La segunda temporada de Stranger Things ya tiene trama y primeras imágenes

Ha costado, porque sacar información al elenco de Stranger Things no es nada fácil, pero ya tenemos la trama oficial y las primeras imágenes de su segunda temporada.

Sabíamos poco de ella, durante la Super Bowl nos dejaron ver un avance y una fecha de estreno, Halloween de 2017. Pero ahora ya podemos conocer el argumento que rodeará a toda la segunda temporada e, incluso, podemos ver algunas imágenes para ir abriendo apetito.

La segunda temporada empezará casi un año después de los sucesos de la primera, en Halloween (acorde a la fecha en la que se estrena) en Hawkins, Indiana. Los chicos van disfrazados de cazafantasmas, muy acorde a la época y también a todo lo que han vivido. Will ha vuelto a reunirse con sus amigos y trata de tener una vida normal, lo que, como se vio al final de la segunda temporada, no va a ser fácil.

Su madre, Joyce, trata de hacer las cosas mejores para Will y su hermano mayor, Jonathan, y recuperar la vida que tenían antes de que todo sucediera. Por ello, ha empezado a salir con un antiguo compañero de clase, Bob. La propia actriz, Winona Ryder, explicó que su personaje había elegido a Bob porque trataba de darle a sus hijos una buena figura paterna.

Por su parte, el jefe de policía Hopper intenta esconder todos los sucesos de la temporada anterior, para proteger a Joyce y a los niños de la repercusión que supondría que el mundo se enterara de lo ocurrido. Lo que supone algo muy estresante e importante para el personaje, el actor que le da vida, David Harbour, también hablaba sobre él y decía que era algo que recaía sobre Hopper, el saber qué decir y qué no.

¿Y nuestros niños, qué?

Los hermanos Nancy y Mike también viven su vida intentando aparentar normalidad, pero en un constante luto por la pérdida de seres queridos, como fueron Barb e Eleven. Como dice el co-creador de la serie, Ross Duffer, veremos a los personajes lidiando con las pérdidas.

Mientras todo esto ocurre llegará un nuevo dúo de hermanos a Hawkins, Billy y Max.  Max se unirá al grupo de Mike y empezará a despertar un interés amoroso en Lucas y Dustin. Sin embargo, Billy no hará especialmente amigos. Matt Duffer ha explicado diciendo que querían añadir un recurso muy utilizado por Stephen King, incluir un villano que fuera humano, pues afirma que “el mal en el mundo real es a menudo tan malo o peor que el mal sobrenatural”.

Pero no podéis olvidaros de que esto es Stranger Things, y de que no solo tenemos que centrarnos en las vidas de los personajes principales, porque la grieta hacia el mundo del revés sigue abierta, de la misma forma que el laboratorio, ahora dirigido por el Dr. Owens, que en teoría es “de los buenos”.

Como siempre, los Duffer mantienen mucho secretismo. Ya nos han dejado ver la trama de la segunda temporada, pero no dicen nada acerca de los monstruos o criaturas que podamos encontrarnos en ella. Según Matt Duffer, la serie irá explorando diferentes tipos de horror. Y esto, queridos amigos, no ayuda mucho. Además, Dustin se encontrará con una criatura parecida a una mascota que, obviamente, no será de esta dimensión, lo que nos suscita mucha más intriga acerca de si hay criaturas del mundo del revés que puedan ser buenas.

Pero nos falta el personaje clave en todo esto.

Y es que no nos olvidamos de Once, porque la podéis ver en las fotos promocionales junto al resto del elenco, pero en el argumento no se habla de ella y los actores tampoco han querido desvelar nada. Así que nos quedaremos con la intriga de momento.

Su papel en la primera temporada fue clave (claro, que siendo un personaje principal era lógico), y no solo por todo lo que hizo, sino por las relaciones que forjó con los niños, sobre todo con Mike, y las relaciones que surgieron entre otros personajes gracias a sus actos.

Todos echaremos de menos a Once si resulta que, después de todo, no aparecerá en la segunda temporada, aunque no creo que nadie piense realmente que el personaje representado por Millie Bobby Brown vaya a desaparecer de esta innovadora serie.

Fuente: Entertainment Weekly