Embarcaos con nosotros en esta odisea por tierras de leyenda españolas, en nuestro análisis de Maldita Castilla EX para Nintendo Switch.

Ya sabemos que el título no es precisamente nuevo. De hecho lleva ya la friolera de seis años recordándonos, que los juegos de antaño eran auténticos desafíos en comparación a los actuales. Siempre con honrosas excepciones como los archiconocidos Dark Souls. Aún así, siempre es de agradecer la posibilidad de tener el título en nuestra híbrida. Veamos qué tal se desenvuelve Don Ramiro, en nuestro análisis de Maldita Castilla EX para Nintendo Switch.

Para los que no lo sepan quizá les sorprenda saber que en un principio su creador Locomalito, puso su creación a disposición de todo el mundo de manera gratuita. Ya a posteriori y viendo la gran aceptación de su obra, se sacó de la manga una nueva versión expandida y mejorada. Esta vez sí, a cambio de parné. Ahora, de nuevo debemos hablar de él por la llegada del juego a nuestra querida Switch.

análisis de Maldita Castilla EX para Nintendo Switch

Ancha es Castilla

La historia es bastante simple, al igual que en los títulos de la época a la que homenajea. Aquí nos ponemos en la piel de Don Ramiro, un tipo que claramente inspirado en Sir Arthur, el protagonista del añorado Ghouls’n Ghost. Nuestra misión encomendada por el mismísimo Rey de Castilla, será acabar con la plaga de criaturas monstruosas que se ha adueñado de las tierras de Tolomera. Nuestra lealtad al monarca Alfonso VI no genera duda alguna. Por ello partimos a la aventura acompañados por otros dos caballeros, Quesada y Mendoza.

Tras este directo argumento, nos espera una odisea por tierras castellanas. Deberemos recorrer hasta ocho niveles, copados por nada menos que 48 tipos de enemigos y sus 19 jefazos finales. Todos ellos inspirados en nuestra mitología y folklore, a la par que de el clásico de Capcom. Por ello no será raro enfrentarnos a la Dama de Elche, tragaldabas o un Quijote Loco. Por el camino, tendremos variedad de escenarios y situaciones que nos exigirán en muchas ocasiones más del 100%.

Preparaos para morir

Ya hemos comentado que estamos ante un reto a la antigua usanza que nos va a crispar en más de una ocasión. Por suerte esto no vendrá derivado por decisiones de diseño discutibles, o por capricho de los desarrolladores. Aquí la dificultad viene dada por nosotros mismos y nuestro nivel de habilidad a los mandos. Es decir, los enemigos son difíciles sí, pero tienen sus patrones al igual que las plataformas. Por ello si somos capaces de aprender cuando saltar o cómo se mueven las bestias del juego, tendremos gran parte de terreno ganado. Aún así el mínimo fallo puede penalizarnos, por lo que tendremos que estar totalmente centrados en la partida.

La mecánica es la de un plataformas de scroll lateral, en la que habitualmente vamos de izquierda a derecha mientras sorteamos trampas y eliminamos diferentes tipos de demonios. Digo habitualmente porque a diferencia de otros títulos del género, en algunas ocasiones tendremos la posibilidad de elegir camino. A ver, no penséis que estamos hablando de un metroidvania, nada más lejos de la realidad. Pero en algunos escenarios hay ocultas unas lágrimas que si logramos reunir, nos ofrecerán finales diferentes para la aventura.

Plataformas y homenajes

Por el camino a parte de las típicas plataformas encontraremos algo más de variedad en los obstáculos y enemigos. Por ejemplo tenemos un nivel en el que vamos montados en un carro o en otro nos tocará esquivar barriles a lo Donkey Kong. Pero sobre todo, me ha gustado especialmente una zona con unas pompas que se partían a la mitad, muy al estilo Pang.

Menos mal que el control de Don Ramiro es soberbio. Cierto es que el salto es un poco rígido, pero esto está claramente hecho a propósito para simular a los antiguos arcades. Junto a este botón, nos encontraremos otro para atacar. Con estas dos opciones deberemos terminar el juego. Es verdad que durante el viaje encontraremos diferentes armas y mejoras temporales, que nos facilitarán un poco las cosas. Tendremos hachas, agua bendita, unas botas que nos permitirán hacer un salto doble, o un hada que nos ayudará atacando también.

Sonido añejo

Por supuesto el apartado sonoro también debía ser retro. Para la ocasión la banda sonora corre a cargo de Gryzor87. Las melodías suenan como las de antes, aquellos Midis pegadizos que tanto nos gustaban. Podremos además escucharlas cuando queramos, gracias estar incluida en el menú al igual que un completo bestiario.Además los sonidos durante la partida son del mismo palo. Incluso hay uno cuando aparecen algunos monstruos, que es exacto literalmente al que sonaba en Ghost’n Ghouls. Imaginamos que es a´si a modo de homenaje.

Gráficamente el juego tira de píxeles para recrear esta España medieval, aunque el sprite del personaje principal y algunas armas son calcos de la obra de Capcom. Podremos elegir además entre cuatro filtros distintos, el que más se adecue a nuestro gusto. Se nota mucho el amor a esa época de los videojuegos por parte del autor.

análisis de Maldita Castilla EX para Nintendo Switch

Si llegamos al final con todas las lágrimas desbloquearemos un par de niveles y jefes más

Conclusiones

Maldita Castilla EX está especialmente pensado para los fans de las recreativas de los 80-90, especialmente de la aventura de Sir Arthur. Gráficos y sonido para nostálgicos y dificultad ajustada pero exigente para que no sea un paseo. Una buena y asequible opción disponible en la eShop de Nintendo por 13.99 euros.

Allons-y!

análisis de Maldita Castilla EX
POSITIVONostalgia puraAdictivoExigente
NEGATIVOSe nos quedan ganas de másNo apto para gente con poca pacienciaQueremos una continuación ya
8.5Castilla'n Goblins
Gráficos8.5
Jugabilidad8.5
Diversión8.5
Sonido8.5
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of