Alien Armageddon - Bit'em Up (LXI) | GuiltyBit

Crear un videojuego sobre la franquicia cinematográfica de Alien y que el destino del mismo sean los salones arcade ya nos da una idea sobre el juego que podemos llegar a encontrarnos, porque si los últimos que hemos recibido en consola han sido del género FPS, en este caso no podía ser otro tipo de juego que el conocido como shooter on rails, y eso es lo que es precisamente este Alien Armageddon.

A pesar de que este género pueda considerarse tremendamente tópico en este caso nos vamos a encontrar una serie de detalles que marcan unas pequeñas diferencias con otros títulos referentes, puede que no sean muy grandes o impactantes, pero como suele ocurrir en estos casos ayuda a otorgar al juego una personalidad propia.

Para ponernos en situación hemos de tener en cuenta que estos detalles sitúan a este juego muy cerca de lo que podríamos llamar una película interactiva ya que no estaremos solos durante el transcurso del juego. La trama nos pone en el papel de un marine (o de dos si jugamos a dobles, lógicamente) que junto a su destacamento tiene que enfrentarse contra todos los xenomorfos que se les pongan por delante. La interactividad que he mencionado antes está presente gracias al resto de marines, ya que no serán unos meros PNJ que deambularán por la pantalla sin orden ni concierto. Como si de una película se tratase interactuaremos con los miembros de nuestro equipo aun cuando estemos en mitad de un tiroteo, lo habitual será a base de diálogos con los que nos darán indicaciones (aunque al ser un shooter on rails será la propia máquina quien nos dirija), pero también nos ayudarán en algo tan importante como la entrega de armas especiales con las que ganar potencia de ataque. Por supuesto esto no quita para que podamos conseguir armas de la manera tradicional, ir cogiéndolas según aparezcan.

Otra de las grandes virtudes de este título es la que podríamos considerar inherente a todos los sub-productos de Alien, ya que nos encontraremos con una gran expansión en la “mitología” habitual de esta franquicia. No es que tengáis que olvidaros de las típicas versiones cinematográficas de los xenomorfos, porque lógicamente estarán presentes, pero es que vendrán acompañados de una grandísima variedad de especies dispuestas a acabar con nuestra vidas.

Además de los seres habituales que hemos visto en las películas de Alien como los xenomorfos normales o los “cariñosos” abrazacaras que salen de los huevos, nos encontraremos una gran variedad de especies como seres de titánicas dimensiones, pequeños seres voladores o distintas variaciones de la versión normal y cuyas diferencias les harán todavía más letales en el combate.

En el aspecto jugable cabe destacar que además de las habituales escenas de disparar a todo lo que se nos ponga por delante, también nos encontraremos en situaciones en las que los disparos indiscriminados se verán acompañados por momentos en los que el juego nos indicará un punto débil del enemigo, objetivo en el que deberemos centrar toda nuestra potencia de fuego.

Esto forma parte de la interactividad que he comentado al principio del juego, puesto que estas situaciones podríamos llegar a catalogarlas como una especie de QTE, las cuales además en alguna ocasión ralentizarán la acción como si se tratase de un bullet time. Aunque algunos de estos momentos en los que debemos disparar a un punto concreto son meramente circunstanciales, también los habrá que gracias a su filosofía QTE hacen imperativo su ejecución si no queremos acabar la partida antes de tiempo.

Por acabar me gustaría hablaros sobre los gráficos, los cuales en principio parecen bastante extraños para el tipo de juego que tenemos delante. Puede que no sean del mismo estilo que hemos visto en otros juegos como Jet Set Radio, pero el estilo cel shading que podemos presenciar en este caso es bastante curioso. A pesar de que este estilo gráfico se identifica mejor con ambientaciones más coloridas, desenfadadas, e incluso tal vez infantiles, los diseñadores han conseguido implementarlo perfectamente dentro de la atmósfera oscura, siniestra y claustrofóbica que podríamos esperar dentro de un producto del universo Alien.