Watch Dogs - Avance Multiplataforma

No hace tanto que Watch Dogs era la gran esperanza de la nueva generación recién llegada. ¿Recordáis el E3 2012? Ubisoft fue la gran animadora de la feria angelina y en concreto esta nueva IP fue la que se llevó los aplausos del personal. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, el enorme hype que había en su momento ha decaído hasta un punto en que este juego desarrollado por Ubisoft Montreal (uno de los estudios más prolíficos de la editora francesa) en colaboración con Ubisoft Reflections (responsables de Driver: San Francisco) parece interesar cada vez a menos gente.

Dos hechos han sido la causa: su retraso, ya que estaba previsto inicialmente para formar parte del catálogo de lanzamiento de las nuevas consolas, PlayStation 4 y Xbox One, y el evidente bajón gráfico que ha sufrido desde los primeros anuncios. Tal vez deberíamos apartar un poco esto, esperar un par de meses a que nos llegue este esperado título, y juzgar con la cabeza más fría.

ARTÍCULO avance watch dogs

Watch Dogs nos situará en un futuro próximo, en la ciudad de Chicago, controlada por un sistema operativo central, el ctOS, que estará a nuestra entera disposición gracias a las habilidades de hackeo de Aiden Pearce. Sobre este aspecto ha recaído gran parte de la campaña de marketing del juego, con hashtags como #todoestáconectado o #hackearesnuestraarma, y es que ese será uno de los puntos fuertes de Watch Dogs: la libertad para usar el entorno en nuestro beneficio. En ningún momento Ubisoft ha hecho hincapié en el tamaño de la ciudad, sino más bien en lo vivo del entorno, con ciclos día-noche, cambios climáticos en tiempo real, mayor o menor número de peatones (se asegura que podremos acceder a información de todos y cada uno de ellos) según la hora del día, tráfico, etc… Todo gracias al nuevo motor gráfico de Ubisoft creado específicamente para este juego: el Disrupt.

Aiden es un pirata informático con antecendentes sospechosos en su campo, los cuales en su momento le trajeron malas consecuencias para él y su familia, relacionadas con asuntos turbios. Su objetivo va más allá de la venganza, y es el de evitar que algo así vuelva a ocurrir. Promete hacer referencia a temas escabrosos y de actualidad, como pudimos ver en el tráiler del E3 2013: la trata de blancas y el tráfico de órganos son algunos de ellos. Aunque será capaz de empuñar un arma (habrá más de 30 distintas), incluso de combatir cuerpo a cuerpo (cuyo sistema tiene toda la pinta de beber mucho del visto en Assassin´s Creed), el principal recurso de nuestro protagonista será su smartphone.

Gracias al teléfono móvil, Aiden podrá disponer de información privada de los NPC (antecedentes, información bancaria para conseguir pasta extra…), manipular los semáforos o el trayecto del transporte público para facilitar una huída, localizar el objetivo de la siguiente misión, crear distracciones varias… Da la sensación de que esta será la verdadera clave de Watch Dogs, lo que marcará la diferencia con otros sandbox: las posibilidades de acción que nos dé un cacharro que cabe en la palma de la mano. De todas formas, parece que no será tan fácil como parece, y es que para poder hackear los sistemas de cada uno de los seis distritos de los que se compondrá la ciudad, antes será necesario acceder al hub de cada uno de ellos, los cuales estarán atentamente vigilados por un grupo de guardias. Aquí es donde entrará en juego la capacidad estratégica del jugador, echando mano del sigilo, la acción directa o explorar los recursos que nos proporcione el entorno.

Watch Dogs 1

Una vez identificado (cómo no, a través del móvil) y cumplido el objetivo, será el turno de salir por patas, y aquí es donde Watch Dogs necesita lucirse de nuevo a base de otorgar múltiples posibilidades al jugador. Como siempre, el móvil y la manipulación de nuestro entorno serán algunos de los recursos, pero habrá otras maneras más convencionales de escabullirse, aunque no por ello menos efectivas, y es que como herencia de otras franquicias de la marca como Splinter Cell (sobre todo la última entrega, Blacklist) y Assassin´s Creed, Aiden tendrá unas buenas habilidades atléticas que le permitan no solo correr sino saltar obstáculos como vallas, vehículos… o medidas más extremas como hacer parar un tren, subirse y huir sin dejar rastro o pequeñas muestras de parkour. Los vehículos también jugarán un papel importante, ya que recientemente Ubisoft ha desvelado que dispondremos de hasta 65 distintos, entre los que seguro se incluirán coches y motos. Está por ver el resto.

Uno de los tipos de misión más común será el de capturar a un hacker. Para ello, tendremos que piratear las múltiples cámaras de seguridad que se reparten a lo largo y ancho de la ciudad de Chicago, controlarlas e identificar al sujeto. Una vez hecho esto, comienza una persecución, y cuando logremos alcanzar al sujeto en cuestión, habrá dos posibilidades: dejar que la policía se ocupe de él o usar la fuerza nosotros mismos. Si bien Watch Dogs no utiliza un sistema de karma tan sofisticado como inFamous: Second Son, se agradece un poco de libertad en este sentido. Sea cual sea nuestra elección, nos tocará escapar de las fuerzas del orden, y ahí es cuando entrará en juego nuestra capacidad de inventiva. Desde Ubisoft aseguran que aunque sean múltiples las maneras de afrontar estas situaciones, no serán complicadas de implementar al control, y es que solo con mantener pulsado un botón, interactuaremos con el elemento del entorno que deseemos.

Watch Dogs

Watch Dogs también tendrá un curioso modo multijugador, y es que el tipo de misión explicado podrá ser protagonizado por dos jugadores, a partir de que uno “invada” la partidadel otro, un poco al estilo a lo que hemos visto en la saga Dark Souls. También se implementará el uso de smartphones y tablets, a través de una aplicación con la cual un jugador podrá echar una mano a otro con recursos como hackear (como no), indicar la posición de posibles amenazas… o por el contrario, de manera competitiva, ser el causante de todos los obstáculos a los que tenga que enfrentarse el jugador “principal”. Eso sí, no será necesario una conexión permanente para jugarlo, aunque obviamente sí para disfrutar de estos modos de juego.

Este juego entró fuerte en nuestas vidas hace casi dos años y por una cosa o por otra, se ha ido difuminando, en gran parte por culpa de la propia Ubisoft, con cosas como aquella desafortunada campaña de publicidad que rezaba “Dos meses para visitar Los Santos es suficiente”. Watch Dogs no necesita compararse con ningún otro juego, y mal haríamos nosotros mismos en hacerlo. Como buena nueva IP que es, esperemos los dos meses que restan para su lanzamiento para juzgar si ha valido la pena la espera, y si ese bajón ha sido justificado o no. Además, poca gente se quedará sin jugarlo, ya que estará disponible desde el 27 de mayo para PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 3, Xbox 360 y PC, mientras que la versión de Wii U aún no tiene fecha oficial de lanzamiento.