Análisis de Day of Infamy para PC

Os traemos nuestro análisis de Day of Infamy, un shooter de los padres del título Insurgency ambientado en la Segunda Guerra Mundial

Los mods molan. A veces añaden mecánicas o contenido a un juego. Otras lo ponen patas arriba. Y otras como en el caso del estudio New World Interactive, consiguen que acabe siendo un juegazo desligado del título original. Estos chicos se sacaron de la manga Insurgency, un shooter multijugador que ganó reconocimiento por méritos propios. Lo mejor de todo es que estaba basado en el motor Source de Half Life y nació como un mod.

Tras él, ahora nos llega Day of Infamy. Lo que originalmente empezó como un mod para el propio Insurgency ha acabador convertido en un título completo e independiente. Y ya cuenta hasta con fecha de lanzamiento: el 23 de marzo.

Como veis, a la gente de New World Interactive le gusta coger pequeñas ideas y hacerlas crecer a saco. Pero pasemos a hablar de su último título bélico. El llamado Day of Infamy.

Para ponernos en situación, podríamos decir que se parece mucho a Battlefield 1. Si os gustó el juego de EA pero queréis algo más íntimo y sin tanta floritura visual, echadle un ojo al tráiler de Day if Infamy.

Como veis, estamos ante un shooter multijugador ambientado en la Segunda Guerra Mundial. ”Qué original”, pensaréis. Y vuestras reticencias son legítimas. Han sido muchos los años en los que todos los títulos de guerra transcurrían en esa franja histórica. Pero curiosamente, como ahora lo normal es que traten refriegas actuales o semi-futuristas, Day of Infamy es casi un respiro entre tanto viaje espacial y mochila propulsora.

Desenfunda, vaquero

¿Qué encontraremos en este título? Pues dolor si eres un jugador casual. El juego deja poco margen para el fallo y premia la precisión sobre todas las cosas.

Prueba de ello es su armamento. Podemos equiparnos con metralletas y escopetas, por supuesto, pero los rifles de cerrojo suelen predominar en los escenarios, y si fallas el primer disparo no te dará tiempo a realizar un segundo. Además, las metralletas tienen bastante retroceso y poca estabilidad y como es obvio las escopetas solo sirven en espacios cerrados. Esto da lugar a una experiencia realista que exige que olvides lo que hayas aprendido últimamente en los shooters.

Por cierto, no pienses ni por un segundo que vas a poder conducir algún vehículo, esto va de infantería pura y dura. Aunque al menos podremos elegir jugar (de momento) entre las tropas alemanas, francesas, inglesas, canadienses y americanas. Contaremos con 9 clases de soldado entre las que encontramos clásicos como el francotirador, el soldado de soporte que lleva una ametralladora gigante, el de demolición que puede usar TNT y llevar más granadas, etcétera. Pero también nos topamos con clases como el oficial, el que porta la radio, o un soldado con lanzallamas.

Análisis de Day of Infamy

No creáis que esta infantería porta munición, salud o puede tener algún tipo de habilidad para ayudar a sus compañeros. Obviando el tema del capitán y la radio del que hablaremos más adelante, la coordinación y el trabajo en equipo será lo único que podrá ayudar a tu bando. Eso sí, cada clase posee una habilidad que puede ser llevar más peso, más munición, tener más stamina, etc.

¡A las armas!

Otra base importante en la equipación de los soldados es su sistema de suministros y la modificación de armas. No nos flipemos, con modificación me refiero a cosas como llevar bayoneta en un rifle o una correa para cambiar más rápido de arma. El jugador dispondrá de determinado número de puntos que canjear por armas y equipamiento. Lo mejor para esto es hacer que tu equipo vaya ganando para disponer de más puntos de suministro.

Análisis de Day of Infamy

Antes de pasar al gameplay os tengo que contar que es lo del capitán y la radio. El capitán porta unos prismáticos con los que puede dar instrucciones al resto de jugadores. Pero no queda ahí la cosa. También puede solicitar un bombardeo e incluso que arrojen humo desde un avión para ocultar el avance de las tropas. Y para ordenar dichas maniobras debe usar la radio que porta el, bueno, el soldado de la radio. Me parece una idea genial que exista esa dependencia entre soldados, sin duda aporta mayor realismo a la partida.

