El tardío port de la última entrega para 3DS llega a las Switch europeas con todos sus monstruos. Os contamos qué nos ha parecido en nuestro análisis de Monster Hunter Generations Ultimate.

Año y medio después de su lanzamiento en Japón, finalmente Capcom ha lanzado en nuestro territorio este port de Monster Hunter Generations que tanto revuelo levantó en la comunidad de cazadores en todo el mundo. Sin embargo, esta nueva versión tiene que competir con World, su competidor más directo. Os contamos qué ha pasado en esta contingencia entre miembros de la saga en nuestro análisis de Monster Hunter Generations Ultimate.

Monster Hunter Generations fue lanzado en Nintendo 3DS hace ya más de dos años en Europa como una celebración de la saga en la que podríamos visitar los distintos pueblos en los que hemos crecido como cazador durante las demás entregas, así como encontrarnos con la mayoría de monstruos que hemos cazado. Sin embargo, muchas críticas vinieron por, curiosamente, la escasez de contenido durante las largas primeras horas de juego hasta que llegábamos a rangos más altos donde se desbloqueaba la auténtica chicha del juego.

Una celebración agridulce

A pesar de las novedades incluidas en Generations, como los seis distintos estilos de juego que podremos elegir, e ir cambiando, que más se adapten a nuestra forma de jugar. Una de ellas será más defensiva, lo que complementará mejor a armas como el martillo o la lanza y otros más de apoyo, como el alquímico. Sin embargo, todo depende de como juguemos si de una forma más ofensiva o defensiva. Realmente, este es uno de los elementos que hace Monster Hunter tan adictivo e importante. A pesar que muchos acaben jugando con armas como la Espada Larga o la Gran Espada, la variedad del equipo hará que las misiones lleguen a buen puerto.

analisis de monster hunter generations ultimate 2

Aparte de la variedad, la habilidad y los reflejos de los cazadores será también muy importante. Por desgracia, la sensación ortopédica de los personajes y de los monstruos siguen presente y eso es algo que, después de haber jugado a World, hace realmente difícil volver al estilo clásico de la saga. Antes de que me lancéis a las fauces del Fatalis, dejad que me explique.

Generations Ultimate VS World: El combate del siglo

Es obvio que World fue muy criticado por los fans de la saga debido a la falta del Rango G que si está presente en Generations Ultimate. Para muchos fans de la saga, este rango de misiones realmente complicadas son las que separan a los jugadores casuales de los auténticos cazadores y la verdad es que ahí es donde está el auténtico desafío del juego. Sin embargo, todos los avances realizados en World en cuanto a las mecánicas y a la accesibilidad al mismo no están presentes y es algo que se nota muchísimo.

Jugando a Generations Ultimate continuamente he echado de menos la verticalidad de los escenarios y la facilidad y el dinamismo con el que podías recorrer los escenarios de una forma totalmente orgánica en World. Generations vuelve al estilo clásico de la saga sacrificando el resto de novedades que convirtieron a World en la entrega más accesible de todas.

analisis de monster hunter generations ultimate 3

Problemas visuales y delicias sonoras

Visualmente, Monster Hunter Generations Ultimate muestra unos gráficos y diseños más estilizados y menos borrosos que su contraparte original pero, por desgracia, el framerate sigue bloqueado a 30FPS debido a que la versión japonesa era compatible con Nintendo 3DS, teniendo que poner ambas entregas a 30 frames. Sin embargo, la versión europea no es compatible con 3DS y al ser una traducción del juego, no han aumentado los FPS ya que Switch debería ser capaz de mover el juego a 60FPS sin problemas a pesar de que hay alguna caída puntual de frames. Esto no quita que el juego siga siendo espectacular y los combates contra los monstruos sean pura adrenalina, pero somos más conscientes de lo vacíos que están los escenarios y lo planos que realmente son.

Por otra parte, la banda sonora sigue siendo tan espectacular como siempre y aumentará las épicas cazas que tendremos que realizar una y otra vez. Cada uno de ellos tiene un tema dedicado exclusivo que sonará en el momento en el que nos crucemos con él (o le demos el primer golpe en caso de que estén despistados). El sonido también forma parte importante de la caza teniendo que estar atentos de las pistas de audio que nos dan para saber cuando están calmados o cuando están enfadados, momento en el que aumentan su poder, su velocidad y su fiereza.

analisis de monster hunter generations ultimate 4

CONCLUSIONES DEL ANÁLISIS DE MONSTER HUNTER GENERATIONS ULTIMATE

No os equivoquéis. Monster Hunter Generations Ultimate sigue siendo una auténtica delicia para los auténticos fans de la saga… pero si esta va a ser vuestra primera entrega, es mejor que os alejéis. El control ortopédico y la falta de las mejoras en las mecánicas de juego de World, hace que volver al estilo tradicional se convierta en un auténtico reto. Eso sí, los fans de toda la vida estarán como en casa con todo el contenido y los monstruos que tendrán por delante. Sin embargo, esta no será una entrega a la que le echaré otras 300 horas.

Análisis de Monster Hunter Generations Ultimate para Nintendo Switch: ¿Más vale malo conocido?
POSITIVOSContenido para añosLa caza tradicional, tal como la conocíamos
NEGATIVOSLa caza tradicional, tal como la conocíamosBloqueado a 30FPS y sin posibilidad de jugar con usuarios de 3DSNinguna de las mejoras de las mecánicas de juego de World
7Nota Final
Gráficos6
Sonido7
Jugabilidad6.5
Duración8
Contenido9
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.0