Zelda Netflix

No habrá serie de Zelda ni Star Fox en Netflix

Sale a la luz información de las series live-action canceladas de The Legend of Zelda y Star Fox para Netflix.

Quizás hayáis oído los rumores antes. Es posible que en una realidad alternativa la gente esté disfrutando ahora mismo de unas series muy especiales en internet. La plataforma Netflix trabajaba en serie de televisión de una versión con actores reales de The Legend of Zelda. Por desgracia nunca llegará a ver la luz. Seis años después de su cancelación los datos sobre esta y otra posible serie de Star Fox han salido a la luz en una entrevista.

La información que tenemos sobre cada una de ellas es escasa. Parece ser que CollegeHumor trabajaba en la adaptación de Star Fox, mientras que Netflix se iba a hacer cargo de las aventuras de Link. Sin embargo, a principios de 2015 todos los planes se fueron al traste. Nintendo cortó todos los lazos con ambas compañías después de que aparecieran filtraciones en internet sobre la posible serie de Zelda en Netflix. No mucha gente dimos crédito a la noticia, pero parece que era totalmente cierta.

El secretismo de Nintendo llevó a la tumba a ambos proyectos. Los detalles exactos son poco esclarecedores, pero todo señala a que el mismo Shigeru Miyamoto tiró del cable tras las filtraciones. Poco después de que se dieran todos los proyectos de adaptaciones en los que se trabajaba desaparecieron, indiferentemente de cuánto hubiesen avanzado en aquellos meses. No veríamos ninguna serie o película de la compañía hasta la llegada de Mario a los cines en 2021. El pobre Link se quedaría sin voz unos años más.

El trato de la compañía a las adaptaciones de sus propiedades es muy protector. Ya en los noventa salió una serie de animación de The Legend of Zelda y no destacó por su calidad o capacidad de adaptar a grandes personajes como Link y Zelda. Todo lo contrario: en la actualidad es una serie de la que Internet se mofa en gran medida. Quizás lo mismo esté sucediendo con esta adaptación de Netflix en el universo alternativo en el que no vivimos.