El clásico de la estrategia vuelve con una nueva entrega con un inesperado giro. Os contamos todos sus secretos en nuestro análisis de Jagged Alliance: Rage! Para PlayStation 4.

El trabajo de redactor y analista de videojuegos suele ser bastante sencillo y reporta bastantes alegrías. Sin embargo, a veces nos toca ver como algunas de las sagas que tanto hemos querido cometen algún tropiezo que otro. Esto es lo que ha ocurrido con la última entrega, desarrollada por Cliffhanger Productions, que nos demuestra que a veces una buena idea puede acabar resultando en un experimento fallido. Os contamos el por qué en nuestro análisis de Jagged Alliance: Rage!

Veinte años tras los acontecmientos del primer Jagged Alliance, los conocidos mercenarios de anteriores entregas se ven envueltos en un conflicto con un capo de la droga que tiene una isla selvática bajo su control tras eliminar a los habitantes de la misma. Los mercenarios, drogados y atados para ser sometidos a un experimento tras su llegada, deben encontrar la forma de salir con vida eliminando a la vez a este malvado personaje. Eso sí, no será un camino fácil.

En esta ocasión, el acercamiento a la forma de juego cambia radicalmente de la estrategia táctica de anteriores entregas en las que teníamos un mayor control sobre el escenario a ser un juego centrado en la táctica en escenarios divididos por casillas. Con un enfoque más parecido a lo vivido en los últimos XCOM, podremos elegir a dos mercenarios de los seis que tenemos a nuestra disposición, cada uno de ellos con sus pros y sus contras, y con ellos pasaremos distintos escenarios en los que tendremos que poner en práctica nuestra agudeza mental y letalidad.

analisis de jagged alliance rage 2

Que la guerra es muy perra

Algo que, a priori debería ser sencillo y que no ha supuesto ningún problema en juegos como las versiones de consola de XCOM o Divinity: Original Sin, resulta demasiado complicado debido a la latencia que hay entre el cursor y los indicativos visuales. Una vez coloquemos el cursor en el espacio que queramos, un objeto o un enemigo, tendremos que esperar un par de segundos antes de que aparezca el indicativo del camino que va a recorrer. Además, las diferentes acciones que podemos hacer requieren innecesarias combinaciones de botones que resultan liosas.

Sin embargo, no todo puede ser malo. La sensación de estar en una constante desventaja nos pone en alerta desde un primer momento. Nuestros personajes están totalmente desprotegidos a no ser que vayamos armándolos poco a poco con la equipación que dejen los enemigos. No obstante, tenemos que ser cuidadosos ya que cualquier alarma por parte de ellos, supondrá en una derrota casi instantánea. Tendremos que ser especialmente sigilosos para poder sobrevivir en cada una de las fases y esa sensación consigue engancharnos a pesar de los problemas en su jugabilidad.

Cada vez que completemos un escenario veremos un mapa general de la isla en el que nos moveremos de un punto a otro. También podremos aprovecharlo para hacer descansar a nuestros mercenarios y que curen sus heridas. Curiosamente, si queremos curar a uno del todo, tendremos que entrar a descansar, curarles, volver a mapa, volver al menú de descansar y volver a curarles. Una vez más, un paso innecesario que acaba resultando más molesto.

Uno de los mejores puntos del juego es que la campaña puede ser disfrutada en su totalidad junto a un compañero. Teniendo en cuenta que el juego está diseñado con dos mercenarios, el modo online permitirá a dos jugadores completarla. Y ya sabéis culpables, (casi) cualquier juego es más divertido cuando puedes disfrutarlo con un amigo.

analisis de jagged alliance rage 3

Una isla selvática de no muy buena calidad

Visualmente, no es que Jagged Alliance: Rage! Cumple sin más con el conflicto que nos quiere mostrar. En ningún momento vamos a tener ninguna revolución gráfica que vaya a hacernos alucinar y, en más de una ocasión, tendremos que ver como el juego se ralentiza de una forma realmente absurda como, por ejemplo, que los disparos suenen antes que salga la bala del arma de los enemigos. Teniendo en cuenta que no tenemos ninguna maravilla técnica, es inadmisible que haya esta constante ralentización en todo momento.

La banda sonora cumple con su cometido sin más teniendo melodías con claros tonos bélicos que acompañan la acción y la ambientación de la jungla. El doblaje al castellano es bastante bueno, teniendo un buen montón de personalidad y tonos que se ajustan a cada uno de los personajes. Por otra parte, los efectos de sonido no son de mala calidad ni mucho menos, pero no tiene sentido que muestren ese innecesario retraso con los efectos visuales del juego.

CONCLUSIONES DEL ANÁLISIS DE JAGGED ALLIANCE: RAGE!

Jagged Alliance: Rage! Es una gran idea con una pésima ejecución debido a varias decisiones de diseño que entorpecen más que ayudar al jugador. Una constante sensación de peligro debido al sentirnos desprotegidos ante un enemigo más fuerte hace que casi nos olvidemos la terrible interfaz jugable y otros problemas que van cargando lo que podría haber sido un interesante spin-off de una tradicional saga.

Artículos relacionados

Análisis de Jagged Alliance: Rage! Para Playstation 4
POSITIVOSUn refrescante enfoque a la sagaEl sentimiento de inferioridad nos ayuda a mostrar más sigilo
NEGATIVOSLa interfaz jugable es un desastreConstantes ralentizaciones a pesar de ser un juego no muy exigente
5Nota Final
Gráficos6
Jugabilidad5
Sonido5
Diversión5
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of