papelLGTBIvideojuegos

El papel LGTBI en el ámbito de los videojuegos

Cada vez es más habitual encontrarse personajes con distintas orientaciones sexuales, pero… ¿fue siempre así?. Si queréis indagar más en el tema acompañadnos en este repaso del papel LGTBI en el ámbito de los videojuegos

Queridos culpables, os traigo un tema algo especial para mi. El otro día escuche una conversación que me dejó algo descolocado: «¿Por qué ese personaje tiene que ser homosexual si no me representa?». Acto seguido dejaban caer que irían a jugar a Crash Bandicoot, porque… ¿A quién no le representa un bandicoot en calzones dando saltos y comiendo frutas woompa?. Con esta enorme ironía no pude contener las ganas de hablaros hoy del papel LGTBI en el ámbito de los videojuegos.

Para hablar de este tema en más profundidad, es un poco obligado hacer un pequeño recorrido a traves del tiempo. Esto nos ayudará a visualizar como poco a poco nos vamos abriendo camino a la querida normalización con la que muchos soñamos y llegar a ver que, a pesar del duro camino que aún nos queda por recorrer, vamos avanzando con muy buen pie. Si queréis conocer más sobre el tema, seguid leyendo nuestra pequeña reflexión.

Los primeros pasos en el camino hacia la normalidad

papelLGTBIvideojuegos

Podríamos llegar a decir que las primeras pinceladas e intentos de inclusión llegaron de la mano de Nintendo con la llegada de Birdo. Este curioso personaje apareció por primera vez en Super Mario Bros 2 y dejó mucha polémica a su paso. Principalmente debido a que este personaje aparecía en el manual japonés bajo la descripción de que se sentía mujer.

A pesar de esto, desde América y Europa directamente se le consideró como una mujer cisgénero, obviando totalmente aquella descripción del manual. A día de hoy sigue habiendo polémica con el personaje, aunque lo que si podemos decir es que al menos dio que hablar y quizás, aunque no de la manera adecuada, fue plantando las semillas de la normalidad.

Otro personaje transgénero que apareció justo un año después fue Poison de Final Fight (aunque posteriormente formaría parte del plantel de Street Fighter). Empezó siendo considerado un personaje «travesti», ya que en Final Fight consideraban que pegar a una mujer era «ofensivo» (mucho más ofensiva es su primera descripción y su «justificación», pero bueno…). Tiempo después al fin fue considerada mujer transgénero. Avanzamos poco a poco.

Sims mas preámbulos la cosa avanzaría con buen pie

papelLGTBIvideojuegos

La situación daría un paso más allá con la llegada de Los Sims en su primer juego para ordenadores. En esta propuesta nos encontramos en la labor de construir nuestra propia familia. Y, Para nuestra sorpresa, nuestro núcleo familiar podía estar compuesto a nuestro gusto, dejándonos la libertad de tener personajes homosexuales o no.

Aunque esto fuera un buen paso, hay que poner el punto negativo, ya que a pesar de que en ordenadores pudiésemos tener relaciones homosexuales, en algunos juegos de consola no. Esto lo veíamos en especial en la familia de consolas Nintendo. Posiblemente pensaran que el target de las consolas sería demasiado joven para eso pero… ¿Qué mejor manera de empezar a entender que es algo normal que desde pequeños?

Y esto hizo que me sintiera frustrado al encontrarme este problema. Para mi los Sims fueron quizás uno de los detonantes que me ayudaron a darme cuenta de mi orientación sexual. Esa pequeña discriminación no me gustó en absoluto, por lo que apenas jugué a ninguno de los juegos fuera de ordenador.

Sin lugar a dudas aunque fue un buen paso se quedaron a medias. Es cierto que actualmente da igual la plataforma donde juegues, ya que está todo mucho más normalizado, llegando incluso a incluir, al fin,  las opciones por si queremos que nuestro personaje sea transgénero, drag o lo que queramos ser en nuestra vida (olé por esto último Maxi).

Bioware y sus aportación a los juegos de rol

Otra de las compañías asociadas a Electronics Arts tambien quiso dar su aportación a nuestro colectivo con la llegada, sobre todo, de Dragon Age. En este RPG encarnábamos a un Guardia Gris que tenia como objetivo acabar con la Ruina. La novedad de esta entrega en el tema que nos ocupa sería la inclusión de dos personajes bisexuales con los cuales podríamos tener relaciones sentimentales independientemente del sexo de nuestro personaje.

Aunque no sería hasta Dragon Age 3 donde nos encontraríamos los primeros personaje homosexuales de la saga, Sera y Dorian Pavus. Aunque si que es cierto que hubo cierta polémica con este último, generada sobre todo por unas palabras mal escogidas de su guionista al describir al personaje como «totalmente gay». Pero bueno, no nos centremos en ese tema y avancemos con lo que realmente importa.

Y es que Bioware no paraba, pues otra saga que poco a poco fue adoptando estas posibilidades fue Mass Effect. Aunque cabe mencionar que, a pesar de todo, en la primera entrega no te dan ningún tipo de opción, pero poco a poco la saga fue dando más variedad a nuestros romances. De hecho, para poder tener una relación homosexual en el primer título tuve que usar un parche para usar el personaje femenino con la skin y voz del masculino, esto provocaba momentos en los que me sentía diva y reina cada vez que me llamaban «mi capitana». Fue una buena experiencia.

En los juegos japoneses no tuvimos la misma suerte

papelLGTBIvideojuegos

Aunque en Occidente se fue notando la mejoría en el asunto, no podemos decir lo mismo dentro de los juegos japoneses, en especial los JRPG. Cierto es que aunque nos podemos encontrar visual novels homosexuales, la verdad es que por desgracia ese género esta considerado allí «para chicas», lo cual no es para nada positivo.

