Rocket League celebra su primer cumpleaños.

Rocket League celebra esta semana su primer cumpleaños. Un año ha transcurrido desde que el extraño juego que mezclaba coches de radiocontrol y una suerte de fútbol aparecía tímido en PlayStation Plus, desde entonces la palabra más aproximada a lo que ha rodeado al juego de Psyonix es BOOM. Hace poco más de un mes yo mismo comentaba el tremendo éxito experimentado por el título.

Rocket League ha pasado de juego desconocido a uno de los principales e-sports en menos de un año. Su éxito es incuestionable y en Psyonix están encantadísimos y no es para menos. Echad un ojo a la locura de cifras que maneja el título:

Rocket League celebra su primer cumpleaños

Son unas cuantas cifras algo caóticas, lo sé, pero para mi resulta imposible pasar por alto la media de un millón cien mil jugadores que tiene Rocket League CADA DÍA. Cualquier desarrolladora se alegraría tremendamente de tener ese flujo de jugadores a diario. El hecho de haber disputado 545 millones de partidos hasta hoy confirma el fenómeno en el que se ha convertido el juego.

En Psyonix no han querido desperdiciar la ocasión para mostrar su agradecimiento a cada jugador: “Debido a  vuestra pasión y apoyo, nuestro pequeño juego de coches de batalla acrobáticos-supersónicos-potenciados con cohetes- ha sobrepasado nuestros sueños más salvajes y se ha convertido en algo enorme. Has hecho nuevos amigos, has cruzado fronteras y plataformas y nos has inspirado en formas que nunca conocerás (y en otras que sí conocerás pronto). Has hecho paradas increíbles, metido goles impresionantes y has cambiado la conversación dentro del mundo competitivo de los e-sports para siempre.”

“Hemos debatido durante un tiempo cual sería la mejor manera de mostraros nuestro agradecimiento, hasta que nos dimos cuenta de que la respuesta era seguir haciendo lo que vosotros deseáis que hagamos – que es seguir apoyando el juego con nuevas Arenas, nuevos elementos para el garaje, nuevos modos de juegos y nuevos DLC- para experimentar todavía más con Rocket Labs e incrementar nuestra presencia en el mundo del juego competitivo.”

Así queda la cosa tras este primer año. El peculiar juego ha experimentado un fenómeno de crecimiento y popularidad como pocos se han visto -y que muchos desearían- y parece que el ritmo no tiene intención de bajar.