El reboot de Terminator tiene a Tim Miller en su órbita

Tim Miller podría encargarse del reboot de Terminator. Es el director encargado de dar vida al Mercenario Bocazas en la gran pantalla, culpables.

Cuando Arnold Schwarzenegger rezaba “Volveré” en Terminator no pensábamos que iba a ser después de tanto tiempo. James Cameron volverá a poseer ciertos derechos de la franquicia en el año 2019, y está pensando muy fuertemente el continuar con esta saga de películas. ¿Cómo? Pues haciendo una más, claramente. ¿Y quién podría estar al mando de dicho largometraje? Tim Miller, director de Deadpool, la película más pirateada de 2016.

Pero no sólo James Cameron estaría buscando un director para la nueva película de Terminator. David Ellison, quien financió Terminator: Genesis en 2015, está igualmente interesado en buscar directores “top” en ciencia ficción para realizar un buen trabajo en la próxima película.

James Cameron ha “vuelto” a querer a Terminator. Buceando un poco por Internet se puede saber que tras The Terminator (la original de 1984) y Terminator 2 Cameron “se lavó las manos”. El guion de la primera película fue vendido por un millón de dólares al productor Gale Ann Hurd, quien consiguió hacer de ella un éxito. Terminator 2 fue dirigida y escrita totalmente por Cameron, pero, como ya he dicho, tras este proyecto evitó todo lo relacionado con el robot.

De las tres películas siguientes y la serie The Sarah Connor Chronicles no hay rastro de Cameron. Este reapareció en Génesis diciendo que Alan Taylor (director de esta) había devuelto el espíritu a la saga. Quizá también la vuelta de Schwarzenegger influyese…

Es por ello que Tim Miller aparece en las quinielas para dirigir una nueva película de Terminator. Solo ha estado al mando de Deadpool en el rol de director (también ejerció como tal en una secuencia de Thor: El mundo oscuro), pero el resultado fue bastante satisfactorio (se ha colado en tops de recaudación anuales, como en España). Miller consiguió una película de superhéroes alejada de la realidad, con una temática gamberra y atrevida. Y muy sangrienta, todo sea dicho.