¿Cuánto puede afectar el papel de la prensa en la sociedad? Descúbrelo con el análisis de Headliner: Novinews para Nintendo Switch.

Desde hace algún tiempo, me he dado cuenta de lo mucho que me gustan los juegos en los que nuestras decisiones marcan notablemente el transcurso de la historia. Así, he ido disfrutando juegos que te dan una pequeña vuelta de tuerca, a la par que te implican un poco más con su mundo. Lo hemos visto, por ejemplo, en Undertale o Do Not Feed the Monkeys. Y lo vamos a seguir viendo, tal y como os quiero mostrar con el análisis de Headliner: Novinews.

Novistan, una ciudad no exenta de problemas

¿Conocéis el juego Papers, Please? Pues el estilo de este es muy similar, si bien en algunos aspectos tus decisiones parecen tener más peso, a la par que vas viendo cómo evoluciona la ciudad en base a los artículos que hayas decidido publicar como editor jefe del periódico independiente Novinews. Y pese a ser independientes, prácticamente todo el país tendrá las miras puestas en nosotros.

Y es que ir contra el gobierno puede parecer una buena idea, pero quizás no lo sea tanto. Aunque el abrirse al mundo quizás tenga resultados nefastos para gente conocida y querida. ¿Sabéis lo mejor de todo? Que realmente no hay respuestas buenas o malas. Al igual que en la vida, el juego se mueve en una escala de grises con sus decisiones, dándonos a entender, como en la vida misma, que no hay verdades absolutas.

LEER MÁS:  LCG Entertainment compra Telltale Games

Esto puede llevarte a que actúes de buena fe, como me ocurrió a mí, pensando que haces lo mejor para todos. Acto seguido, ves como se desmorona todo. A mí al menos me dejó mal sabor de boca ver la repercusión de mis acciones, por lo que al terminar el juego quise empezar de nuevo para intentar que todo acabara mejor. Claro está que puedes jugar yendo a los extremos, con lo que, evidentemente, el resultado va a ser un tanto caótico. Pero caótico de verdad, puesto que prácticamente decides el destino de la ciudad con ello. Desde actos terroristas hasta asesinatos. Todo entra en este espectro.

Lo peor (o lo mejor) de ello es que muchas veces empatizarás con muchos de los personajes del juego. Ya sean los muñecos que están haciendo de fondo por la ciudad, cuyas conversaciones te dan una imagen general del panorama social, como los personajes con los que podremos entablar más relación. Estos últimos son de hecho un caso especial, pues pese a que tenemos pocas conversaciones con ellos, están bastante bien desarrollados y presentan problemas muy reales, haciendo que se sientan muy cercanos.

Temas como la segregación racial, la depresión o la sanidad pública son temas de candente actualidad que se plasman a las mil maravillas en este título. Sin embargo, pese a que algunos se abordan de manera bastante seria, otros se pasan de puntillas, cuando seguramente se habrían podido explotar mucho más. Esto quizás se deba, más que nada, a la duración del juego, puesto que cada partida puede durarte entre dos o tres horas.

LEER MÁS:  People Can Fly quiere desarrollar Bulletstorm 2

Una ciudad como otra cualquiera

Gráficamente hablando el juego es de lo más simple. Los entornos y personajes están modelados con un 3D poligonal bastante sencillo. Realmente, no pide mucho, dado que vas a estar más pendiente de lo que dicen que del entorno. Sin embargo, bien es cierto que muchas zonas de la ciudad no destacan demasiado, y la paleta de colores en ocasiones se ve demasiado opacada. Lo que más destaca de todo ello, sinceramente, es el perro. El perro es una monería y se nota que han puesto mimo al animarlo. Incluso con algún que otro error, como en mi caso, en el que aparecía durante mi tercera partida como un perro totalmente negro. ¿Quién no ha querido un perro de las sombras?

Pero ojo, no todo es modelado 3D. Los personajes con los que podemos entablar conversación cuentan con diseños en 2D al estilo cómic americano que le sienta estupendamente. El estilo de Evie o el diseño de Justin (cuyo aspecto recuerda enormemente al Rubius), con su paleta de colores tierra, sin estridencias, con un sombreado suave, es digno de admirar.

Donde más cojea, mal que me pese, es en el sonido. El juego no cuenta con muchos temas, pues como ya he comentado el título dura realmente poco. Sin embargo estos no logran destacar, aunque hay que admitir que los efectos de sonido en determinados momentos saben meterte en el ambiente, pese a que se repitan en demasía.

LEER MÁS:  Nos muestran el gameplay de Residence of Evil: Vigil

Conclusiones del análisis de Headliner: Novinews

Estamos ante un título al que se le nota que le han puesto mimo, cuya escasa duración no hace que su calidad disminuya, más bien al contrario. Tanto como juego como crítica a la libertad de prensa y a la sociedad que se deja llevar por lo que ve en los medios, tiene mucho que ofrecer.

Análisis de Headliner: Novinews

No obstante cabe remarcar que aquellos que esperen una aventura con mucho que hacer, que ponga a prueba nuestra memoria o atención, al estilo Papers, Please, se llevarán una pequeña decepción. Headliner: Novinews aboga por una mayor simpleza, donde lo único que realmente sale a relucir son las decisiones del jugador, como buena novela visual. Quizás si el estudio hubiese contado con más medios, todo hubiera quedado mucho más redondo. Pese a lo cual no se puede decir que el producto final no sea notable.

análisis de Decay of Logos
Nos gusta
El tema central del argumento del juego, como es el poder de la prensa
El diseño de los personajes
Los distintos finales, que ofrecen un espectro muy amplio
Puede mejorar
Algunos puntos podrían haberse expandido más
Se hace cortito
Si quieres disfrutarlo y no sabes inglés, olvídalo
7