Sobre todo en la saga Shin Megami Tensei y centrándonos en en su subsaga Persona, nos encontramos con ejemplos de lo más variopintos. Empezando, sí, por Kanji Tatsumi. Este personaje es un quiero y no puedo en la categoría LGTBI. Al principio es presentado como un personaje homosexual, aunque luego se enamora de una chica (dicho así para evitar spoilers, quienes hayáis jugado sabréis quien es) por el hecho de vestirse como un chico. Al final queda todo en un personaje con intentos de homosexualidad que no llega a arrancar.

Otro gran ejemplo de esta saga fue la polémica de dos personajes secundarios que aparecían en Persona 5. Estos, que se encontraban en el barrio rojo de Shinjuku (el cual esta reflejado como uno de los barrios mas turbios de Japón) nos dejaban un par de escenas cuanto menos catastróficas. Y es que esto no tendría mayor relevancia si  no fuera porque su aparición tuviese una opción de dialogo de «ah así que estas cosas pasan en Shinjuku» mostrándolo como algo negativo. Además, por supuesto, de lo visto en la propia escena, que intenta enmascarar en un tono de humor el mostrar a estos personajes como poco menos que depravados sin escrúpulos.

Personalmente me da mucha rabia porque, a pesar de que ridiculicen muchas veces al colectivo, no deja de ser una de mis sagas preferidas. Su argumento, banda sonora, personajes y sistema de juego hacen que perdone con creces estos detalles… pero, por favor Atlus, necesito opciones homosexuales en Persona y elegir el género del protagonista como en Persona 3 Portable.

Amaneramiento como forma de vida

papelLGTBIvideojuegos

Y es que el problema que solemos encontrar sobre todo en este tipo de juegos es que la mayoría de personajes homosexuales los representan como amanerados y chillones. Se me ocurren numerosos ejemplos de esto, como Makoto de Enchanted Arms, el cual estaba enamorado de otro personaje masculino pero, como no, sus ataques eran gritos y amaneramientos.

Servando de Dragon Quest XI (Sylvia en la versión japonesa) es otro claro ejemplo. Aunque he de decir que este personaje me gustó en particular, es cierto que no dejan de simbolizar la homosexualidad con movimientos muy femeninos.  Que, a ver, obviamente no es algo negativo, pero como todo en esta vida no todos somos iguales y estaría bien ver alguna personalidad distinta.

Una actualidad nipona que empieza a transmitir esperanza

papelLGTBIvideojuegos

Pero vemos un rayito de esperanza. Final Fantasy VII Remake nos deleitó con muchos personajes nuevos, entre ellos Andrea Rhodea, el dueño de la mansión de las abejitas. Este personaje rompe un poco con lo anterior comentado. Su personalidad es más varonil y no le otorgan un carácter de fragilidad. Este personaje en concreto me encantó, y sin duda me transmitió un mensaje mucho más conciliador que los vistos en otros jrpgs.

13 Sentinels: Aegis Rim también nos deja otro rayito de esperanza. Aunque no mencionaré nombres para evitar spoilers, nos encontraremos con un chico el cual decide vestirse de mujer por diversas razones y entrará en una relación amorosa algo conflictiva, en el que poco a poco se irán desarrollando sus tramas. Y aunque me gustan sus historias, si que queda un poco descafeinada y me dejó un sabor agridulce que no termina de concluir.

Otro ejemplo de personaje LGTBI nos lo encontraremos en Catherine, en especial en Full Body. Cierto es que el juego base ya contaba con un personaje transexual (aunque queda dicho de manera muy sutil), pero en Full Body tenemos a otro más. Sí, aun quedan muchísimos pasos, pero al menos hay intención, así que solo queda esperar.

Una actualidad en occidente con muchisimo futuro

papelLGTBIvideojuegos

Actualmente, es cierto que en juegos occidentales tenemos verdaderos ejemplos de normalización, y es cierto que si habéis llegado hasta aquí veréis una gran evolución en la manera de ver las cosas. Al fin tenemos la primera protagonista homosexual, Ellie de The Last of Us, la cual es un gran ejemplo. A pesar de las ligeras pinceladas que dieron con un personaje secundario en la primera parte, es cierto que Ellie consigue esa naturalidad que tanto se buscaba.

Ahora bien, la guinda del pastel sin duda se la están llevando y de calle los estudios pequeños. Como por ejemplo el estudio español Crema, creadores de Temtem, quienes han normalizado con creces todo el tema LGTBI de manera bastante natural. Y es que nos encontraremos con todo tipo de gente que muestra lo que todos sentimos: ser lo que queremos ser.

Hades de SupergiantGames también es otro gran acierto, pues su protagonista, Zagreus, se muestra como un personaje pansexual, ya que nos refleja la importancia del amor independientemente del genero fijándonos exclusivamente en la persona. Un paso agigantado sin lugar a dudas, que espero que las grandes compañías empiecen a valorar. Esta bien que representéis a un porcentaje de la sociedad. Pero no os olvidéis del resto

En conclusión, no se trata de que ahora todos los personajes tengan que ser del colectivo, ni muchísimo menos. Lo que se espera sobre todo es que todo sea natural, que se cuente una historia independientemente del género o sexualidad del personaje. Da igual que represente o no, siempre que disfrutemos de esa historia y de ese juego. Solo recordad, todos somos personas y da igual lo que os guste o la manera en la que os identifiquéis, lo que importa es que disfrutemos del hobby que nos guste y que nadie nuble vuestra felicidad. ¡Así que empresas, tomad nota!