Lo último que quiero tratar acerca de las mecánicas es el uso de la brújula. Con ella podemos marcar direcciones donde haya un enemigo por ejemplo, pero de una forma un tanto imprecisa y poco práctica. La idea sin duda es buena pero no le he encontrado la utilidad real aún.

¿Variado Lisa, o quemado?

Actualmente su early access dispone de 10 mapas y 10 modos de juego, aunque irán añadiendo nuevo contenido. Los escenarios son bastante variados y reconocibles, y como es evidente están basados en batallas reales. Amplios campos, el centro de una ciudad y una serie de puestos en un escarpado monte son solo unos pocos ejemplos de lo que encontraremos en este título.

Análisis de Day of Infamy

Hablando de sus 10 modos de juego, sinceramente se parecen mucho entre sí y no descubren nada nuevo. Capturar puntos del mapa, destruir objetivos y combate a muerte son los pilares básicos. A partir de ahí añaden o restan objetivos y refuerzos de cada equipo, o hacen que unos empiecen con puntos capturados y otros no, y ya tienes modos de juego para aburrir. Eso sí, aprovechan al máximo la asimetría y variedad de cada escenario. Quizás en un modo de juego estés en unos lugares, y en otro modo del mismo mapa ni te acerques.

Pero, ¿qué ritmo lleva una partida?, ¿van respawneando todos como quieren o qué? Aquí entra en juego su sistema de refuerzos.  Este otorga determinado número de oleadas a los equipos en las que aparecerán si mueren. Y si se acaban y caes en combate, simplemente te queda rezar para que los que quedan vivos de tu equipo logren un objetivo, ya que así se consiguen nuevos refuerzos. Este sistema es apropiado para un juego táctico, pues consigue un determinado ritmo que favorece la fluidez de las partidas.

¿Estos son gráficos de 2017?

El motor Source de Valve no destaca precisamente por sus acabados o por tener una gran potencia. Salta a la vista al ver cualquier imagen de este Day of Infamy. El estudio lo sabe y por eso está poniendo todo su empeño en que las mecánicas y la experiencia sean de tal calidad que el apartado visual te importe tres pepinos.

Análisis de Day of Infamy

No tiene problemas con la distancia de visión, aunque sus texturas tanto de soldados y objetos como del escenario, y determinados efectos son poco más que suficientes. Sobretodo teniendo en cuenta el nivel al que están llegando algunos juegos actualmente. Eso sí, me he comido más de una caída gorda de frames y espero que lo arreglen cuanto antes o podría suponer perder ventas en su inminente lanzamiento.

En el apartado sonoro no hay demasiado que destacar como es costumbre. La banda sonora está bastante bien, los efectos de sonido están bien logrados y consiguen sumergirte en la acción aunque echaría en falta algo más de precisión para mejorar la experiencia al usar auriculares.

Por último debo remarcar que el título está abierto a cualquier tipo de modificación, permitiendo crear servers amateurs. Y también que el equipo de New World Interactive sigue actualizando el juego arreglando bugs y mejorando un montón de cosas constantemente. Y parece que seguirán haciéndolo hasta el mismo día del lanzamiento y posteriormente, por lo que puede que cuando leáis esto algo de lo que haya dicho ya esté anticuado.

LA ESENCIA DE LA GUERRA
PUNTOS POSITIVOSMuy divertido para los amantes del shooter más puritanosGran diseño de escenariosExperiencia de juego envolvente y adictiva
PUNTOS NEGATIVOSApartado gráfico bastante limitadoPoca originalidad en los modos de juegoPoco accesible para un jugador casual
7.1LA ESENCIA DE LA GUERRA
JUGABILIDAD8
APARTADO VISUAL6.5
APARTADO SONORO8
MODOS DE JUEGO6
Puntuación de los lectores 4 Votos
7.4