.

Cinco cosas que queremos ver en Devil May Cry V

Sabemos que Sparda ayudó a la humanidad hace 2000 años y poco más. Utilizó su poder para sellar el mundo de los demonios, tuvo dos hijos y… ¿murió?

Más que un despacho

Que volviéramos a ver un inicio con Dante sentado en su despacho de Devil May Cry sería bestial. Una secuencia inicial que rebose de chulería y desparpajo, que le suelte una buena somanta a una horda de demonios con una mano, mientras que con la otra corta los calabacines para hacerse de cenar.

También quedaría genial hacer del despacho de Dante una especie de base en la que mejorar habilidades, comprar objetos o adquirir misiones. Todos sabemos que estas sobradas son parte de la esencia de Devil May Cry, y algún que otro guiño a las viejas entregas quedaría de lujo.

Ya de paso, como hablamos sobre el espíritu clásico de la saga, sobra decir que todos queremos que vuelva el Dante de siempre. El de pelo blanco y gabardina roja. Nada de millenials usurpadores.

Un cameo/crossover de los “buapos”

Dante es el caza demonios más cañero del universo, esto está claro, pero ¿hay alguien que pueda igualarle en estilo? Sí, sí que la hay y se llama Bayonetta. La famosa bruja de armas tomar se ha ganado un hueco entre los hack n´slash más destacados de la historia, y no es para menos. Muchos títulos de este estilo han bebido de la inspración de DMC y han intentado imitarlo, la mayoría sin mucho acierto. Pero el caso de Bayonetta es para echarle de comer aparte.

Combinando el espíritu más clásico de los hack n´slash y combinándolo con chorros de personalidad propia, Bayonetta ha conseguido forjarse un nombre distintivo. Me atrevería a decir que es el título que más se acerca a la obra de Capcom en cuanto a sensación jugable, sin llegar a parecer un plagio.

Cinco cosas que queremos ver en Devil May Cry V

Hideki Kamiya, creador de Devil May Cry y Bayonetta, quiere un crossover. Ahora falta que Capcom quiera.

Creo que no me equivoco al decir que a la gran mayoría de jugadores nos molaría ver una competición entre la bruja y el cazador de demonios. Una batalla de egos y frases ocurrentes en medio de una vorágine de balas, espadazos y demonios. Las posibilidades son muchas, que aparezca como NPC, como personaje jugable en alguna fase concreta, o como extra para un modo cooperativo. ¿A qué molaría liarnos a matar demonios con un colega al lado?