Análisis de Minecraft Nintendo Switch Edition

Poco hay que decir en este Análisis de Minecraft Nintendo Switch Edition que no se haya dicho antes. No es que cambie el juego. Cambia la forma de jugarlo.

Hablar del juego de Mojang es hablar de un pelotazo. Salga donde salga y en la versión en la que lo haga. Pero hacer este análisis de Minecraft Nintendo Switch Edition es algo más que hablar del juego. Es hablar de cómo se juega y de las ventajas que tiene Nintendo Switch sobre otras consolas. Tanto de sobremesa como de portátil. Y sinceramente, creo que la nueva consola de Nintendo sale ganando por goleada.

No hay novedades importantes que comentar en cuanto al juego en sí. Nos vamos a encontrar con un Minecraft que tiene casi todos los añadidos de sus versiones hermanas de consola. Minijuegos, modos, skins, descargables… Casi todo lo que hay ya en PlayStation 4, Xbox One y Wii U está en Nintendo Switch. Y las pocas cosas que no están, como los parches más actuales, llegarán en breve.analisis de minecraft nintendo switch edition

Lo que sí que es diferente entre esta versión y las de otras consolas de sobremesa es el tamaño de los mapas que nos vamos a encontrar, por ejemplo. En el caso de la híbrida de Nintendo, el tamaño máximo es el “medio”, por lo que en ese sentido se queda por debajo de otras plataformas. Pero aún así, el escenario sigue siendo lo suficientemente grande como para que esto no termine de afectar a la jugabilidad, incluso con más gente.

Además, también tenemos los paquetes de textura que llegan junto al juego. Fantasía, ciudad y, por supuesto, el paquete de Mario que es exclusivo de las versiones de Nintendo. Pero no está aquí lo mejor de este juego. Ni mucho menos.

No cambia la jugabilidad, pero sí la forma de jugar

Lo mejor de Minecraft Nintendo Switch Edition no es el contenido que ofrece, que es al 95% igual que en el resto de versiones. Lo que verdaderamente hace destacar este juego por encima de otros son las posibilidades que nos ofrece la propia consola de Nintendo. Y más o menos se repite lo que dije en el análisis de Mario Kart 8 Deluxe.

Hasta la fecha solo teníamos dos versiones portátiles de Minecraft. La de móviles y la de PlayStation Vita. Ahora, con la llegada de esta tercera a la híbrida de los japoneses, la cosa cambia. Y además inclina la balanza enormemente hacia la última.

Los principales problemas en móviles son los controles y la pantalla. Y en PlayStation Vita es el tamaño del juego. Con Nintendo Switch esto no pasa. Tanto en forma sobremesa como en portátil nos vamos a encontrar con un juego fluido y fácil de acceder.

Además, es una verdadera gozada estar jugando en casa tranquilamente y poder llevarte el juego a donde te dé la real gana. Metro, tren, bus, casas de amigos, familiares o a un fin de semana en el campo. Parece mentira, culpables, pero no tener que dejar de jugar por el mero hecho de salir de casa es lo mejor que ha parido Nintendo en años.

Podrás seguir con tu partida donde te dé la gana. No perderás nada por ir a casa de colegas a jugar con tu Nintendo Switch. Podrás jugar en sus mundos o podrás jugar en el tuyo. Y además, también le podrás dar al modo local con más peña.

Es decir, borramos fronteras y quitamos obstáculos a la hora de jugar. SI a esto le unes el tamaño de la pantalla de Nintendo Switch y sus pocas pero útiles funciones táctiles, te aseguro que estás ante la mejor versión posible.

Análisis de Minecraft Nintendo Switch Edition: Conclusiones

En definitiva, culpables. Poco más podemos decir de esta nueva versión de Minecraft más que alabarla. No se trata de “una más”. Tampoco es la definitiva, pero sí que es lo suficientemente interesante como para que la tengas en cuenta.

Evidentemente, por mods y comunidad, la de PC es la más completa de todas. PlayStation 4 y Xbox One son, posiblemente las más extensas en el mundo de consolas. Pero no dejan de ser meras adaptaciones con jugabilidad similar. La de móviles y PlayStation Vita cumplen su función para un rato pero pecan en los controles y el tamaño.

Sin embargo, Nintendo Switch consigue, con menor extensión que las versiones de PlayStation 4 y Xbox One, diferenciarse muchísimo más que estas. No se trata de fuerza bruta, se trata de utilidad. Esta versión ofrece portabilidad, juego con amigos cara a cara y potencia suficiente como en una sobremesa. 

¿Qué más se le puede pedir a una versión de Minecraft? Pues que ojalá pudiésemos hacer lo mismo con la de PC. Entonces no cabrían más dudas al respecto.

P.D.: por si os lo preguntáis. No, no le hemos puesto nota porque es la enésima versión de Minecaft y no merece la pena analizar todos los apartados del juego tal y como se hizo en su momento. Quedaos con que, si os gusta, esta versión es muy molona por todo lo que hemos dicho.