Super Retro Boy reunirá a la Game Boy Origial, la color y la Advance

Amantes de lo retro, si flipásteis con la NES Classic Mini preparaos porque llega la Super Retro Boy y su compatibilidad con Game Boy, Game Boy Color y Game Boy Advance.

El CES 2017 no solamente nos está trayendo noticias acerca de la realidad virtual o de servicios de PC en la nube. También tiene tiempo para lo retro y esta vez llega con Super Retro Boy, una suerte de consola portátil que os va a enamorar.

Se trata de un nuevo proyecto que llega de la mano de Retro-Bit y que, siguiendo su estilo, pretende aunar en un mismo aparato la posibilidad de jugar con varias consolas. Esta vez todas de la misma familia. Estas serían Game Boy, Game Boy Color y Game Boy Advance.

Los juegos de las tres portátiles de Nintendo podrán reproducirse en esta consola que tiene una forma que muchos adoraréis: la de la Game Boy más clásica de todas.


Las especificaciones de la consola son bastante interesantes. En primer lugar, además del aspecto tan adorable y necesariamente coleccionable para cualquier viejuno amante de lo retro que se preste, es que llegará con una pantalla de alta definición TFT, y su batería de 2 500 mAH en teoría nos darán hasta 10 horas de autonomía.

Y lo mejor de todo. Además de traer un cartucho con 10 juegos de las consolas en sí, podremos usar los juegos que ya tengamos de esas máquinas. Algo que yo, personalmente, era lo que más en falta le echaba a la NES Classic Mini.

Como veis en las imágenes, el parecido con la Game Boy Original es bastante conseguido. Los botones de encendido, el tamaño, la pantalla, los acabados… Solamente se diferencia en que tiene cuatro botones de acción en vez de los dos que tenía la consola en su momento. Pero es normal, tiene que adaptarse a la Game Boy Advance.

Por el momento no hay ni precio ni fecha de salida, pero todo apunta a que llegará a finales de verano (al menos a américa) y a un precio que rondará los $80,00.